Bea Sánchez, jugadora del Kutxabank Araski

"Nuestro objetivo esta temporada es alcanzar el 'play off' de liga y la Copa de la Reina"

Entre las muchas caras nuevas del Kutxabank Araski, destaca la pívot Bea Sánchez, que atesora una dilatada experiencia en la Liga Femenina

05.07.2021 | 09:32
Una de las flamantes incorporaciones del Kutxabank Araski, Beatriz Sánchez, analiza su llegada a Vitoria y lo que será la nueva temporada para el club gasteiztarra

Una de las flamantes incorporaciones del Kutxabank Araski, Beatriz Sánchez, analiza su llegada a Vitoria y lo que será la nueva temporada para el club gasteiztarra. La pívot cuenta con una gran experiencia tras haber jugado en seis clubes diferentes, consolidarse como una de las mejores interiores de la competición y lograr incluso ganar el campeonato liguero con el Girona. Sus buenas actuaciones le sirvieron para formar parte de la selección española y colgarse el oro en el Eurobasket 2017 y un bronce en el Mundial 2018. Ahora, la guerrera gaditana –recambio de Tamara Abalde, que ha recalado en el Ensino de Lugo– espera poder aportar su experiencia en la capital vasca para que el Araski siga creciendo.

¿Cuáles son las sensaciones que tiene tras fichar por el Kutxabank Araski?
–La verdad es que estoy muy contenta porque el Araski es un club que siempre me ha gustado mucho y tenía ganas de firmar con ellos para poder jugar en Mendizorroza. Sé que la afición arropa mucho al equipo y tengo muchas ganas ya de que empiece la temporada. Por eso, me encuentro muy contenta e ilusionada.

¿Cómo se gestó su incorporación al club?
–Todo se produjo muy rápido, gracias a mi representante y a que yo pude hablar con Made. La verdad que había muchas ganas por ambas partes de poder llegar a un acuerdo y esto hizo que fuera todo muy rápido. Ahora estamos todos muy contentos de poder trabajar juntos. En definitiva, todo fue muy rápido y sencillo.

¿Qué es lo que le ha transmitido Urieta de cara a la temporada que viene?
–Para empezar, yo estoy muy contenta de poder trabajar por fin con Made y estoy muy ilusionada y con muchas ganas de empezar. Al final, lleva ya muchas temporadas demostrando que es una gran entrenadora y creo que puedo encajar bien en el estilo de juego del Araski, el cual me gusta mucho, porque tiene un ritmo alto. La entrenadora también me transmitió las ganas que tenía de poder trabajar conmigo y como es un sentimiento recíproco creo que la relación será muy positiva. Algo que también sucederá con la afición, con la que intuyo que conectaré muy bien. De todas formas, más adelante cuando llegue a Vitoria y comencemos la temporada ya podremos hablar más tranquilamente, pero estoy muy contenta y creo que se están incorporando grandes piezas y hay muy buen equipo para hacer una gran temporada. Así que ahora lo que tengo son unas ganas inmensas de empezar y poder trabajar y demostrar mi trabajo sobre la cancha. La anterior temporada no ha sido la mejor deportivamente hablando.

¿Cuáles son los principales objetivos de cara a este ejercicio?
–Yo creo que el Araski debe luchar por volver a estar en el play off y en la Copa de la Reina. Estos creo que deben ser los principales objetivos antes del arranque. Eso sí, por encima de todo siempre tiene que estar el ser un equipo competitivo e intentar ganar el máximo número de partidos posibles para volver a estar donde se merece este club.

¿Se ve en el futuro como una de las referentes del equipo por su experiencia?
–Espero que sí, yo voy con la intención de poder ser una jugadora importante e intentar aportar mi experiencia y todo lo que pueda al equipo. Además, creo que con los fichajes que se han hecho y con las jugadoras que han renovado se ha quedado una gran plantilla. Ahora lo que necesitamos es trabajar para unir las piezas y que esto arranque, pero la verdad es que estoy muy contenta y quiero ser esa jugadora importante para el Araski.

Se ha comprometido tan solo por un año. ¿Espera poder asentarse en el club para varias temporadas si fuera posible?
–¿Por qué no? Es una opción. Ya me han hablado muy bien de la ciudad, de la gente y del club, el cual trabaja muy duro y trata muy bien a las jugadoras, a las que siempre cuida mucho. Y eso es muy importante para que las jugadoras nos sintamos bien y no solo dentro de la pista, sino también fuera de ella. Yo voy muy contenta, con muchas ganas de trabajar y conocer a todo el mundo que forma parte del club y de la cantera y de conocer también a los aficionados. Soy consciente de que apoyan mucho al equipo y ojalá a lo largo de esta temporada puedan estar en Mendizorroza arropándonos.

"Ojalá Madelén Urieta y su cuerpo técnico saquen lo mejor de mí y se pueda ver de nuevo la mejor versión de Bea Sánchez"

"Creo que puedo encajar a la perfección en el juego y la filosofía del Araski, siempre pongo el corazón en todo lo que hago"

"Estoy dispuesta a hacer lo que me pida la entrenadora en cada partido, puedo aportar en facetas como el rebote, los puntos y la defensa"


Hasta el momento, ¿cuál es su mejor momento o recuerdo como profesional?
–Sin duda alguna, la medalla de oro del Eurobasket con la selección española y el bronce en el Mundial.

