Golpe de autoridad

Si el segmento de los SUV compactos no estaba ya bastante caliente, llega ahora Ford y echa más leña al fuego con un Puma que da su zarpazo de autoridad sobre la mesa para demostrar quién es el verdadero jefe.

17.12.2019 | 19:28
El nuevo Ford Puma da cabida en sus contenidos 4,186 metros de longitud a todo el saber hacer de Ford en formato SUV compacto.

Ford pondrá a la venta a finales de año su nuevo Puma. En palabras de la propia marca, se trata de "un crossover compacto de inspiración SUV que fusiona un diseño exterior impresionante, el mejor espacio de carga de su segmento y una sofisticada tecnología motor mild hybrid", y con el que aspira a revolucionar el segmento y dar un golpe de autoridad. Visto así, podría parecer la típica afirmación pretenciosa de un gran fabricante de automóviles que busca llamar nuestra atención, pero tras leer detenidamente el detallado dosier de prensa del nuevo retoño y ser consciente de cómo se hacen las cosas en Ford cuando se ponen las pilas, les puedo asegurar que el nuevo Puma se va a convertir en toda una referencia en su segmento y puede que también un poco por encima de él.

Inicialmente llega con tres motores de gasolina -el diésel 1.5 de cuatro cilindros y 120 CV hará su aparición más adelante, al igual que la transmisión automática de siete relaciones- desarrollados sobre la base del tres cilindros de un litro de capacidad y con potencias de 125 y 155 CV, dotados de caja de cambios manual de seis marchas y en los acabados Titanium y ST-Line X, con tarifas de 21.925 euros (Titanium) y 24.875 euros (ST-Line X) para el motor de 125 CV, 22.275 y 25.225 euros para el propulsor de 125 CV híbrido y 23.175 y 26.125 euros para el de 155 CV híbrido. Asimismo, la terminación ST-Line se pondrá a la venta tres meses después.

Comenzando por el exterior, no cabe duda de que el nuevo Puma, como aseguran desde la marca del óvalo, "supone un nuevo capítulo en la identidad de diseño de Ford con carismáticos detalles de estilo que incluyen distintivos faros superiores y líneas atléticas y aerodinámicas", todo ello para configurar un automóvil que "es elegante, deportivo y seductor, inmediatamente reconocible y diferente a cualquier otro crossover compacto diseñado por Ford".

Especial mención merece la dotación de sistemas de seguridad, con mecanismos como el control de crucero adaptativo con función Stop & Go, reconocimiento de señales de tráfico, centrado de carril, información sobre peligros locales incluso antes de que sean visibles para el conductor, cámara de visión trasera de 180 grados, sistema de información de puntos ciegos con alerta de tráfico cruzado, Active Park Assist con estacionamiento perpendicular, luces largas automáticas que evitan deslumbramientos, función de detección de laterales defectuosos de carretera, asistente precolisión con detección de peatones, freno postcolisión, asistente de maniobra evasiva y alerta de dirección prohibida.

Los detalles de equipamiento también brillan a gran altura con su portón de apertura manos libres, el asiento con masaje lumbar, las fundas de los asientos extraíbles, lavables e intercambiables, el cargador inalámbrico de teléfonos móviles, la tecnología de módem a bordo FordPass Connect que convierte al Puma en un punto wifi con conectividad hasta para diez dispositivos, además de un panel de instrumentos digital de 12,3 pulgadas totalmente configurable. Ford asimismo ha querido desarrollar especialmente el lado funcional y práctico, para lo que ha dotado al Puma del mayor espacio de carga del segmento con un ingenioso maletero de hasta 456 litros de capacidad y unas posibilidades tremendamente flexibles y adaptables a las necesidades de los usuarios a la hora organizar los objetos almacenados merced a su sistema Ford MegaBox, cuyo forro sintético y el tapón de desagüe en la parte inferior facilitan la limpieza con agua, amén de una cubierta de maletero solidaria al portón.

Por último, el apartado mecánico destaca sobremanera con la nueva generación de motores de gasolina y su propulsión híbrida, que contribuye tanto a reducir el consumo y las emisiones como a aumentar el rendimiento y el placer de conducción, respaldada también por un bastidor y suspensiones a la altura de la merecida fama de Ford en este apartado. Los buenos registros en demandas de combustible (4,5 litros el de 125 CV, 4,2 litros el 125 CV híbrido y 4,4 para el de 155 CV híbrido) junto a unas prestaciones elevadas (velocidades máximas de 191, 200 y 200 km/h) refrendan la afirmación de Roelant de Ward, vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicios de Ford Europa, cuando indica que "creemos que a los usuarios les va a encantar la capacidad de potencia suave y urgente de nuestros motores híbridos EcoBoost tanto como que tengan que repostar combustible con menor frecuencia".

ford

puma