¿Qué me pasa, doctor? Y la televisión responde en serie

26.08.2021 | 16:24
'Hospital central', historias clínicas mezcladas con tramas sentimentales

Los dramas médicos han inundado la televisión desde sus inicios como innegable fuente de entretenimiento. y Siempre han tenido buena acogida entre los espectadores.

El ser humano siente desde antiguo atracción por el mundo de la salud. Y teme a la enfermedad. La televisión, que siempre se inspirar en la vida real en primer lugar, ha captado ese reflejo desde que nació, y las primeras series basadas en dramas médicos se remontan a los años 60. A partir de ahí, a lo largo de la historia por la pequeña pantalla han pasado médicos de todos los estilos, desde los más amables a los más retorcidos y odiosos. En los primeros años eran ellos los protagonistas absolutos porque la carrera de Medicina era un territorio masculino, y poco a poco la balanza se ha ido equilibrando, aunque sin llegar a alcanzar cuotas de igualdad. En la mayoría de estas ficciones el hombre sigue liderando los papeles protagonistas y las mujeres suelen estar en puestos más secundarios. Hay series médicas que han roto todas las expectativas y que 58 años después de su estreno han superado los 14.000 episodios y siguen vivas. Es el caso de General Hospital. En casi todas ellas hay abundante anecdotario, algunas se basan en el humor, otras en el mal humor de sus protagonistas, muchas juegan con los sentimientos de los personajes y los romances tienen el mismo peso que los tratamientos que los médicos televisivos imponen a sus pacientes, y las hay también para reír, y mucho, en medio del juego contra la muerte.

He aquí quince títulos para hacer un largo recorrido por las series médicas a lo largo de más cincuenta años. Algunas son muy conocidas y sus personajes se convirtieron por momentos en miembros de la familia. Otras han pasado desapercibidas a pesar de la calidad de sus tramas y de las impecables interpretaciones. Pero es seguro que muchos se quedaron prendados con el doctor Doug Ross, que no era otro que el hoy archiconocido y atractivo George Clooney, y otros siempre recordarán, por su humor de perros, al doctor House, que en España tuvo su réplica en el Doctor Mateo. Sea como fuere, una temática de largo recorrido y con mucho futuro por delante.

-'Ben Casey' (1961), el más veterano de cuantos dramas médicos ha habido
Protagonistas: Vince Edwards, Sam Jaffe, Bettye Ackerman y Nick Dennis. Se emitió a través de la cadena ABC durante cinco años. A lo largo de 153 episodios se pudo ver cómo el doctor Ben Casey, interpretado por Vince Edwards, un joven neurocirujano que era médico residente en el Hospital General de la ciudad de Los Ángeles, se relacionaba con sus pacientes y con sus compañeros de hospital.

-'Mash' (1972), entre la tragedia y la comedia en una zona de guerra
Protagonistas: Alan Alda, Loretta Swit, Jamie Farr, Harry Morgan y William Christopher. Estuvo en emisión durante once temporadas, y muestra cómo tres doctores jóvenes se desenvuelven en plena zona de guerra en Corea, en una situación muy delicada y extrema. Tratan de sobrevivir y es un drama, aunque la comedia estaba más que presente. La serie está basada en una novela del médico Richard Hornberger.


-'Urgencias' (1994), quince años contando casos médicos basados en lo real
Protagonistas: Anthony Edwards y George Clooney, entre otros. Lanzó a George Clooney al estrellato, y es casi lo mejor. Catalogada como una producción que retrata de manera realista el quehacer médico y de enfermería, muestra cómo se desarrolla la vida en una sala de urgencias. Todos los casos mostrados ocurrieron realmente en algún punto de EE.UU. Sus 15 años de vida facilitaron que estuviese nominada a 124 premios Emmy.

-'Hospital central' (2000), historias clínicas mezcladas con tramas sentimentales
Protagonistas: Jordi Rebellón, Antonio Zabálburu, Mar Regueras, Begoña Maestre... Tuvo veinte temporadas y trescientos capítulos en los doce años que duró en emisión. Poco original en su planteamiento, era coral y fueron muchos los actores que pasaron por ella. El eje central giraba en torno al doctor Vilches, un tipo de humor ácido interpretado por Jordi Rebellón. Todo el catálogo de enfermedades posibles pasó por sus tramas médico-amorosas.

-'House' (2004), cuando el mal humor sirve para sanar a los pacientes
Protagonistas: Hugh Laurie, Lisa Edelstein y Omar Epps. Fueron 177 capítulos, ocho temporadas, para hacerse una idea de lo que es topar con un médico malhumorado y borde que de no ser ficción tendría media docena de denuncias al día. House no dejó indiferente a nadie: un genio de la medicina capaz de poner nerviosos a todos los que trataban con él y que desconcertaba a sus pacientes con diagnósticos raros, pero certeros.


-'Anatomía de Grey' (2005), 17 temporadas en las que ha pasado un poco de todo
Protagonistas iniciales: Ellen Pompeo, Sandra Oh, Katherine Heigl y Justin Chambers. La duración de esta serie, centrada en el devenir de un centro hospitalario, ha hecho que muchos de sus protagonistas principales la hayan ido abandonando. El espectador ha podido vivir las miserias y grandezas de médicos y demás personal sanitario. Eso sí, con tan larga vida ha dado tiempo a que pase de todo (y de todo es de todo) en tan exitosa producción.



