Rutas por Euskal herria

A orillas del Cadagua Alonsotegi y Güeñes

22.08.2021 | 00:40

Cerca de su desembocadura, el río Kadagua atraviesa un estrecho valle encajonado entre los macizos montañosos de Ganekogorta y Sasiburu. A su paso atraviesa algunos de los municipios menos conocidos de la comarca encartada. Rincones en otros tiempos maltratados por la acción del hombre han sido recuperados para goce de todos aquellos que se acercan al lugar con el afán de gozar de unas horas de asueto en contacto con la naturaleza

km. Nos encontramos en el barrio de Linaza a las afueras de Alonsotegi, frente a la ermita de Nuestra Señora de la Guía, construida construir por la empresa Rica S.A. en terrenos de su propiedad a comienzos del siglo XX. La familia Rica es originaria de Tordesillas, en Valladolid y su patrona es Nuestra Señora de la Guía.

En el mismo parquecillo que se extiende frente al templo, nace un bidegorri que cruza un túnel bajo la carretera. Posteriormente, afronta un largo y fuerte repecho en paralelo a un ramal secundario. Superado el alto, descendemos por la vertiente contraria y nos arrimamos a orillas del río, a la fértil vega del Kadagua.

1,8 km. Llegamos a una encrucijada al pie de un alto viaducto. El carretil de la derecha nos llevará?hacia el barrio de La Quadra, donde existe un área de recreo, Urkamendi, a orillas del río y acunada por?álamos, plataneros, fresnos y alisos.

Al pie del viaducto, el bidegorri deja de compartir espacio con los vehículos. Ahora es un ancho paseo de uso exclusivo para peatones y ciclistas que nos lleva por el bosque, con dominancia de robles. El valle se encajona entre las moles del macizo de Ganekogorta, por la izquierda y la sierra Sasiburu, por la derecha.

Enseguida asomamos a la parte alta de la población. Cruzamos el barrio de La Quadra sobre la iglesia de San Pedro, el ayuntamiento y las antiguas escuelas. Si nos desviamos un momento por la izquierda, podremos visitar la cercana casa torre que despunta espectacular sobre la vegetación.

1,4 km. En la otra orilla del río contemplamos una vieja y esbelta chimenea de ladrillo de una antigua fábrica. En las orillas domina el bosque de ribera con abundantes alisos y esbeltos álamos. Le siguen, un poco más alejados de las aguas, la fresneda y el robledal.

1,7 km. Encontramos una vieja presa a orillas del caudal. Sus oxidadas exclusas alimentan un canal que antaño llevaba la fuerza motriz del agua hacia alguna fábrica, ferrería, molino... Todos estos elementos patrimoniales forman parte de nuestra historia industrial, y al igual que defendemos la conservación del medio natural, estas también deben ser puestas en valor.

3,5 km. El bidegorri entra en Sodupe por una zona rural entre huertas y granjas ganaderas. En una de ellas, situadas a orillas de la vía, se pueden ver numerosas razas autóctonas de ganado (pottokas, cabras azpigorri, vacas montxinas y terreñas, ovejas latxa...) custodiadas por los inmutables perros de raza villano, una raza canina con origen en esta comarca encartada.

4,3 km. Ya dentro del casco urbano, encajado entre las altivas cumbres de Eretza y Gallarraga, el bidegorri se funde entre las calles. Llegamos a la antigua estación reconvertida en Gaztetxe. Cruzamos la amplia plaza, pasamos junto a la iglesia y nos acercamos a las vías del tren de Feve-Renfe. Sin cruza las, ni tan siquiera el río, giramos a la izquierda en la esquina de la farmacia y recuperamos el trazado del bidegorri. Pasamos junto a lo que parece una antigua central eléctrica. Al otro lado de la vía, se extienden los inmensos invernaderos de una empresa de cultivos hidropónicos.

6,5 km. Salimos del bosque a un precioso y luminoso entorno rural junto a un caserío abandonado con abrevadero y lavadero. En las campas y pastos que se extienden por los alrededores crecen recios y monumentales robles.

7,2 km. Pasamos junto a la depuradora de aguas, el EDAR de Gu?eñes.

8 km. La ruta discurre por una carretera rural que enlaza algunos caseríos. El caserío Rekalde eleva sus viejas y encaladas paredes a la vera del camino; es un magnífico ejemplo de arquitectura rural.

8,5 km. Entramos en el barrio de Santxosolo donde disfrutamos de bello entorno rural con caseríos, ermita, palacio y un albergue de Diputación. La vega de Santxosolo está salpicada por multitud de casas de labranza. La ermita de San Martín de Iturriaga o de La Atalaya es uno de los templos de mayor devoción del municipio. Se sitúa en un bello paraje desde el que se domina una magnífica perspectiva de la amplia vega del Kadagua. Dejamos, junto a la ermita, la calle que discurre entre los caseríos del barrio y giramos a la izquierda para seguir por el trazado del bidegorri. El valle se abre bajo las cumbres de Ubieta, Luxar y Eretza.

9,5 km. Dejamos a la izquierda las instalaciones de una pista de karting. Siguiendo la ruta pasamos junto a un par de caseríos y entramos en Gu?eñes, a la altura de la estación del ferrocarril.

10,2 km. Cruzando las vías con cuidado, callejeamos hasta el bellísimo palacio Villa Urrutia, llamativo y colorista de 1910, con notas modernistas, que responde a la denominada arquitectura de indianos. Su amplio y atractivo jardín de estilo inglés es conocido como La Llana de Arenaza. No podemos iniciar el regreso sin dejarnos cautivar por el armonioso pórtico de la iglesia de Santa María, sin realizar una visita al curioso museo de los bonsais y a las casas palaciegas desperdigadas por el municipio.

La torre de los Quadra

Este barrio debió? de ser una auténtica llave fortificada del valle del Kadagua en cuyo alrededor tuvieron lugar algunos de los más violentos combates librados por los linajes encartados durante las Guerras Banderizas. En la fachada de la casa torre encontramos un delicado vano en arco conopial, en cuya parte superior aparece tallada una flor de lis, flanqueada por sendos escudos de las familias Salcedo y Zamudio. La casa torre es el prototipo de las casas-torre vascas, de gran volumen vertical con muros escasamente rasgados. La torre esta defendida por un muro exterior que en origen rodeaba todo el perímetro del edificio. Debió de ?ser levantada originalmente en la segunda mitad del siglo XIV, coincidiendo con la intensificación de las Guerras Banderizas.

guía práctica

Cómo llegar: Desde Bilbao por la A-8 en dirección a Cantabria. Tomamos la primera desviación a la derecha y enlazamos con el corredor del Kadagua BI636, por el alto de Kastrexana. En las inmediaciones del kilómetro 10 tomamos la salida de Arbuio-Alonsotegi-Zaramillo-La Quadra y

aparcar en el cercano polígono industrial de Arbuio.

LONGITUD: 10,2 kilómetros. ?

USUARIOS: Peatones y ciclistas.

TIPO DE FIRME: Asfalto.

DESNIVEL: Una corta e intensa cuesta al comienzo del itinerario. El resto del trazado es bastante suave.

DIFICULTAD: Baja.



Rutas por Euskal herria


DEL LIBRO: Guía de Vías Verdes
TEXTO Y FOTOS: Alberto Muro
noticias de noticiasdealava