Más que palabras

Nuevos negacionistas

18.09.2020 | 00:28

no teníamos bastante con los que farfullan que las vacunas provocan todo tipo de males o, en lo más reciente, con los que cacarean que la pandemia del covid-19 es un montaje de los poderes oscuros. A la legión de iluminados se le acaban de unir los negacionistas de la ocupación (me da igual si lo ponen con k) de viviendas. Lo tremendo es que si los anteriores son fácilmente identificables como patanes del nueve largo, los que se han lanzado en tromba a proclamar que la usurpación de domicilios es un invento de Securitas Direct forman parte de la crema y nata progresí. De hecho, el último que se ha puesto a la cabeza de la manifestación de denunciadores de la presunta falsedad es el mismísimo vicepresidente del gobierno español Pablo Iglesias Turrión.

Lo hace, claro, con la absoluta y ventajista certeza de que nadie se le va a colar en su choza de Galapagar. Y exactamente lo mismo les ocurre a los jueces de alta alcurnia que iniciaron el movimiento negacionista: viven muy lejos de los barrios humildes donde se producen los latrocinios. Porque como me harto de explicar a tanto guay, las víctimas de los expolios no son ricachos sino currelas que, en el mejor de los casos, llegan justos a fin de mes. Sigan negándoles la realidad que padecen cada día, y luego quéjense del ascenso del populismo ultra.