¿Y su peor momento?
–La lesión que tuve, pero al mismo tiempo creo que las lesiones a las deportistas nos hacen dar un paso al frente y es como otro paso que tenemos que dar y por el que tenemos que pasar la mayoría de los deportistas. Considero que esa lesión me ha aportado también cosas positivas y ha sido un aprendizaje que ha ayudado a curtirme. Sin duda, ese es mi peor momento.

¿Alberga esperanzas de volver a la selección?
–Ojalá que sí. Aunque, eso sí, soy consciente de que ir a la selección es algo muy difícil y que cada vez está más caro porque las jóvenes españolas vienen apretando muy fuerte. Yo trabajo día a día para mejorar como jugadora y ojalá pueda volver, pero tampoco es algo que me quite el sueño. Yo trabajo día a día y si llega esa llamada, pues seré una afortunada.

Por el Araski han pasado varias jugadoras que han mejorado considerablemente su rendimiento. Lo sabe, ¿no?
–Por eso mismo tengo muchas ganas de empezar a trabajar ya con el equipo, para aportar mi granito de arena y así ayudar también a que el club crezca un poco más, y que esto sea algo recíproco y que yo también pueda mejorar. Al final, ya se ha visto cómo muchas jugadoras nacionales han pasado por Vitoria y han mostrado su mejor versión. Ojalá que Made junto a su staff técnico saquen lo mejor de mí y se pueda ver de nuevo a una gran Bea Sánchez en la Liga Endesa.

¿Ya ha podido hablar con sus compañeras?
–Sí, ya he hablado con algunas como con Laura Pardo y María Asurmendi, y la verdad que ambas me han transmitido lo mismo que siento yo ahora mismo, es decir, que están muy contentas con mi llegada y todas estamos con ganas de que empiece ya la temporada para empezar a trabajar juntas y compartir vestuario y conocernos mejor.

¿Cómo se describiría como jugadora?
–Soy una persona muy competitiva, trabajadora y estoy siempre dispuesta a dar al equipo lo que necesite de mí, pero creo que puedo aportar en muchas facetas del juego, como en el rebote, con puntos y en defensa. Al final, lo que Made me pida en cada partido estaré dispuesta a darlo.

¿Y cómo persona?
–Creo que soy una persona muy sociable y generosa. Esto creo que ayuda en mi faceta deportiva para trabajar en equipo. Otra cosa que creo que mejor me define es que pongo el corazón en todo lo que hago y creo que por eso mismo Araski y yo nos vamos a llevar muy bien, por la filosofía que tiene el club, la cual encaja a la perfección conmigo.

Tiene una gran trayectoria a sus espaldas. ¿Cómo ha evolucionado como jugadora a lo largo de estos años?
–No es algo en lo que me haya parado a pensarlo mucho, pero al final soy una persona que me gusta trabajar día a día y siempre intento mejorar aspectos que quizá pueda tener más débiles. Creo que no soy consciente de lo que he ido mejorando a lo largo de los años. Aunque es verdad que sí me noto ya como una jugadora diferente, con mucha más experiencia y con mucha más soltura sobre el campo. Mi forma de ser es siempre la de ayudar a la gente que tengo a mi alrededor y ese es uno de los aspectos que más me gusta.

Le habrán hablado de la "marea verde", ¿no?
–Ha sido una pena lo que hemos vivido este año con la pandemia y que no se haya podido contar con la afición y que ellos no hayan podido disfrutar del baloncesto femenino en directo. Ya no es solo que me hayan hablado de ellos, sino que los partidos que he acudido a Mendizorroza como rival los he sentido en contra y generan un gran ambiente. Ahora será un placer tenerlos como aficionados locales. Yo tenía muchas ganas de poder estar en un sitio donde la gente se involucre tanto y anime en cada partido y ojalá este año podamos tener la suerte de que nos animen en directo y tener un Mendizorroza lleno. Sé que el Araski compite en una ciudad donde se vive mucho este deporte y la gente apoya mucho el baloncesto femenino.

¿Algún mensaje para la afición?
–Que tengo muchas ganas de conocerlos a todos y que por supuesto les espero en Mendizorroza muy pronto. Ojalá pueda hacerles disfrutar con el baloncesto y ellos puedan hacerme disfrutar a mí con su gran ambiente y juntos podamos ganar muchos partidos en Mendizorroza.

En Vitoria se hay una gran tradición de baloncesto. ¿Presión o motivación?
–Presión ninguna, siempre motivación por lo que te decía. Me encanta lo que hago y soy una afortunada de poder jugar y disfrutar del baloncesto y sobre todo de poder disfrutarlo con los demás no solo a nivel individual sino también colectivo. Al final, esto es un juego de equipo.

Gaditana y ahora en Vitoria, ¿ya le han comentado algo del clima de la ciudad?
–Aún no me han hablado mucho de eso, pero con todos los años que llevo en el norte creo que ya voy curada de espanto y nada me va a sorprender, pero oye nunca se sabe (risas).

¿Cuáles son sus hobbies fuera de la cancha?
–Además del baloncesto, me gustan mucho los deportes y siempre intento practicar alguno, pero aparte de ver series y películas, me gusta también pasear. Tampoco me olvido de la playa, que también me gusta muchísimo. 

noticias de noticiasdealava