Reto Iberdrola

Las Gloriosas ya son de primera

El Deportivo Alavés femenino se impone con solvencia al Atlético B y certifica su ascenso tras cuatro años de infatigable lucha

31.05.2021 | 00:13
Como no podía ser de otra manera, las jugadoras albiazules dieron rienda suelta a su alegría nada más finalizar un choque que se puso de cara en el arranque gracias al tanto de penalti transformado por Míriam. Desde ese instante, todo fue más fácil para las pupilas de Mikel Crespo, que han completado una temporada de ensueño. Fotos: Área 11

Atlético B 0

Gloriosas 2

ATLÉTICO DE MADRID B Xin, Sánchez, Teruel, Gómez (Martínez, minuto 75), Tanarro, Peña,

Fernández (Ávalos, minuto 75), Ronzero (Rincón, minuto 64), Pala (López, minuto 64), Ortega (Valladolid, minuto 75) y Álvarez.

GLORIOSAS Cris, Gaste, Urruzola, Míriam, Vera, Gema (Emma, minuto 85), Alba A. (Mérida, minuto 85), Miku, Ane Miren (Samia, minuto 85), Urbani y Sanadri (Chamorro, minuto 56).

Goles 0-1, minuto 11: Míriam, de penalti. 0-2, minuto 65: Ane Miren.

Árbitra Sandra González, quien ha mostrado tarjetas amarillas a Marta Gómez (minuto 15) por parte del Club Atlético Madrid B", y a Ane Miren (minuto 70) y a Alba Aznar (minuto 85) por parte del Deportivo Alavés.

Incidencias Encuentro correspondiente a la jornada 8º de la Fase 2 de la Liga Reto Iberdrola (Grupo Norte) en la Ciudad Deportiva Wanda.


Se consumó el éxito inenarrable. Las Gloriosas ya son de Primera con todo merecimiento. Ganó Osasuna pero también lo hizo un equipo vitoriano que ha recogido una extraordinaria recompensa al trabajo bien hecho merced a una trayectoria de ensueño. A partir de la próxima temporada, el Alavés femenino se codeará con lo más granado del fútbol estatal.

El cuadro albiazul viajó a Madrid dependiendo de sí mismo y cumplió al imponerse por 0-2 al filial del Atlético de Madrid en un duelo en el que la presión y la responsabilidad eran máximas, pero en el que las gasteiztarras respondieron con el carácter de un equipo campeón, mostrándose superiores a sus rivales, que no se jugaban nada, en todo momento.

Las grandes citas tienen su ambiente especial y en la previa del encuentro ya se podía intuir, junto a los más de 150 vitorianos que estaban presentes, que el partido iba a ser muy especial. De ello ya se encargaban los aficionados albiazules junto a su megáfono, bombo y altavoz de dar "vidilla" al Centro Deportivo Wanda para que se pareciera a Ibaia.

El partido comenzó con algo de retraso, algo que no hacía más que alentar a la afición albiazul que no cesó en sus ánimos a pesar del calor que hacía en Madrid. En el minuto 3 Marta Sanadri falló un mano a mano incomprensible con un disparo muy flojo que Jana Xin atrapó sin problemas.

El encuentro, al margen de esa ocasión, tuvo muchas imprecisiones. A los oídos de los aficionados babazorros llegaron los goles de Osasuna que complicaban el asunto. Pese a la situación, el Centro Wanda Deportivo se pareció a Ibaia con una gran cantidad de cánticos albiazules.

Ver Galería

camino despejado El Atlético B, mediante una buena jugada de Laura Ortega por la banda izquierda, aprovechó una contra para ir generando peligro, pero no terminó de mirar a puerta. El panorama cambió de forma radical cuando en el minuto 11 Míriam centró una falta esquinada al segundo palo e inexplicablemente Marta Gómez arrolló a Urbani dentro del área en una jugada sin peligro y la colegiada señaló el diáfano penalti.

La propia centrocampista fue la encargada de materializar la pena máxima para adelantar a las suyas en el marcador y poner tranquilidad sobre el campo. El gol cambió la dinámica del encuentro y la propia Míriam buscó el disparo directo en otra falta. A pesar de la lejanía, casi logra el segundo tanto, pero la guardameta japonesa desvió el balón con una gran intervención. En ese mismo saque de esquina, Jana Xin se volvió a lucir con una parada espectacular a un cabezazo de Miku que puso muy bien el balón abajo, pero la guardameta mostró unos grandes reflejos.

