Volver a sentir la carretera

En un tiempo en el que los SUV y las fórmulas alternativas de propulsión se llevan el protagonismo sobre cuatro ruedas, BMW retorna la vista a lo esencial para que volvamos a sentir la carretera con su Serie 2 Gran Coupé.

17.12.2019 | 19:27
El futuro Serie 2 Gran Coupé traslada la belleza y deportividad de las grandes berlinas cupé de BMW al formato compacto, tanto fuera como dentro del habitáculo. Fotos: BMW

Se llama Serie 2 Gran Coupé. Es de BMW y, como sus hermanos mayores de gama, los cupés de cuatro puertas de las Serie 4, 6 y 8, "demuestra un fuerte enfoque en el diseño, con líneas emocionales, expresivas y deportivas, ventanillas sin marco y una apariencia muy llamativa. Y combina esos elementos con una gran practicidad en la vida diaria, además de un excelente espacio interior y un gran maletero (430 litros de capacidad)". Así lo presenta la firma alemana, que también hace hincapié en tres virtudes adicionales que son pilares esenciales de la marca: las elevadas prestaciones, un comportamiento dinámico de primera línea y una calidad de acabados y equipamientos de referencia.

Comparte con el Serie 1 de BMW su arquitectura de tracción delantera, encargada de trasladar al asfalto el potencial de sus tres logradas mecánicas: los gasolina 218i (tres cilindros de 1.499 cc, con 140 CV, 220 Nm, cambio manual de seis marchas o automático Steptronic de siete, 215 km/h de velocidad punta y un consumo medio de 5 a 5,7 litros a los 100 kilómetros; desde 30.900 euros) y M235 xDrive (este ya con tracción a las cuatro ruedas y diferencial mecánico Torsen con deslizamiento limitado, dirección y frenos M Sport, Launch Control para salidas fulgurantes desde parado, cuatro cilindros, 1.998 cc, 306 CV, 450 Nm, caja automática Steptronic Sport de ocho relaciones, 250 km/h y un gasto medio de 6,7 a 7,1 litros; desde 58.700 euros) y el diésel 220d (con cuatro cilindros, 1.995 cc, 190 CV, 400 Nm, caja automática Steptronic de ocho velocidades, 235 km/h y un consumo promediado de 4,2 a 4,5 litros; desde 41.300 euros).

La carrocería del Serie 2 Gran Coupé es sin duda su principal carta de presentación, combinando un aire de berlina deportiva de tamaño compacto con las formas más exclusivas e individualistas propias de un cupé. Con sus 4,526 metros de largura, 1,800 de anchura y 1,420 de altura, junto a una distancia entre ejes de 2,670 metros, cuenta con el tamaño y la capacidad interior suficiente para convertirse en un automóvil más que completo.

El equipamiento de serie es otro de los aspectos en los que la casa alemana hace hincapié, destacando sus faros de led, las llantas de 16 a 18 pulgadas de diámetro, el volante de cuero multifuncional, la banqueta trasera divisible en 40/20/40, el sistema de fijación para asiento infantil i-size para el acompañante, el paquete de compartimentos, las molduras interiores Quarzsilver mate, los sensores de lluvia y aparcamiento PDC delanteros y traseros, la climatización bizona, el control de crucero, el sistema Active Guard Plus, la llamada de emergencia inteligente, los servicios ConnectedDrive, el BMW Live Cockpit con Connected Package y la garantía de reparación extendida a tres años o 200.000 kilómetros Asimismo, cuenta con una edición limitada de lanzamiento (Black Shadow Edition) que sólo podrá adquirirse por internet y provista de detalles exclusivos como el acabado M Sport (218i y 220d), paquete Performance para el M235i XDrive que reduce peso e incorpora el escape M Performance, color exterior Saphirschwarz, llantas M Performance de 19 pulgadas y sintonizador DAB. Los precios de esta edición especial van de 37.675 a 63.127 euros, con descuentos preventa entre 1.500 y 2.000 euros.

Presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, el pasado mes de noviembre, llegará a los concesionarios europeos en marzo de 2020 en diversas terminaciones: acabado base (equivalente al Advantage), Sport, Luxury y M Sport. La red de concesionarios ya admite reservas.

BMW SERIE 2

GRAN COUPÉ