una ‘bala’ en estella

gp miguel induráin alejandro valverde ganA con maestría en su última carrera en navarra

04.04.2021 | 00:23
Valverde. Foto: Iñaki Porto

estella – A punto de cumplir 41 años, Alejandro Valverde (Movistar) ganó su tercer Gran Premio Miguel Induráin, igualando a Hortensio Vidaurreta, Miguel María Lasa, Juan Fernández y Ángel Vicioso como ciclistas más laureados en Estella. El Bala seleccionó la carrera en la última subida a Erául y rompió a sus dos rivales del equipo Astana –Lutsenko y Luis León Sánchez– para llegar en solitario al Paseo de la Inmaculada. El murciano tuvo tiempo para saludar y despedirse a lo grande de Navarra en su última temporada como profesional.

Valverde se impuso con maestría a sus compañeros de fuga: el kazajo Alexey Lutsenko (Astana-Premier Tech), que lo probó en el descenso pero terminó a seis segundos del murciano y el también del Astana Luis León Sánchez, que finalizó a quince segundos.

El ciclismo de élite regresaba a Navarra con el GP Miguel Induráin, la única prueba de Primera Pro del calendario foral. Organizada por el Club Ciclista Estella, contó con 19 equipos, la mitad de ellos del World Tour (Astana, Bahrain, BikeExchange, Cofidis, Ineos, Israel, Movistar, Trek y UAE). Con esta nómina de participantes, el espectáculo estaba asegurado. La primera fuga se produjo en Puente la Reina, compuesta por Ángel Madrazo, Jon Irisarri, Vicenzo Albanese, Emerson Oronte y Antonio Carvalho, que lograron una renta de dos minutos y medio sobre el pelotón. Mikel Aristi se les unió un poco más tarde. Dos de los equipos más potentes, Movistar y Astana-Premier Tech, marcaron el ritmo del pelotón para ascender al alto de Grocin con una diferencia de 2:20 de los escapados cuando se llevaban 50 kilómetros recorridos.

A falta de 11 kilómetros para la meta, en el puerto de Erául, Alejandro Valverde reaccionó en primera persona. Atacó dos veces hasta marcharse en solitario y alcanzar la rueda de Luisle, el único superviviente del grupo cabecero. Lutsenko fue el único que pudo reaccionar desde atrás, dejando al murciano en un incómodo dos contra uno ante el Astana. El del Movistar cambió el ritmo en la última subida a Ibarra para llevarse la clásica navarra entrando solo en el paseo de la Inmaculada.