Cómo mejorar el aire de tu vivienda

Tras pasar muchos días metidos en nuestros hogares hemos podido comprobar que la calidad del aire que respiramos dentro de ellos afecta más que nunca a nuestro bienestar y a nuestra salud. Y hay maneras de prestarle atención y mejorarlo.

17.06.2020 | 20:26
La calidad del aire que respiramos afecta a nuestro bienestar.

El aire interior "puede contener hasta cinco veces más de agentes contaminantes que el exterior. Los sistemas de climatización mejoran la calidad de vida de las personas, proporcionando confort y contribuyendo a obtener entornos más saludables gracias a los sistemas de filtrado que actúan sobre las partículas contaminantes, así como polvo, alérgenos, malos olores, pelos de mascotas y otros agentes como bacterias y virus", dice Santiago González, Director Técnico de Daikin España. Y así se ha podido comprobar durante la crisis sanitaria. Hay sistemas para asegurar un mínimo de calidad del aire en casa. He aquí diez.

1- Presta atención a la ventilación. Es importante abrir puertas y ventanas durante unos minutos al día para airear todas las estancias de la casa. Eso sí, esta práctica higiénica básica está condicionada a que el aire exterior tenga unos mínimos de salubridad.

2- Equipos con un buen sistema de filtrado. Los filtros integrados en los equipos de climatización o purificación se encargan de reducir las partículas contaminantes suspendidas en el ambiente y, de esta forma, mejoran la calidad del aire que se respira en espacios interiores.

3- Mantén una temperatura adecuada en el interior de la vivienda. Este factor es clave para lograr el confort y el bienestar a lo largo de todo el año, pero ten en cuenta que la temperatura ideal varía en función de la estación. Desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) establecen que la temperatura recomendada en verano deberá ser de 26ºC o superior y durante el invierno de 21ºC o inferior.

4- Controla el nivel de humedad. Mantener el grado de humedad adecuado es esencial, ya que además de ser beneficioso para nuestra respiración, las soluciones con tecnología de humectación crearán un ambiente más confortable.

5- Limpieza y mantenimiento de los equipos. Un buen mantenimiento ayudará a optimizar el rendimiento y a alargar la vida útil de tus equipos de higiene y climatizacion.

6- Evita la utilización de químicos y tóxicos. Cuando vas a estar mucho en casa es recomendable no utilizar productos que puedan contener algún componente nocivo para la salud, y en el caso de usar limpiadores fuertes se recomienda airear después las estancias. Además, hay que procurar no hacer reformas ni pintar con productos que puedan ser perjudiciales.

7- No olvides que los agentes contaminantes están dentro. Aunque algunos de los contaminantes del aire interior proceden del exterior, lo cierto es que la mayor parte se liberan dentro de la propia vivienda y vienen de las personas y animales domésticos que la habitan, del mobiliario o de los materiales de construcción.

8- Vigila los humos al cocinar y evita fumar en el interior de la vivienda. A la hora de cocinar, recuerda comprobar que tu sistema de extracción de humos está a punto y ventilar el espacio para no acumular olores. De igual modo, se debe evitar el humo del tabaco en espacios interiores, no solo por los agentes químicos que desprende, sino porque estas partículas se quedan a vivir en el ambiente.

9- Extrema las medidas de higiene. Una vivienda limpia contribuye a la calidad del aire que se respira en ella, por lo que un confinamiento o semiconfinamiento puede ser la ocasión perfecta para adoptar nuevos hábitos o extremar algunas medidas que ayuden a que el hogar permanezca libre de suciedad y contaminación.

10- Apuesta por la tecnología. Existen soluciones de climatización adecuadas que incluyen una tecnología que hace que los equipos emitan electrones a alta velocidad y puedan descomponer distintas sustancias dañinas, todo para proporcionar un mayor grado de comodidad y un clima interior más beneficioso para la salud.