Euroliga

Tavares y Campazzo reactivan al Real Madrid

EUROLIGA Los de Laso logran la tercera victoria de la temporada (3-4) ante uno de los equipos líderes

07.11.2020 | 00:55
Nigel Hayes y Joffrey Lauvergne del Zalgiris Kaunas, defienden el ataque de Usman Garuba, del Real Madrid. Foto: F

Zalgiris90

Real Madrid93

ZALGIRIS Walkup (18), Vasturia (2), Grigonis (17), Hayes (12) y Lauvergne (6) --quinteto inicial-- Jankunas (-), Lekavicius (6), Milaknis (12), Geben (3) y Rubit (14).

REAL MADRID Campazzo (19), Carroll (13), Abalde (10), Randolph (7) y Tavares (22) --quinteto inicial-- Llull (11), Laprovittola (5), Taylor (-), Thompkins (6), Felipe Reyes (-), Garuba (-).

Parciales 24-32, 30-16, 19-19, 17-26.

Árbitros Pukl, Bissang y Panther.

Pabellón Zalgirio Arena.

kaunas – Las exhibiciones de Walter Tavares y Facundo Campazzo permitieron al Real Madrid sumar ayer un valioso triunfo en Kaunas, el primero a domicilio en la Euroliga de baloncesto, ante un Zalgiris que llegó a la séptima jornada como líder y, tras dominar durante muchos minutos, acabó cediendo tras un parcial final de 10-0 en el que el caboverdiano fue el gran protagonista (90-93).

En los 21 minutos que estuvo en pista, el pívot anotó 22 puntos, capturó 12 rebotes y sumó una valoración de 34 créditos. Su dominio bajo aros se vio acompañado por el buen trabajo, un día más, del argentino Facundo Campazzo (19 puntos, 3 rebotes y 10 asistencias y 27 de valoración). Ambos lideraron el tercer triunfo blanco en la pista del equipo revelación, donde ha ganado en siete de sus últimas ocho visitas.

Empezaron mejor los hombres de Pablo Laso gracias a su juego más coral y a la buena muñeca de Jaycee Carroll, lo que les permitió dominar desde el inicio un partido en el que los lituanos solo respondían con los triples de Thomas Walkup.

La mayor fluidez en ataque de los blancos le mantenía con cómodas ventajas en el marcador. En la reanudación el panorama cambió radicalmente. Las defensas se ajustaron, especialmente la lituana, lo que frenó en seco la producción ofensiva de un Real Madrid que, con solo dos puntos convertidos en seis minutos, vio como el Zagiris se ponía por delante aprovechándose del descanso de Campazzo y de la pájara de su oponente, que no encontraba la fórmula para seguir sumando.

Un parcial en contra de 15-2, culminado con un nuevo triple de Walkup, encendió las alarmas del Real Madrid. Apareció entonces Sergio Llull, quien salió al rescate con siete rápidos puntos que volvieron a equilibrar la pelea, hasta que un par de triples finales aumentaron a seis la ventaja lituana al descanso (54-48, min 20).

En la reanudación, el Real Madrid seguía sin carburar. Varios errores en el tiro y algunas pérdidas permitieron al campeón lituano abrir una brecha de once puntos y, para colmo de males, Tavares se cargó con la tercera falta con muchos minutos por delante. Pablo Laso decidió mantenerlo en pista y el pívot caboverdiano se lo agradeció con más canastas y rebotes, siendo capaz de llegar al último cuarto con dobles dígitos (14 puntos y 11 rebotes) y 24 de valoración.

A los diez últimos minutos se llegó con ventaja a favor del equipo báltico (73-67). Amenazó el Zalgiris con escaparse tras un triple de Hayes a 2.52 del final (86-81), pero respondió a tiempo el Real Madrid con un parcial de 10-0, con ocho puntos de Tavares, que resultó definitivo para que los blancos sumasen su tercera victoria europea del curso.