Primera piedra del EIC, “el motor de la transición energética vasca”

Urkullu pone en marcha el que será el centro del Parque Tecnológico de la Margen Izquierda

15.02.2021 | 23:23
El lehendakari Urkullu puso la primera piedra del EIC, el centro de la energía, en Abanto, impulsado por Unai Rementería. Foto: Borja Guerrero

BILBAO – El lehendakari Iñigo Urkullu colocó ayer la primera piedra del edificio que albergará el EIC, el Energy Intelligence Center, un centro que "será el motor de la transición energética vasca", y el edificio angular del nuevo Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea, en el municipio vizcaino de Abanto, dando inicio a un proyecto muy querido por el actual diputado general de Bizkaia, Unai Rementería, que lo considera clave para revitalizar la Margen Izquierda y Zona Minera.

La iniciativa, que supone una inversión de 40 millones de euros, se espera que esté disponible en setiembre del próximo 2022 y que cuando esté plenamente operativo, según señaló Urkullu, el parque empresarial acogerá a unas 50 empresas, con 2.000 empleos directos y más de 800 millones de euros anuales de facturación

El lehendakari Iñigo Urkullu señaló que el futuro centro energético, el EIC, "será el elemento tractor del Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea" y ayudará a situar a Euskadi "como un polo de referencia internacional de la energía".

No hay que olvidar, señaló el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria que "EIC será el motor de la transición energética". De hecho, la citada transición energética y la proliferación de proyectos ligados al hidrógeno como combustible verde del futuro va a hacer posible que el EIC –centro creado a imagen y semejanza del AIC del automóvil de Amorebieta,– se convierta en sede clave de las actividades que se desarrollarán en esas áreas con especial incidencia en los desarrollos tecnológicos.

Hasta ahora ya hay varias empresas industriales vascas de primer nivel que se han comprometido a participar en el EIC. La primera, Petronor, cuyo presidente Emiliano López Atxurra estuvo presente en el acto, y que se dirigirá desde el citado centro. Otras compañías cuyos dirigentes asistieron al acto de ayer y que también se suman al proyecto son Vicinay, Tubacex, Tubos Reunidos y Ampo, que quieren aprovechar esta iniciativa de la Administración vasca para profundizar, entre otros temas, en el desarrollo de nuevos materiales.

Urkullu destacó que el EIC es una apuesta público-privada para «aprovechar la oportunidad que supone la transición energética». Con el objetivo, según el lehendakari, que "Euskadi se convierta en un polo internacional de atracción en el sector de la energía", en el que ya tiene una posición destacada. El parque tendrá medio millón de metros cuadrados de superficie, de los cuales casi la mitad serán edificables para propiciar la ubicación de empresas.

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, y el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, que acompañaron al lehendakari en el acto, resaltaron las oportunidades que se abren en esta ubicación para generar actividad económica en los próximos años. «El EIC –afirmó Rementeria,– "será el puente entre la energía tradicional y las energías sostenibles, con una apuesta clara por el desarrollo de la tecnología ligada al hidrógeno».

Por su parte, Tapia indicó que EIC servirá para desarrollar tecnología y proyectos de I+D+i en el sector energético, desde el coche eléctrico, al hidrógeno, pasando por las renovables y el oil& gas".

"El EIC quiere convertir la transición energética global en una oportunidad para Euskadi

Iñigo Urkullu

Lehendakari

"Bizkaia apuesta por lo eléctrico y el hidrógeno y convertir el territorio en un referente europeo".

Unai Rementeria

Diputado general de Bizkaia