Fenómeno Måneskin: el regreso del glam-rock a la italiana

Los puntos clave de los estilismos de este grupo son el delineado de ojos negro, la ropa 'genderless' y el látex

14.07.2021 | 17:37
De izq. a dcha: la banda italiana Maneskin, formada por Thomas Raggi (guitarra), Damiano David (voz), Victoria De Angelic (bajo) y Ethan Torchio (batería).

Apenas están en la veintena y ya acumulan varios récords y elogios por parte de la crítica. Se trata de Måneskin, la banda procedente de Italia que causa furor tras su triunfo en la última edición del Festival de Eurovisión con el tema 'Zitti e Buoni', es decir, callados y buenos. Nada más lejos de la realidad, ya que este grupo ha llegado para conquistar los primeros puestos en las listas de éxitos internacionales con himnos como 'I wanna be your slave' o su versión de 'Beggin'.

El cuarteto está formado por Damiano David (voz), Thomas Raggi (guitarra), Victoria De Angelis (bajo) y Ethan Torchio (batería). Más allá de su presencia en auge dentro del panorama musical, todos ellos se han alzado como nuevos iconos de estilo por su estética transgresora y libre de estereotipos de género.

Cuero, tachuelas y pieles expuestas

Sin duda, uno de los puntos más destacados de su actuación fue el 'look' escogido para subirse al escenario de Rotterdam. La firma de lujo responsable de hacer realidad esta fantasía fue Etro, fundada por Gerolamo "Gimmo" Etro (Italia, 1966). Los hermanos Veronica y Kean Etro se encargaron de diseñar cuatro trajes ceñidos en cuero de color burdeos, con pantalones de campana, tachuelas y adornos en forma de equis. Igualmente, los tres integrantes masculinos llevaban un traje que dejaba el torso al aire, mientras que la bajista lució un mono semi-recatado y con volantes.




Algunos de sus atuendos, bajo la lupa

A pesar de su edad, los Måneskin han tomado nota de los 'outfits' de las viejas glorias del rock y han sabido reciclarlos para el público actual. Su vestuario, respaldado por marcas como Gucci, Yves Saint Laurent o Dolce & Gabbana, funciona como un lienzo en el que plasmar su espíritu rebelde. No tienen ningún reparo en saltar del negro al brilli-brilli o a los colores para resucitar estilismos de la década de los setenta y los ochenta.




Respecto a sus prendas fetiche, la sastrería clásica, las piezas ceñidas de cuero o látex, el estampado animal y los accesorios que recuerdan al BDSM se mantienen en primera línea. En otras ocasiones, por el contrario, prefieren darle carpetazo a lo anterior y pasearse ligeros de ropa.

El equilibrio entre los elementos 'retro' y el toque trasnochado pero pulido al detalle les funciona con una precisión milimétrica. Especialmente al vocalista, cuya apariencia andrógina le ha catapultado a la categoría de los 'sex symbol' que encarnan la nueva masculinidad. Lo suyo son los botines con plataforma, las faldas de cuadros, las camisas con transparencias, los pendientes y los collares de perla blanca. Cuando se le pregunta por sus fuentes de inspiración, lo tiene claro: Harry Styles y Jennifer Aniston.




Otra de las claves de la imagen de estos artistas es el maquillaje. Tanto De Angelis como el resto de miembros han hecho del delineado de ojos ahumado su grito de guerra.



noticias de noticiasdealava