Eduardo Anitua / Fundador y Director Científico de BTI

"Ahora todo el mundo empieza a darse cuenta de que invertir en salud e investigación tiene sentido"

29.11.2020 | 23:40
Eduardo Anitua, fundador y Director Científico de BTI

situviésemos que hacer una lista de empresas ligadas a la innovación de nuestra provincia, sin duda alguna BTI aparecería en los primeros puestos. Es su seña de identidad desde que arrancara en 1999 y un compromiso innegociable con su forma de hacer las cosas. Emplea a más de 400 personas, 55 de ellas investigadoras, cuenta con nueve filiales, tiene 48 patentes y 190 marcas registradas. Una empresa local con proyección internacional que durante esta pandemia ha vuelto a demostrar su capacidad de reacción y adaptación. "Nos hemos reinventado desde el día uno y hemos hecho un gran esfuerzo", explica Eduardo Anitua, que ha pasado de viajar cada fin de semana a estar presente en un montón de países sin moverse de casa. "Seguimos con el mismo número de conferencias que antes, pero hemos cambiado el formato" asegura antes de valorar que "lo que va a dejarnos esta pandemia es un gran avance a nivel de comunicación y comercialización, con el uso e implantación de nuevas herramientas". "Hemos puesto mucha energía en poder seguir con nuestra formación, aunque es menos presencial que antes", asegura. Una nueva página de formación (BTI Training Center) y el BTI Channel, un portal de contenido audiovisual sobre implantología oral y salud bucodental, darán soporte a su nueva estrategia. "Nunca se va a poder sustituir la presencialidad al 100% por una formación online, pero es cuestionable que es un complemento extraordinario", valora Anitua.

El BTIDay que la compañía celebra cada año en otoño ha sido una buena demostración de este camino. El encuentro reunía cada año en Vitoria-Gasteiz a más de 600 especialistas para presentar las últimas novedades desarrolladas por su equipo de I+D. Este año la pandemia ha alterado el desarrollo de este evento, pero no ha impedido que se llevara a cabo el 20 y 21. Más de 4.000 especialistas en odontología, biomecánica o biología procedentes de 35 países, se dieron cita, vía streaming, con una emisión desde un plató, para descubrir en 8 idiomas los nuevos hallazgos en implantología oral y medicina regenerativa.

"Toda esta situación ha generado cambios en la organización y en la forma de trabajo", explica Anitua, que considera que una situación tan adversa, "hay que afrontarla con determinación y buscando puntos positivos". Y es ahí cuando cree que en su mundo, el de la investigación, "esta situación ha abierto nuevos horizontes, nuevos proyectos y nuevas formas de ver las cosas.". "Ahora todo el mundo se da cuenta de que invertir en salud e investigación biosanitaria como país tiene sentido. La salud es nuestro patrimonio", manifiesta para recalcar que "la educación y la prevención son dos pilares que tienen que ir de la mano y no tienen que olvidarse nunca". "La prevención es la primera cura y, por tanto, es necesario educar en salud, en hábitos saludables", destaca.

Consciente, además, de que este momento también ha servido para que el proceso de investigación sea más conocido, Anitua recuerda la necesidad de que la vacuna contra la covid-19 responda "a dos retos fundamentales: la seguridad y la eficacia" y pone el foco en las patentes. "Este país no defiende sus patentes. y esto es un handicap enorme a la hora de poder salir a competir en los mercados globales. Nos hace mucho menos competitivos", asegura mientras desgrana las líneas maestras con las que trabaja BTI en la actualidad. "En estos momentos tenemos seis o siete ensayos clínicos en marcha. Hemos presentado otra línea en la implantología oral que está siendo totalmente revolucionaria, menos invasiva en la que los implantes se ponen a la medida del paciente y no el paciente a la medida del sistema de implantes".

Eduardo Anitua sigue convencido de que "fue una buena idea implantar una empresa de biomedicina en Vitoria", pero el paso del tiempo le ha reafirmado en su pensamiento de que "este país no defiende su innovación" y es un buen momento para dar un paso al frente. Mientras espera que se tome conciencia de ello, confía y desea que en 2021 la implantación internacional de BTI siga su camino. "Que tengamos la misma energía y la misma ilusión para seguir apostando por la investigación biomédica a pesar de las dificultades que todos tenemos en este campo", finaliza.

noticias de noticiasdealava