-'New Amsterdam' (2018), médicos entregados a salvar la dignidad de un hospital
Protagonistas: Ryan Eggold, Freema Agyeman, Janet Montgomery y Jocko Sims. La serie está inspirada en el libro Doce pacientes: vida y muerte en el Hospital Bellevue, escrito por el doctor Eric Manheimer. Narra su propia historia con nombres ficticios y se refiere a un hospital público que ha caído en la desidia y donde el protagonista, interpretado por Ryan Eggold, trata junto a sus compañeros de revitalizarlo y mejorarlo para sus pacientes.


-'Nurse Jackie' (2009), la enfermera que siempre metía a sus pacientes en cintura
Protagonistas: Edie Falco, Eve Best, Peter Facinelli y Merritt Wever. En este caso la protagonista es una enfermera que trabaja en el hospital All Saints. Falco interpreta a una profesional que destila humor negro y que está dispuesta a dejar de lado sus problemas personales para salvar a todos sus pacientes, eso sí, poniéndoles las pilas. Es una serie médica en la que los protagonistas no son la sangre y los bisturíes, sino que las tramas responden a dramas particulares de unos pacientes que se ponen en manos de Jackie para sanar.

-'Scrubs' (2001): el humor puede también salvar vidas
Protagonistas: Zach Braff, Sarah Chalke, Donald Faison y Neil Flynn. Es una serie de humor en la que los protagonistas tienen más pinta de comediantes con bata de médicos que de galenos. Tuvo un desarrollo incierto al principio, pero convenció poco a poco a los espectadores y estuvo en emisión desde 2001 hasta 2010. Durante 187 capítulos, los actores mostraron que con ciertos toques de ironía y simpatía podían también salvarse vidas.

-'Doctor Mateo' (2009): el médico que se mareaba con ver una sola gota de sangre
Protagonistas: Gonzalo de Castro y Natalia Verbeke. Es una comedia sin nada de drama médico, pero va de médicos, claro que sí. El protagonista, el doctor Mateo, es un ser muy peculiar: gruñón sin llegar a ser House, y con la característica muy particular de que se desmaya ante una gota de sangre. A su regreso de Nueva York se instala en su pueblo, una aldea asturiana bucólica que da lugar a muchas tramas. Su primer enfrentamiento es con la maestra del lugar. Del inicial odio la relación se transforma en amor. Alrededor hay historias paralelas con un elenco de actores secundarios muy reconocidos. La grabación se realizó en Lastres, municipio de Asturias que ha tenido gran resonancia después y que forma parte de muchas rutas turísticas. Terminó justo hace diez años.

-'The resident' (2018): intereses cruzados entre los aspirantes a médico
Protagonistas: Matt Czuchry, Manis Dayal y Bruce Greenwood. El residente de tercer año doctor Conrad Hawking es brillante, sumido en su vocación, y será duro con el nuevo interno, Devon Pravesh, a quien guiará en un mundo de dualidades éticas, éxito y jerarquías. Hawking se enfrentará con su rival, Randolph Bell, quien goza de un estatus superior y que piensa más en sí mismo y su propia reputación que en la vida de sus pacientes.

-'Nip/Tuck' (2003): buscando la perfección estética y creando belleza
Protagonistas: Dylan Walsh, Julian McMahon, John Hensley y Roma Maffia. Sean McNamara y Christian Troy son amigos y colegas en muchas cirugías plásticas. Se mudan de Miami a Los Ángeles para buscar a golpe de bisturí la fama y el dinero rápido y de paso entrar en lo que se llama el sueño americano. Pero comienza a plantearse dilemas morales y éticos y ya no ven tan claro lo de la belleza a cualquier precio. Pronto se desmoronan sus ilusiones.



-'General Hospital' (1963). El récord: 14.000 episodios y 57 temporadas en emisión
Protagonistas iniciales: Genie Francis, Jane Elliot y Finola Hughes. Es una serie que ha batido todos los records posibles y que se ha mantenido a base de secuelas que llegan hasta hoy en día, pero siempre bajo el epígrafe original de General Hospital en inglés o Hospital General en castellano. Es obvio que el reparto original es historia y que con el paso del tiempo se ha renovado constantemente. Pura inspiración para las ficciones más nuevas.

-'Night Shift' (2014): cuando los recuerdos no abandonan y el pasado regresa
Protagonistas: Eoin Macken, Jill Flint, Freddy Rodríguez, Ken Leung y Brendan Fehr. Médicos con estrés post traumático que después de haber trabajado con el Ejército regresan a los turnos de noche en un hospital de San Antonio. El doctor TC Callahan (Eoin Macken) ha adquirido experiencia en el infierno de la guerra en Afganistán, pero después de ser expulsado por desafiar a la autoridad vuelve a Texas, donde tiene que lidiar con los recuerdos de las fuertes experiencias que vivió allí. Esta ha sido una serie con una carga psicológica muy importante y en la que se han visto reflejados muchos sanitarios que han tenido experiencias de todo tipo en áreas de conflicto. En total, ha tenido cuarenta y cinco episodios y cuatro temporadas. Comenzó su emisión en mayo de 2014 y terminó a finales de 2017. En España se ha podido ver a través de Fox. En Estados Unidos tuvo mucha mala crítica por su dureza.

noticias de noticiasdealava