Liga de campeones

Examen en San Siro

El Atlético de Madrid, tras tropezar en casa en el debut contra el oporto, pasa una dura prueba frente a un Milan en racha

28.09.2021 | 00:07
Simeone, en la sesión de entrenamiento de ayer. Foto: Efe

LA PREVIA

Milan Maignan; Calabria, Kjaer, Tomori, Theo; Tonali, Kessie; Saelemaekers, Brahim, Leao; Rebic.

Atlético MadridOblak; Trippier, Giménez o Felipe, Hermoso, Lodi; Llorente, Kondogbia, Koke, Carrasco; Correa, Luis Suárez.

Árbitro Cuneyt Cakir (Turquía).

Hora/tv 21.00h. Movistar.milán – Un lustro después, el Atlético de Madrid regresa a San Siro con el mismo anhelo, con su irrenunciable ambición de la Liga de Campeones; entonces con la final perdida en los penaltis ante el Real Madrid y ahora con un partido crucial contra el Milan, al que visita este martes advertido por su momento, por el crecimiento de su rival y por la suma importancia del duelo.

"No me detengo tanto en ese momento (en el dolor por la derrota en la final de 2016 en San Siro), sino que me centro en el presente", despejó ayer Diego Simeone, cuyo equipo está de nuevo bajo presión, porque aún no ha alcanzado un nivel ni siquiera reconocible; y porque el 0-0 de la primera jornada en casa contra el Oporto descubre aún más necesidad este martes: una victoria vislumbraría un futuro prometedor; una derrota lo complicaría todo.

Lo sabe el Atlético, que se mueve en ese filo con el que ya ha convivido unas cuantas veces en la Liga de Campeones, que tiene una exigencia especial y que no permite apenas errores, menos aún en un grupo con el aspecto tan competitivo como el suyo, con el Liverpool como el otro adversario de un cuarteto aún sin pronóstico.

Y, encima, con las dudas que sobrelleva ahora el conjunto rojiblanco, que rebusca nuevas ideas para contraponer a los nuevos problemas que le plantean sus rivales, con la expresividad que tuvo en ese sentido la derrota del pasado sábado contra el Alavés (1-0), mientras Simeone reclama más agresividad en las áreas, entre la vulnerabilidad defensiva y la poca producción de ocasiones y goles. Nada más ha logrado una victoria en sus últimos cuatro choques oficiales (el 1-2 en Getafe en el tramo final con dos goles de Luis Suárez y contra diez), aún no se parece en nada al equipo que fue campeón hace cuatro meses –ni en fiabilidad ni en pegada ni en equilibrio– y todavía mantiene pendiente la recuperación del mejor Antoine Griezmann, sin goles ni transcendencia desde su reencuentro. El francés será suplente en Milán. Al menos a eso apuntan las pruebas de Diego Simeone. Tal hecho describe del momento del atacante, en otra época titular indudable e indispensable en el conjunto rojiblanco en cualquier compromiso, más en un encuentro de tanta envergadura como el que le aguarda este martes a su equipo.

Enfrente, el Milan lo espera en un momento positivo, tras confirmar este fin de semana su segunda posición en la Serie A gracias al triunfo por 2-1 en el campo del Spezia, decidido por los goles de Daniel Maldini, hijo de Paolo Maldini, y del español Brahim Díaz, un elemento ya imprescindible para el técnico Stefano Pioli en línea de tres cuartos. Sin el sueco Zlatan Ibrahimovic, de baja por un problema en un tendón, el croata Ante Rebic es el favorito por delante del francés Olivier Giroud para ser el titular en un 4-2-3-1 en el que la línea ofensiva se completará con el portugués Rafa Leao, Brahim y el belga Sarlemaekers.

noticias de noticiasdealava