Encías sanas, corazón contento

Alrededor de la mitad de la población mundial sufre de periodontitis (una enfermedad de las encías) y las patologías cardiovasculares suponen un tercio de las muertes anuales en todo el mundo. Según distintos estudios, las personas con problemas en las encías tienen una mayor predisposición a sufrir enfermedades cardiovasculares. Por ello se han lanzado campañas divulgativas para concienciar sobre la relación existente entre ambas dolencias.

08.10.2020 | 20:29
La periodontitis está relacionada con las patologías cardiovasculares.

Los pacientes con dolencias periodontales (de las encías) tienen un riesgo superior de sufrir enfermedades cardiovasculares, como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares. Así lo deja patente la campaña Perio&Cardio que acaban de poner en marcha la European Federation of Periodontology (EFP) y la World Heart Federation (WHF). De la iniciativa se desprende la importancia de evitar factores de riesgo como tabaquismo, sedentarismo, sobrepeso, presión arterial elevada o dietas altas en grasas saturadas y azúcares refinados. Asimismo, indica que los pacientes que sufren al mismo tiempo de periodontitis y enfermedades cardiovasculares pueden ver incrementado sustancialmente el riesgo de complicaciones sistémicas, de modo que es clave mantener una buena salud bucal y hacerse revisiones periódicas con los especialistas.

La evidencia científica es cada vez más consistente sobre la amistad peligrosa entre las periodontitis y el infarto, así como entre la enfermedad bucal y otros importantes problemas de salud. Ello ha motivado el interés por aproximar a dos ramas del saber médico aparentemente distintas, como son la Cardiología y la Odontología
La periodontitis es una enfermedad infecciosa crónica que afecta al periodonto, es decir, a los tejidos que rodean, soportan o sostienen y protegen los dientes, frente a diversas agresiones, principalmente bacterianas. Cuando los dientes pierden el soporte que los mantiene, pérdida causada por la destrucción progresiva e irreversible del hueso alveolar que los rodea, se produce la movilidad y posterior caída de los mismos. En adultos, la periodontitis es la causa principal de caída de los dientes.

La periodontitis es la patología de las encías más frecuente, con una prevalencia global del 45-50%, y su forma más severa afecta al 11,2% de la población mundial, lo que la convierte en la sexta afección humana más común.
Mientras, la enfermedad cardiovascular es responsable de 17,9 millones de muertes al año en todo el mundo (un tercio de todas), incluyendo 3,9 millones en Europa (45% de todas las muertes). Las principales causas de insuficiencia cardiaca son la cardiopatía isquémica, el accidente cerebrovascular y la hipertensión.
Según explica la World Heart Federation (WHF), la mayoría de las personas desconocen el mayor riesgo de enfermedad cardíaca asociada a una mala salud periodontal, así que el proyecto tiene como finalidad generar conciencia sobre este importante vínculo no solo entre el público en general, sino también entre los propios sanitarios: enfermeros, dentistas, cardiólogos y otros profesionales médicos que desempeñan un papel clave.
En este sentido, el doctor, Joan Gispert, director de I+D+i de Dentaid, dice que la boca no es un sistema aislado, y cualquier afección tiene repercusiones en el estado de salud general. Por este motivo es tan importante la campaña, "porque explica la importancia de la prevención y que si cuidamos activamente nuestras encías estamos, al mismo tiempo, ayudando a cuidar nuestra salud cardiovascular".

Sobre el impacto que tiene la prevención y el tratamiento de las enfermedades periodontales en el riesgo cardiovascular, Antonio Bujaldón, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), indica que es primordial, ya que "si cuidas la salud bucal de tus pacientes, estás mejorando también su salud general y contribuyendo a que vivan más tiempo y en mejores condiciones".

Como consejo general, este especialista hace especial hincapié en los beneficios que conllevaría adoptar en la consulta dental medidas tan sencillas como "tomar la tensión e identificar a sujetos con riesgo de diabetes o con diabetes diagnosticada, lo que puede resultar de vital importancia", asevera. 

Hábitos para una boca sana
1. Evalúe a menudo su salud periodental. Unas encías enfermas no solo perjudican a su salud oral, sino también a su salud general.
2. Realícese regularmente una limpieza profesional de dientes y encías, incluyendo una revisión cada seis meses.
3. Cepíllese los dientes un mínimo de dos veces al día durante al menos dos minutos; cada cuarto de la boca debe de cepillarse unos 30 segundos.
4. Es imprescindible realizar una limpieza adecuada interdental, con seda dental o cepillos interdentales. Puede ser recomendable también el uso de dentífricos o colutorios con acción antigingivitis.
5. Sepa que la periodontitis, si no se detiene, provoca la caída de los dientes.
6. Tener unas encías enfermas aumenta el riesgo de sufrir y/o agravar enfermedades sistémicas, como la diabetes, o de sufrir un parto prematuro.
7. La persona con diabetes requiere de mayor atención odontológica: la periodontitis dificulta el control de la glucosa.
v>