Sector de la construcción

Más de 4.000 firmas vascas han entrado en concurso desde 2008

Los procesos concursales se reducen en 2019, con una caída más acusada en el caso de la construcción

20.01.2020 | 06:24

VITORIA - El informe de empresas de Confebask relativo al cierre del año pasado incluye datos sobre nuevos procesos concursales -en muchos casos la antesala de la quiebra y el cierre-, que presentan una cierta tendencia a la baja. En concreto, en el tercer trimestre del año pasado entraron en proceso concursal algo más de medio centenar de compañías, por debajo de las cifras de los dos trimestres previos y menos también que en el mismo periodo de 2018.

Un dato significativo de la radiografía ofrecida por la patronal vasca es el referente al parte de daños que generó la crisis económica iniciada en 2008. A partir del ecuador de ese ejercicio se disparan los procesos concursales en Euskadi, tocando techo en el último cuarto de 2012 ya que entraron en concurso 170 compañías en solo tres meses. A partir de ahí las cifras se van suavizando, con altibajos. Un proceso concursal no tiene por qué acabar en el cierre, de hecho es la herramienta con que cuenta una empresa en crisis financiera para salir adelante, pero en muchos casos acaba sucediendo así.

En los últimos años el número de nuevos procesos tiende a estabilizarse en torno a los 60 concursos por trimestre. Es decir, a pesar de que la situación económica es totalmente diferente a la de 2012 los procesos concursales siguen estando a la orden del día. De esta forma, según los datos de Confebask un total de 4.156 empresas vascas han entrado en concurso desde que comenzó la crisis. Esto significa que, teniendo en cuenta que el total de empresas perdidas en los años de tormenta económica fue superior a las 7.000, no todos los cierres han tenido como paso previo el inicio de un proceso concursal. Y es que hay que pensar que muchos proyectos empresariales concluyen simplemente por jubilación o falta de voluntad del propietario, sin necesidad de haber entrado en una situación de insolvencia.

Por sectores, en los primeros años de la crisis el mayor número de procesos concursales se concentraban en la industria, aunque con el paso de los años los servicios han tomado el testigo debido a su tamaño. En cuanto a la construcción ha llegado a estar por delante de la industria en este ránking algún ejercicio, pero el año pasado fue especialmente favorable. Coincidiendo con el buen dato de creación de empresas, la construcción vasca anota solo 21 concursos en los nueve primeros meses de 2019, la mitad que la industria después de un 2018 en el que ambos sectores quedaron igualados. Un dato más que confirma que la construcción vasca, poco a poco, va alejándose de la UVI. - A.L.