Cómo vestir de forma elegante en Navidad sin renunciar a la sostenibilidad

Es posible tener un armario eco, vistiendo de forma más respetuosa con el medio ambiente y sin morir en el intento

17.12.2021 | 17:58
Cómo vestir de forma elegante en Navidad sin renunciar a la sostenibilidad

Es bien sabido que es difícil practicar la sostenibilidad durante el año, pero en Navidad esta misión se vuelve realmente complicada. La ardua tarea comienza en noviembre con el 'Black Friday' y se extiende en el tiempo hasta las rebajas de enero. Para todas las celebraciones que se llevan a cabo durante estas fechas, como cenas de empresa, reuniones familiares y fiestas con amistades, buscamos looks con los que lucir de forma elegante y en muchas ocasiones, también brillante.

Para lograrlo sin dejar a un lado el consumo consciente y sostenible, existen diversas alternativas como las tres siguientes:

Tiendas de segunda mano

Cada vez son más populares en el mundo de la moda, y entre ellas encontramos plataformas como Vinted, una comunidad online con más de 45 millones de personas. En Micolet ofrecen "moda casi nueva con garantía" y Wallapop es una empresa española fundada en el año 2013 donde podemos encontrar desde ropa hasta coches de segunda mano.

En todas ellas y muchas más se puede comprar, vender e intercambiar moda femenina, masculina e infantil a precios reducidos, de forma intuitiva y con muchas facilidades en cuanto a envíos y transacciones.

Dentro de las tiendas de segunda mano encontramos una subcategoría, las tiendas de prendas vintage, moda de segunda mano que ha sido diseñada y fabricada hace veinte años o más. En Cultura Vintage podemos encontrar "Las mejores prendas vintage online y al peso" mientras que Wonder Vintage se define como "La mayor tienda online de ropa vintage". Si somos más de tocar y probar, en Madrid podemos encontrar decenas de estas tiendas donde perdernos entre sus prendas, como Vintalogy, ubicada en el corazón del Rastro y convertida en la más grande de Europa.

Tiendas de alquiler

Si por el contrario, en vez de comprar queremos alquilar, podemos recurrir a diferentes marcas especializadas en este fenómeno que ya veíamos normalizado en 'Sexo en Nueva York' con el renting de bolsos, y es que el alquiler de ropa presenta numerosos beneficios como no repetir look, cuidar del bolsillo, ahorrar espacio y acabar con la moda rápida o fast fashion.

Una de las tiendas más conocidas en este sector es La Más Mona, que presenta establecimientos en diferentes puntos del país como Bilbao, Madrid, Málaga y Zaragoza, además de disponer de plataforma online, donde podemos encontrar más de 3.000 prendas como vestidos y complementos de marcas referentes en el sector como Pronovias, Dolores Promesas y Cherubina. Los alquileres oscilan entre 50 y 80€ por prenda para 4 días, aunque el precio final depende del modelo, marca y tiempo que queramos la ropa.

En Pantala ofrecen un servicio de suscripción que permite alquilar moda de diseño español de forma mensual, pudiendo escoger entre dos opciones diferentes: plan sorpresa por 39€/mes o plan a la carta por 69€/mes. De forma similar funcionan en Ecodicta y Pislow.

Comercio local

En el caso de no poder evitar comprar un producto nuevo, siempre podemos recurrir a la producción de cercanía, promoviendo la moda sostenible de kilómetro 0. En Barcelona se ubican diferentes tiendas de proximidad que producen en el país, como: Ecoalf, Thinking Mu, SKFK o Infinitdenim, disponiendo todas ellas de página web también. Estas marcas presentan colecciones atemporales de ropa ecológica y circular, producida con tejidos sostenibles como el vaquero reciclado, en el caso de Infinitdenim.

El código de vestimenta de la Navidad merece una reflexión por su alto impacto medioambiental. La purpurina y las lentejuelas se convierten en las protagonistas de las fiestas, junto con los suéteres navideños, también conocidos como ugly sweaters o Christmas jumpers. Estas prendas típicas navideñas son fabricadas en su mayoría a partir de plásticos derivados del petróleo, como los acrílicos, por lo que no son biodegradables, resultan altamente contaminantes y difíciles de reciclar.

La moda de los suéteres navideños comenzó como una tendencia en Estados Unidos.

Si ya disponemos de alguna prenda de este tipo en nuestro armario, lo recomendable es limpiarla a mano con mucho cuidado, puesto que en cada lavado se liberan grandes cantidades de microfibras, contribuyendo a la contaminación plástica en los océanos, tal y como recogen los estudios de la organización Hubbub, dedicada al medio ambiente.

Las diversas alternativas que contrarrestan el impacto medioambiental ofrecen luz al final del túnel. A pesar de ello debemos seguir cambiando nuestros hábitos de consumo para que nuestro planeta sea un lugar seguro donde poder seguir viviendo.

noticias de noticiasdealava