Gorka Urtaranalcalde de vitoria-gasteiz

"El BEI va a ser uno de los principales revulsivos para la revolución de la movilidad en Vitoria"

Nuevas formas de movilidad que conectan con las tradicionales, economía verde, lucha contra el cambio climático... Vitoria-Gasteiz tiene ante sí numerosos retos cuando cumple sus diez años 'Green'

09.01.2022 | 00:37
Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria-Gasteiz.

Vitoria-Gasteiz celebra su década Green con un balance, dice el alcalde, en el que se han dado pasos importantes, pero con importantes retos a futuro.

En 2022 se cumple una década desde que Vitoria protagonizase su año de reinado como 'Green Capital', ¿han dado estos diez años para mucho?

–Han servido para consolidar una trayectoria iniciada hace tres décadas, cuando apenas había ciudades que adoptaban el término sostenibilidad en sus acciones y políticas urbanas. Y han permitido seguir profundizando en las políticas medioambientales con nuevos retos donde la ciudadanía, colectivos y empresas locales van adquiriendo mayor protagonismo. Sin caer en la autocomplacencia, podemos decir que seguimos por el buen camino, y esto es un acicate para seguir desarrollando nuevos retos focalizados principalmente en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de la economía verde.

¿Cuáles han sido las actuaciones más importantes y qué queda todavía pendiente?

–Destaco tres: las realizadas en transporte público, como son la extensión del tranvía hasta las facultades de la UPV y hacia Salburua o el BEI; en materia de regeneración urbana, se han realizado importantes actuaciones como la de la Avenida de Gasteiz, la Plaza Santa Bárbara o el entorno de Los Arquillos, junto al Centro Memorial; y en estos diez años se ha seguido consolidando el Anillo Verde con nuevas actuaciones, impulsado las infraestructuras verdes urbanas y la estrategia agroalimentaria. Ahora debemos centrarnos en acciones encaminadas a lograr la neutralidad climática y el mayor nivel de suficiencia energética, impulsando la autogeneración de energía sostenible.

Precisamente, en cuanto a la limpieza, una de las apuestas más importantes es potenciar el reciclaje.

–Efectivamente. No solo es una apuesta; diría que es una obligación. Ahora, a partir de 2022, se comenzarán a visualizar nuevos cambios en la ciudad. Si queremos que las personas colaboren tenemos que ponerlo fácil. Nuestra meta, y la podemos conseguir, es llegar a los objetivos que nos marca Europa. Para ello necesitamos la imprescindible colaboración de la ciudadanía.

En movilidad, la ciudad ha ampliado el trazado de su tranvía y ya trabaja en nuevas conexiones, pero el gran cambio llegará en breve con el BEI, ¿qué supondrá su implantación?

–La puesta en marcha del BEI va a ser uno de los principales revulsivos a esa revolución en el modelo de movilidad de nuestro municipio. Una revolución que, sin hacer de menos al uso del coche, quiere potenciar formas de trasladarnos en onda con las políticas más adelantadas: desde un planteamiento más responsable con nuestro entorno, con nuestra salud y con la eficiencia en la gestión de los recursos energéticos.

También apuesta clara por fomentar el uso de la bicicleta y otros medios no contaminantes.

–El fomento del uso de la bicicleta y de las sendas urbanas para poder desplazarnos a pie forma parte de ese todo que comentaba, de ese modelo de movilidad que quiere ser eficaz, pero al mismo tiempo responsable.

¿El Anillo Verde es la joya de la corona?

–Ha sido y sigue siendo el buque insignia, no solo como elemento vertebrador en la recuperación de la biodiversidad y como exponente de cómo podemos transformar espacios degradados en un pulmón importante para la ciudad y para el ocio saludable. Es además un laboratorio en el que se han ido testando soluciones basadas en la naturaleza. Hay que ampliarlo, cerrarlo, y seguir potenciándolo con nuevas iniciativas.

Y mirando al futuro, ¿en qué hay que trabajar durante los próximos diez años?

–En dos ámbitos fundamentalmente: uno es, sin duda, atender la emergencia climática y anticiparnos todo lo posible a las medidas que se apliquen para procurar la neutralidad climática de las ciudades; el segundo tiene como objetivo la transición de la ciudad verde a la economía verde, es decir, configurar una ciudad atractiva y competitiva para la nueva economía que se va a imponer mucho antes de lo que imaginamos. Vitoria-Gasteiz es reconocida a nivel mundial por sus políticas medioambientales, debe serlo también por su capacidad de atraer la nueva economía verde.

"Este aniversario es un acicate para seguir en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de la economía verde en Vitoria-Gasteiz"

"El Anillo Verde es nuestro buque insignia: debemos ampliarlo, cerrarlo y seguir potenciándolo con nuevas iniciativas"

"Impulsar el reciclaje en nuestro municipio no es solo es una apuesta; diría que es una obligación para la que necesitamos a la ciudadanía"


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava