En casa de María Teresa y Beatriz Larrañaga

"Recuerdo con cariño las conversaciones con las clientas que venían a la peluquería"

María Teresa Larrañaga, ganadora del concurso de IN, se jubiló en 2009 tras trabajar 30 años en su peluquería. Vive con su hermana Beatriz en Eibar, quien después de ayudarla con el negocio forma parte ahora de Gurea. Ambas son forofas del club armero y les encanta viajar. Además son muy mendizales y Teresa ha llegado a subir al Mont Blanc

11.10.2021 | 12:09
María Teresa, a la izquierda, disfruta escuchando las anécdotas de su hermana pequeña Beatriz.

Aparcamos sin dificultad en Eibar, sorprendidos de haber encontrado hueco tan rápido, y con muchas ganas de conocer a una de las ganadoras del concurso de IN. Las hermanas Larrañaga, María Teresa y Beatriz, nos reciben con una sonrisa y los brazos abiertos en su casa de Eibar. Tal y como nos remarcan, están solteras y sin intenciones de buscar pareja, pues son felices tal y como están.

Entramos hasta la cocina, donde nos muestran un aperitivo que nos han preparado para hacer más 'salada' la entrevista, sonríen. María Teresa no se cree todavía haber ganado. La ayuda de su móvil -donde consultó los nombres de castillos de Euskal Herria que no recordaba siquiera haber visitado-, unida a la suerte, han hecho que haya resultado ganadora. El premio, una batería de cocina. "Pienso probarla en cuanto os vayáis para hacer bonito encebollado", nos advierte. La pena que no podemos quedarnos a probarlo, aunque como buena anfitriona nos invita a quedarnos.

Arrancamos con las fotos. Las hermanas eibarresas poco a poco pasan de la timidez al disfrute, incluso Beatriz, que reconoce no ser amante de las cámaras, hace un esfuerzo por complacer a su hermana. Y poco a poco comienzan a presentarse. Tere nos dice que tuvo una peluquería en la localidad armera en la que su hermana trabajó hasta que echó la persiana cuando se jubiló. Ambas disfrutaban mucho de aquella época, en la que la conversación con las clientas era el pan del día a día.

Ya más relajadas y con la cámara y los focos apagados, volvemos a la cocina. Tomamos asiento, empezamos a comer el aperitivo y descubrimos un trocito de la vida de estas dos hermanas de Eibar, forofas confesas del club de fútbol de la localidad armera, que ahora, por desgracia para ambas, milita en Segunda División tras siete temporadas en LaLiga.

Bueno pues estamos aquí en Eibar porque eres una de las ganadoras del concurso de IN.

-María Teresa Larrañaga: Eso es, hay que explicarlo... porque si no, la gente no va a saber quién soy (ríe).

¿Qué sentiste cuando viste tu nombre en la revista?

-Tere: ¡Me quedé en shock! Estaba tranquilamente esperando a que mi amiga me trajera un marianito en el bar y de repente al abrir vi que era yo y no me lo podía creer... Me encantan los pasatiempos y casualidad que es la primera vez que me toca algo en toda mi vida.

Beatriz, ¿y tú no eres de pasatiempos?

-Beatriz Larrañaga: Yo no hago nada, soy la oveja negra (ríe).

-Tere: Bueno, yo os tengo que confesar que tuve que mirar en internet algunas respuestas que no sabía. En el que gané yo era de castillos y mira que me he recorrido yo todos los de Euskal Herria, pero fíjaos, había alguno que no sabía...

¿Y buscas la información que necesitas en el móvil?

-Tere: Eso es. Es que el móvil que tengo es increíble. Me lo compré un día que fuimos a hacer un tour cultural a Madrid porque resulta que el hijo de una amiga le aconsejó que se comprase un móvil, porque era como una enciclopedia y se lo vi, me dio envidia y me compré uno. Eso sí, he tenido que hacer cursillos para saber usarlo. (Nunca es tarde para usar la tecnología, en la página 12).

Conocida en Eibar por regentar la peluquería Tere, ¿cuándo decidiste que serías peluquera?

-Tere: En la escuela me pasaba las clases pintando. La costura no me gustaba y debajo de la tela escondía un papel para dibujar (risas). Después descubrí que el tema de peinar y así me encantaba y así empecé a aprender en una peluquería.

¿Cómo fue tu aprendizaje?

-Tere: Poco a poco ibas aprendiendo, desde a lavar cabezas y limpiar, hasta ir haciendo cosas. A mí por ejemplo me encantaban los moños y me pasaba todos los días haciendo moños porque como se me daban muy bien me los pedían a mí.

¿Y cuando te animaste a abrir tu propia peluquería?

-Tere: Monté la peluquería Tere cuando vi un local que se libró cerca de donde vivía y me decidí a cogerlo. Allí estuve desde los 35 años hasta que me jubilé, con mi hermana Beatriz y con otras chicas de ayudantes. (La Peluquería Tere, un punto de encuentro y moda en Eibar. Descúbrela en la página 9).

¿Has peinado a alguna famosa?

-Tere: Sí. La peluquería en la que trabajaba entonces estaba muy cerca del teatro Amaia y entonces todas las 'celebrities' de la época venían a Eibar, así que venían muchas artistas a peinarse. Recuerdo con especial cariño a María Dolores Pradera, por ejemplo.

María Teresa y Beatriz en el salón de casa a punto de ver la televisión. Foto: Aida M. Pereda


¿Y cómo la recuerdas?

-Tere: Como una mujer encantadora. Estaba preocupada porque no conocía cómo era el público de Eibar, pero le tranquilicé cuando le dije que aquí se escuchaban mucho sus canciones. Y fijaos si vino gente que tuvieron que colocar hasta sillas adicionales de toda la gente que quería verla.

¿Qué pidió que le hicieras?

-Tere: La peinamos como ella quería. Le hice el moño que ella llevaba siempre. Era una mujer muy elegante. (Conoce cómo era el estilo de peinados en la década de los 60 y de los 70).

Tere, ¿echas de menos algo de tu época de peluquera?

-Tere: Vivo muy bien y no echo nada de menos. Hombre, sí que recuerdo aquellas conversaciones con las clientas. Una ya me ha dicho que echa de menos mis terapias, porque al final somos casi como psicólogas (risas).

Hablando de moda y estilismos... a ti Beatriz nos han contado que te pierden los zapatos...

-Beatriz: Sí, sí, me encantan.

-Tere: ¡Tiene un armarito entero de zapatos!

-Beatriz: Es que son ya muchos años comprando zapatos y es que ni sé los que puedo tener.

¿Algunos que consideres especiales?

-Beatriz: Bueno, una vez que fui al mercadillo de Zierbena me gustaron unos zapatos de color azul claro, preciosos. Total que ya de vuelta, estando en el tren con las amigas, fui a enseñárselos y ahí me di cuenta de que eran los dos del mismo pie (ríen).

¿Y cuáles son los que más te gustan?

-Beatriz: Unos que compré en calzados La Palma, en Bilbao.

Vaya, pues han cerrado ya...

-Beatriz: ¡Qué pena! Allí tenían un calzado fabuloso.

¿Sois coquetas?

-Tere: Bueno pues imagínate que con 15 años me tenía que maquillar en la escalera porque nuestro aita no nos dejaba...

-Beatriz: Es verdad. A mí tampoco me dejaba y ¡nos encantaba maquillarnos!

-Tere: Recuerdo los cardados y todas esas cosas que veo ahora... Yo eso ya hacía en la peluquería en mi época.

-Beatriz: Tere tenía mucho éxito de joven, con su melena rubia y su vestido rojo (ríe).

-Tere: Bueno, me decían que tenía un aire a Marisol y a Karina (sonríe). Ya os voy a enseñar una foto de joven... (sale en busca de una fotografía).

¿Ligabas mucho entonces?

-Tere: Una clienta me dijo una vez una frase que nunca he olvidado: "el que vino, no convino; y el que convino, no vino".

Así que finalmente solteras...

-Tere: Sí, las dos. Por eso vivimos juntas. Y lo más curioso es que en nuestra 'koadrila', casi todos somos solteros y solteras. Algunos con los años se han casado, pero casi todos están solteros.

¿Quién es más forofa del Eibar de las dos?

-Tere: Sin duda yo, aunque a Beatriz también le gusta. Yo aquí no he ido mucho a Ipurua porque...

-Beatriz: Es que nuestro hermano tiene una casa en Ipurua en el piso número 15.

-Tere: Y claro, desde ahí se ven los partidos de maravilla, ni comparación con el Camp Nou. Cuando estuve en Barcelona es tan grande que no se veía muy bien a los jugadores. ¡Encima nos metieron seis goles!

¿Cuál es vuestro jugador favorito?

-Tere: Pues a mí me gustaba mucho Sergi Enrich, pero ahora juega en la Ponferradina. Era un chico majo, simpático y muy del Eibar. De los que están ahora, sinceramente no sabría deciros. ¡Qué tristeza que estén en segunda! Estaba muy orgullosa de que siendo un pueblo pequeño como es Eibar estuviésemos en Primera División y estoy segura de que muchos en La Liga echan de menos tanto al Eibar como a Mendi (José Luis Mendilibar), el entrenador. Somos un club que ponía toda la carne en el asador y no hacía tanto 'tiki-taka' o 'toko-toko', que a mí me aburre, sinceramente. Y tenemos una presidenta, Amaia Gorostiza, que es inteligentísima. (Descubre algunas curiosidades del Eibar en las páginas 10 y 11).

¡Ahora son las chicas las que están en Primera!

-Tere: Eso es. Estoy intentando ponerme al día con ellas, estoy siguiéndolas. Una de ella especialmente, Noko Matlou, me llama mucho la atención. Juega muy bien. (Conoce las claves que han llevado al Eibar femenino a Primera División, en la página 11).

Además, Tere, te gusta mucho la montaña.

-Tere: Sí. He subido a todos los montes de Euskal Herria. Todos los fines de semana aprovechamos para hacer un monte.

¿Cómo te preparaste para tocar la cima del Mont Blanc?

-Tere: Tenía 31 años y estuve preparándome un año antes. Subimos al Monte Perdido, al Txindoki, al Udalaitz, a la crestería del Anboto€ Teníamos que aclimatarnos a la altura, así que hicimos todos los montes habidos y por haber. En Francia fuimos al Anie y a otros montes, en Navarra hicimos Lakartxela y el Pico de los Tres Reyes... Llegó un momento en el que el preparador nos vio listas a mi amiga y a mí y ahí que subimos. (Conoce a fondo el Mont Blanc y cómo ha evolucionado el material de montaña).

Junto con tu amiga fuisteis pioneras...

-Tere: Sí. En aquella época no había ropa técnica para chicas y nos tuvieron que hacer unos crampones personalizados.

¿A día de hoy sigues haciendo monte?

-Tere: Sí, no he dejado nunca de hacerlo. Ahora, si no fuera por la entrevista, estaríamos por ahí, andando de un lado para otro.

¿Os gusta el cine?

-Beatriz: A las dos nos gusta. Antes de la pandemia iba casi todas las semanas al cine, al Coliseo, que está cerca de casa. También me gusta mucho el teatro. Me gustan las películas que dicen algo, aunque sinceramente pienso que los actores de ahora no valen demasiado. Clark Gable y Ava Gardner son de mis actores preferidos. Y 'Lo que el viento se llevó' es una de mis películas preferidas. Tiene unos exteriores que me encantan. También me gustan películas en euskera como 'Handia' y tengo pendiente ver 'Juego de Tronos'. (El teatro y el cine unidos en el Coliseo de Eibar, en la página 16 , y la película que unió a los actores Clark Gable y Ava Gardner).

"Me gustan las películas que dicen algo y sinceramente los actores de ahora no valen demasiado". Beatriz Larrañaga

-Tere: Yo tengo muy buen recuerdo de 'Match Point', de Woodie Allen. Me gusta mucho. ¡Qué bicho es el prota de esa historia!... (risas). Además he ido varias veces a Donosti, al Zinemaldia.

¿Y en cuanto a música?

-Beatriz: Nos encanta Benito Lertxundi. Le hemos visto en Azkoitia y en Placencia.

-Tere: A Benito la primera vez que le vimos fue en las cuevas del Gorbea, donde dio uno de sus primeros conciertos cuando éramos todos jóvenes. Y además a mí me gustan mucho las rancheras de 'Los tenampas', un conjunto navarrico.

¿Y os gusta cocinar?

-Tere: Sí, mucho. A los sobrinos les hago de todo: fritos, pimientos rellenos, paellas... lo que quieren me lo piden y yo se lo hago. Me encanta la cocina. Me encanta hacer pimientos rellenos de ternera o de bacalao y los chuchos me salen muy ricos, aunque ya no los hago porque no nos convienen (risas).

-Beatriz: Ya nos han dicho los sobrinos que si montamos un bar tendríamos éxito. Es que Tere tiene muy buena mano... A mí me encanta la menestra con lengua. (Aprende a hacer menestra de verduras y chuchos de crema).

"Nos encanta la música de Benito Lertxundi y le hemos visto en Azkoitia y Placencia". Beatriz Larrañaga

Tere, sabemos que uno de tus hobbies es viajar y nada más jubilarte, en 2009, hiciste un viaje a Nueva York...

-Tere: Así es. Fue una experiencia inolvidable. Me lo merecía después de toda una vida trabajando en la peluquería. Fuimos 50 mujeres de aquí de Eibar acompañando a unas amigas, que cantaban en el coro Goruntz, que iban a hacer una actuación en la catedral de Saint Patrick de Nueva York. Fue muy emocionante porque además, como era el Día del Padre, aquello estaba a reventar.

¿Dónde os alojasteis?

-Tere: Dormíamos en un hotelito en Times Square, en pleno centro y teníamos un guía, que se llamaba Gustavo Zuluaga, que era colombiano pero al parecer tenía raíces vascas. También estuvimos en la Euskal Etxea de Brooklyn, donde hicimos que se emocionase el director al cantar canciones en euskera, y estuvimos en Harlem. Además de Nueva York visitamos Washington. Tal vez tenía muy idealizado aquello para lo que luego es. En cambio en París he estado dos o tres veces y volvería a ir mil veces más.

"Cuando me jubilé fui de viaje a Nueva York. Me lo merecía después de toda una vida trabajando". T eresa Larrañaga

¿Habéis ido juntas a París?

-Tere: Sí. A Beatriz le encantó.

-Beatriz: Hicimos un viaje exprés a París en autobús para un fin de semana. Recuerdo el Sena y la torre Eiffel sobre todo. Más tarde regresé con unas amigas.

¿Qué recordáis de París?

-Tere: Fuimos a un hotelito muy majo del que todavía conservo por algún sitio el nombre. Al bajar del autobús fuimos andando por los Campos Elíseos.

-Beatriz: Recuerdo que nada más llegar fuimos a una tienda a comprar pan porque llevábamos jamón y nos dieron 'brioche' (risas), pero nos supo a gloria también. Y luego una pena que tengo es que me hubiera gustado ir al Moulin Rouge, así que tendré que volver en cuanto pueda. (Viaja con nuestras protagonistas a París, la capital francesa, en las páginas 20 y 21).

noticias de noticiasdealava