Cómo revivir tus fotos antiguas

La aplicación Deep Nostalgia de MyHeritage se ha popularizado entre los usuarios

04.03.2021 | 12:05
Deep Nostalgia es capaz de agregar animaciones faciales a las fotos.

Abrir un álbum de fotos y detenerse con atención en cada página. Leer las fechas y anotaciones que acompañan a cada instantánea. Volver a ver las caras de los seres queridos a los que añoramos en el presente o conocer por primera vez las de los que se quedaron a años de cruzarse en nuestro camino. Regresar, aunque sea brevemente, a tiempos pasados.

Como ha ocurrido con cualquier otro ámbito, las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de sumergirnos en nuestros recuerdos. Al margen del eterno debate entre la fotografía digital y la analógica, las personas necesitamos tener "algo" a lo que aferrarnos, a lo que echar la vista atrás, un pedazo de nuestra historia particular.

MyHeritage (un servicio online sobre árboles genealógicos) tiene clara su misión en este punto. Bajo su dominio, ha creado una herramienta denominada Deep Nostalgia, capaz de agregar animaciones faciales y movimiento a tus imágenes antiguas. Una forma increíble de de hacer que tus retratos estáticos cobren vida y puedan asentir, inclinar la cabeza, pestañear... y hasta sonreír.

Los gestos de los vídeos en las secuencias de animación toman como referencia gestos humanos reales, y los actores son, por lo general, empleados de MyHeritage. Por supuesto, el resultado final no es auténtico, sino una recreación tecnológica de cómo se habría movido la persona en su momento si la hubiesen capturado en vídeo.

¿Cómo funciona la tecnología de animación de fotos?

Según se explica en su portal web, MyHeritage adquirió la licencia para la animación por parte de D-ID, una empresa experta en reconstruir vídeos mediante el aprendizaje profundo.

Deep Nostalgia recurre a varios vídeo-modelos preparados por MyHeritage. Cada uno de ellos se basa en una secuencia fija de gestos y movimientos.

Para que la función Deep Nostalgia sea eficaz, es necesario un rostro de alta resolución sobre el que aplicar la animación. No obstante, los rostros en imágenes históricas suelen estar borrosos y ser de tamaño reducido. Por esta razón, se combina la animación con el Reparador de Fotos de MyHeritage.

Aun así, en la versión actual solo es posible animar por separado cada rostro, uno cada vez, incluso si se trata de una fotografía grupal.

Pasos a seguir

1. Instala la aplicación en tu smartphone o accede la web oficial.

2. Regístrate. Se te pedirá que aportes tu nombre, correo electrónico y contraseña, entre otros datos. Puedes utilizar tu e-mail, cuenta de Google o la de Facebook.

3. Sube tus fotos antiguas y clica en la opción "Ir". Si no las tienes almacenadas en tu teléfono móvil, basta con digitalizar o escanear las copias físicas y cargarlas a MyHeritage.

4. El servicio tarda unos instantes en aplicar la animación a la imagen. Una vez que esté disponible, la podrás compartir a través de WhatsApp, Instagram, Facebook y Twitter.

Advertencias de uso

El equipo de desarrolladores al frente de esta propuesta son los primeros en admitir que la función Deep Nostalgia provoca opiniones divididas y controversia entre el público. Hay quienes la consideran prácticamente magia y una forma óptima de conectar con antepasados a los que no llegaron a conocer, pero también hay quienes se sienten incómodos con sus resultados.

En cualquier caso, desde MyHeritage insisten en que no se use la tecnología para generar vídeos 'deepfake' de figuras públicas o de cualquier otra persona sin su consentimiento, puesto que constituye un delito. Así pues, los vídeo-modelos tampoco incorporan discurso para evitar que se creem vídeos falsos de personas vivas.

Una visita del siglo XIX

Como demostración, la plataforma ha lanzado este vídeo con Abrahm Lincoln como protagonista mientras descubre sus orígenes familiares. El proceso de elaboración de esta pieza se inició a partir de colorear una foto en blanco y negro del decimosexto presidente de los Estados Unidos. Acto seguido, se empleó la misma tecnología y se le añadieron algunas mejoras, entre ellas la expresión oral. Llamativo, cuanto menos.

.