El complemento por maternidad sumará a la pensión 378 € anuales por hijo

La medida estará en vigor mientras la brecha de género, del 30%, no baje del 5%

03.02.2021 | 01:11
El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ayer en rueda de prensa. Foto: Ballesteros

madrid – El nuevo complemento para reducir la brecha de género que existe en las pensiones en España sumará una cuantía fija de 378 euros anuales en la pensión del beneficiario por cada hijo desde el primero y hasta un máximo de cuatro, una medida con un coste de 700 millones de euros por año. La medida estará en vigor mientras la brecha de género de las pensiones de jubilación sea superior al 5%, desde el 30% actual

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros donde se ha aprobado la medida, el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, recordó que hasta ahora este complemento, aprobado por el Gobierno del PP en 2016, era a partir del segundo hijo con un porcentaje adicional sobre la pensión que iba desde el 5% más por dos hijos, al 10 % por tres y un 15% por cuatro o más.

El cambio de que sea desde el primer hijo da acceso a este complemento a casi 30.000 mujeres más y elevará la pensión media en un 6% y la mínima en un 8% en el caso de haber tenido dos hijos, según el Gobierno.

En 2020, 319.896 mujeres cobraron el complemento de maternidad en sus pensiones de jubilación por unos 59,5 euros mensuales de media, según los datos de la Seguridad Social. Estos beneficiarios pasarán a ver incrementadas sus cuantías de acuerdo con el nuevo sistema.

Los 378 euros por hijo se irán actualizando cada año de acuerdo con la revalorización de las pensiones y no computarán a efectos de complemento a mínimos ni como tope de la pensión.

Escrivá destacó que este nuevo diseño introduce "progresividad" en la medida y recordó que la brecha de género en las pensiones, actualmente del 30%, es consecuencia de la caída de las percepciones que se produce en las mujeres después de la maternidad de su primer hijo.

El nuevo complemento para reducir la brecha de género tendrá el mismo coste fiscal, unos 700 millones de euros para este año que irán en aumento, pero es más "redistributivo" beneficiando más a las mujeres con pensiones más bajas, defendió el ministro.

Este nuevo diseño se aprueba después de que el Tribunal de Justicia de la UE considerase que el complemento vigente discrimina a los hombres. Con el nuevo, el derecho al complemento es para "aquel miembro" que acredite un perjuicio en su carrera profesional tras el nacimiento de los hijos, lo que elimina ese componente discriminatorio aunque siga favoreciendo más a las mujeres, ya que en el 98% de casos irá a las mujeres, según estimaciones a partir de vidas laborales de la Seguridad Social.

Además, si ninguno de los dos miembros de la pareja puede acreditar el perjuicio, el derecho se reconoce a la madre o al progenitor con menor pensión si se trata de una pareja del mismo sexo. Escrivá destacó que la brecha de genero en las pensiones se genera en los dos primeros años de la maternidad y luego se consolida.

En el último mes la pensión media del sistema alcanzó 1.248,99 euros para los hombres, mientras que la mensualidad media percibida por mujeres ascendió a 824,65 euros, de acuerdo con los datos facilitados por la Seguridad Social.

Además, en esta reforma del complemento el Gobierno da entrada a las personas que se jubilaron de forma anticipada con carácter voluntario, que hasta ahora estaban excluidos.

la valoración de ugt

complemento muy "mejorable"

Consideran escasa la cuantía. La Unión General de Trabajadores (UGT) expresó su insatisfacción respecto al nuevo complemento de maternidad porque lo consideran "claramente mejorable". Esta medida supone para el sindicato una garantía expresa en la lucha contra la brecha de género para los pensionistas que hayan tenido largos periodos en el cuidado de hijos o hijas, pero considera que esta nueva medida debería ser más ambiciosa, tanto en su cuantía como en el acceso, por lo que reclama al Gobierno que convoque de manera inmediata la mesa de Diálogo Social para que se pueda completar, ultimar y hacerlo efectivo. En cualquier caso, considera positivo abordar la reducción de la brecha de género para los pensionistas y crear un modelo para que los interlocutores sociales puedan luchar contra esta lacra.