El Alavés ya dominaba y las sensaciones fueron positivas, pero las de Héctor Díaz no bajaron los brazos. Después de esos minutos de agobio, se recompusieron para mandar un aviso más que serio a las albiazules con un gran disparo de Leire Peña que se encontró con el palo.

El partido bajó de intensidad y ambos equipos empezaron a jugar de forma demasiado estática. La pausa de hidratación sentó bien a las de Mikel Crespo, que volvieron al terreno de juego con una buena ocasión en la que Urbani centró desde la banda derecha y Sanadri pudo rematar con complicaciones, pero una vez más la guardameta del equipo madrileño volvió a detener el esférico.

El Atlético aprovechó esa misma jugada para montar una buena contra que casi materializa Alexia Fernández, aunque la defensa albiazul estuvo muy seria atrás. La pichichi de la competición, Marta Sanadri, no tuvo su día de cara a puerta al fallar otra ocasión clara tras un buen centro de Urbani. Su remate de cabeza no fue del todo certero y el balón terminó en las manos de Jana Xin.

lesión de sanadri La segunda parte no comenzó mucho mejor. Es más, en los primeros instantes la defensa Laura Teruel remató de cabeza encontrándose el poste por fuera. Las Gloriosas no sufrieron en exceso, si bien las madrileñas merodearon el área albiazul con bastante frecuencia y las sensaciones no fueron del todo las mejores.

Las malas noticias llegaron con la lesión de Sanadri tras un choque fortuito. La pichichi, que nunca dejó de luchar, no pudo continuar sobre el por una lesión de rodilla. Chamorro, su recambio, dispuso de su primera ocasión nada más entrar peinando un balón de cabeza para que el esférico se paseara por delante de toda la portería rival.

Eso sí, el Atlético siguió acercándose por el área vitoriana, pero Cris estuvo segura bajo palos en sus primeras intervenciones. El entrenador madrileño, Héctor Díaz, no lo vio claro y movió el banquillo para buscar una reacción de las suyas.

El encuentro encaraba la media hora final para que las Gloriosas fueran de Primera. Los aficionados, conscientes de ello, apretaron más que nunca para insuflar energías renovadas. Cuando el sufrimiento se iba a adueñar del partido, apareció Ane Miren controlando un gran balón para escaparse de sus dos defensoras, disparar con su pierna "mala" y poner el 0-2. Fue el tanto de la tranquilidad que desbrozó el camino hacia la gloria.

En la jugada anterior a la pausa de hidratación, Gaste pudo sentenciar, pero su disparo se fue alto tras una buena jugada de Chamorro por la banda derecha. Los nervios ya estaban más que nunca a flor de piel. Es más, la capitana Mery corrió más en la grada que incluso sus propias compañeras en el campo.


 "hiru, hiru" Las vitorianas continuaron teniendo opciones de finiquitar el encuentro con otra opción en la que Chamorro se escapó en velocidad. Sin embargo, en el mano a mano no acertó y la portera rival le aguantó para detener el disparo. Héctor Díaz buscó la reacción a la desesperada con un triple cambio y el Atlético nunca se rindió. Andrea López lo intentó con un disparo tímido que ilustró la falta de fe de las jugadoras locales.

La grada ya era una fiesta albiazul y la afición comenzó a cantar la mítica canción de "hiru, hiru" solicitando el tercer gol al equipo. Donde no llegaron las jugadores a nivel físico, sí que lo hizo el público dándoles un pulmón más a las Gloriosas. Mikel Crespo dio entrada a varias jugadoras como Maitane para refrescar al equipo. El partido transcurrió sin mayores sobresaltos. Había que pedir calma desde el banquillo para evitar posibles sustos, si bien la fiesta ya se palpaba. Finalmente, Sandra González señaló el final y ese silbato dio paso a todas las celebraciones, las alegrías, las lágrimas de felicidad y a la Primera. Y es que las Gloriosas ya son de la Liga Iberdrola.

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava