Barça 5-2 Betis

Messi ejerce de revulsivo tras la lesión de Ansu Fati

Sustituye a Ansu Fati, que sufrió una rotura de menisco

07.11.2020 | 23:57
Messi consuela a Claudio Bravo. Foto: Efe

Barcelona 5

Betis2

BARCELONA Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets (Pjanic, min.85), De Jong; Dembélé (Trincao, min.66), Pedri, Ansu Fati (Messi, min.46); y Griezmann (Braithwaite, min.78).

BETIS Claudio Bravo; Emerson, Mandi, Bartra, Álex Moreno; William Carvalho, Guido Rodríguez; Joaquín (Ruibal, min.62) , Canales (Rodri Sánchez, min.86), Tello (Víctor Ruiz, min.62); Sanabria (Loren, min.71).

Goles1-0: Dembélé, min.22. 1-1: Sanabria (min.45+3). 2-1: Griezmann, min.48. 3-1: Messi (p.), min.61. 3-2: Loren, min.73. 4-2: Messi, min.82. 5-2: Pedri, min.89.

Árbitro Cuadra Fernández (Comité balear). Mostró tarjeta amarilla a Mandi, Ansu Fati, Pedri y Álex Moreno. Expulsó con roja directa a Mandi (min.60).

Estadio Camp Nou.

barcelona – Y por fin Messi descansó. Aunque sólo 45 minutos, los suficientes para ver que su presencia ante el Betis era necesaria para desencallar un partido que iba empatado en el intermedio y que el Barcelona resolvió gracias al astro argentino tras la reanudación. Precisamente, Messi sustituyó a Ansu Fati, que se había roto el menisco de su pierna izquierda al ser derribado por Mandi en un penalti que fallaría Griezmann. Su tiempo de baja aún es una incógnita.

El marcador se movió por primera vez en el minuto 22, cuando Dembélé amagó con la diestra en el vértice derecho del área visitante, para fusilar a Bravo con la zurda y hacer subir el 1-0.Pasada la media hora, Mandi derribaba dentro del área a Ansu Fati. Y Griezmann, con Messi en el banquillo, quiso resolver desde los once metros su complicada relación con el gol. Sigue igual. Falló. En la última jugada antes de llegar al descanso, Tello recibió un balón tras una contra conducida por Canales y su centro acabó mandándolo Sanabria a gol (1-1). Koeman dio entrada a Messi, que salió dispuesto a resolver el partido. En el primer ataque local, dejó pasar la clásica asistencia de Jordi Alba desde la izquierda para arrastrar a dos defensas y Bravo en la salida y dejar libre de marca a Griezmann, que por fin marcó a placer (2-1). A la hora, Mandi sacó con la mano, en línea de gol, un disparo de Dembélé. Penalti y expulsióm del defensa del Betis. Messi no perdonó (3-1). Los andaluces se resistían a dar por sentenciado el partido y, con un hombre menos, lograron pronto el 2-3 por mediación de Loren.

Quedaba algo más de un cuarto de hora, pero Messi decidió quitarle toda emoción al choque, al combinar con Sergi Roberto para internarse en el área y enviar un obús con la zurda que se coló por toda la escuadra. Al 10 le anularían otro más por fuera de juego. Y al Betis ya no le quedaba gasolina para aguantar el envite. A los 89, Pedri remató una asistencia de Sergi Roberto para marcar su primer gol como azulgrana en la Liga. El Barça, aunque con lagunas defensivas preocupantes, puso punto y final a un racha de cuatro partidos sin ganar.