Juegos Olímpicos: Tokio despide los 'Juegos de la esperanza' y saluda a París

El Estadio Olímpico y cientos de deportistas han puesto este domingo el broche final a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

08.08.2021 | 16:02

El Estadio Olímpico y cientos de deportistas pusieron este domingo el broche final a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en una Ceremonia de Clausura cargada de simbolismo, tradición y, sobre todo, luz y color para despedir "los Juegos de la esperanza" y abrir un nuevo ciclo olímpico que desembocará, dentro de tres años, en París.

"Habéis creado magia en estos Juegos. Fuisteis más rápidos, llegasteis más alto y fuisteis más fuertes porque estuvisteis juntos. Este es un poderoso mensaje de solidaridad y paz. En estos tiempo difíciles, vosotros dais al mundo el más preciado de los regalos: la esperanza. Esto nos da fe en el futuro. Los Juegos de Tokio han sido los Juegos de la esperanza, la solidaridad y la paz. El pueblo japonés puede estar orgulloso de lo que ha conseguido", apuntó el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

De nuevo sin público general en el Estadio Olímpico de Tokio, el acto arrancó con un vídeo de los mejores momentos de cita olímpica bajo la atenta mirada, entre otros, del emperador Naruhito y del presidente de Francia, Emmanuel Macron, como máximo representante del país que acogerá los próximos Juegos, los de París 2024.

Todas las banderas, después del izado de la de Japón, fueron entrando en el recinto, con la eufórica karateca Sandra Sánchez, que el pasado jueves se proclamó campeona de kata en el estreno olímpico de su deporte. Como la talaverana, muchos protagonistas en estas dos semanas desfilaron como abanderados, como el italiano Marcell Jacobs, sorprendente campeón de 100 y 4x100 metros; o la neerlandesa Sifan Hassan, oro en 5.000 y 10.000 metros y bronce en 1.500, antes de que comenzase el espectáculo de luz y color en el estadio.

De entre un círculo lleno de colores, representación de todas las banderas del mundo, miles de partículas de luz volaron, gracias al estudio Moment Factory, para formar los anillos olímpicos, mientras el centro del recinto se iluminaba para dar paso a la Tokyo Ska Paradise Orchestra. El ambiente, hasta entonces solemne, tornó en festivo mientras sonaban los acordes del 'Himno de la alegría', recibido con euforia por los cientos de deportistas que ya se agolpaban para despedir los Juegos.

La ceremonia prosiguió con la tradicional entrega de medallas de la maratón, que por primera vez coronarían en el Estadio Olímpico a las mujeres junto a los hombres. El keniano Eliud Kipchoge recibió su oro en un podio masculino completado por el neerlandés Abdi Nageeye y el belga Bashir Abdi, con su compatriota Peres Jepchirchir haciendo lo propio en la categoría femenina por delante de la también keniana Brigid Kosgei y la estadounidense Molly Seidel.

El espectáculo continuó, y la tradición se abrió paso con vídeos en los que los organizadores presentaron, como en la Ceremonia de Inauguración, más muestras de la cultura nipona, como los bailes Ainu (Hokkaido), Ryukyu Eisa (Okinawa) o Nishimonai Bon Odori, la danza de difuntos de la prefectura de Akita.

PARIS INAUGURA SU OLIMPIADA

Y llegó el turno del relevo, justo después del himno olímpico interpretado por el cantante de ópera Tomotaka Okamoto. La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, entregó la bandera olímpica al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, que a su vez se la cedió a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. Mientras, en la explanada de la Torre Eiffel, miles de franceses celebraban la llegada de la nueva Olimpiada de París con la bandera más grande del mundo.

"Esta noche cae el telón de unos Juegos de emoción, en medio de una pandemia. Aunque muchas de las pruebas se han celebrado sin público, el pueblo de Japón les ha apoyado. Gracias a los voluntarios, estos Juegos son el resultado de vuestro esfuerzo. La llama de Tokio se apagará en silencio, pero nunca se extinguirá", indicó Koike.

Bach, por su parte, dio las gracias a las autoridades japonesas y a los Comités Olímpicos Nacionales por su esfuerzo para llevar a cabo la cita olímpica. "Estos Juegos nos ha costado un esfuerzo sin precedentes hacerlos realidad", dijo, antes de tener un especial gesto de cariño hacia los voluntarios. "Nos vemos en París, hasta pronto", finalizó.

Tras ello, los deportistas asistieron al apagado del pebetero, que se volverá a encender para el estreno de los Juegos Paralímpicos. Terminan los Juegos Olímpicos de Tokio y empieza la Olimpiada de París.

noticias de noticiasdealava