El BCE destaca el efecto de la compra de deuda

El vicepresidente, Luis de Guindos, asegura que el programa ha beneficiado sobre todo a España e Italia

15.03.2021 | 00:15

MADRID – El anuncio del Banco Central Europeo (BCE) a mediados de marzo de 2020 del lanzamiento de su programa de compras de emergencia contra la pandemia (PEPP) tuvo un efecto inmediato y sustancial sobre el riesgo de fragmentación de los rendimientos de la deuda soberana de la zona euro, con una disminución "claramente más fuerte" en el caso de los bonos soberanos de España e Italia, según el vicepresidente de la institución, Luis de Guindos.

En un artículo incluido en el Anuario del Euro 2021, elaborado por la Fundación ICO y la Fundación de Estudios Financieros (FEF), el vicepresidente del BCE repasa la respuesta del banco central de la zona euro durante la pandemia, subrayando que el paquete completo de medidas del BCE demostró ser muy eficaz para flexibilizar la política monetaria, atenuar las primas de riesgo y salvaguardar los préstamos a las empresas.

"Estas fueron condiciones previas para que la economía se recuperara del colapso de la primera mitad de 2020 y redujera los riesgos deflacionarios", defiende Guindos, para quien, debido a la incertidumbre predominante, se necesitará un apoyo continuo que preserve las condiciones financieras favorables hasta que se pueda dar por terminada la crisis de la pandemia.

En su análisis, el exministro español de Economía destaca que las compras de activos anunciadas en marzo de 2020, incluyendo el PEPP y la extensión del programa APP, contribuyeron a reducir la prima de riesgo de los países.