Roglic se cae pero sigue líder

El alemán Kämna sorprende en la cuarta etapa de la Dauphiné

15.08.2020 | 17:40

Redacción deportes, 15 ago (EFE).- El alemán Lennard Kämna (Bora-Hansgrohe), de 23 años, estrenó su palmarés profesional con victoria en solitario en la cuarta etapa del Dauphiné disputada entre Ugine y Megève con un recorrido de 157 kilómetros, en la que el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) conservó el maillot amarillo a pesar de haber sufrido una caída.

Kämna, medallista europeo y mundial en categoría sub'23, pudo dedicar una victoria a su jefe de filas y compatriota Emanuel Buchmann, quien hubo de retirarse por una caída. El joven de Fredenbeck fue el más fuerte del grupo que protagonizó la escapada del día. Atacó a 3,6 kilómetros del helipuerto de Megéve, un esfuerzo que le permitió saborear a gusto la victoria.

Marcó un tiempo en meta de 4h.27.56, a una media en tan dura etapa de 34,4 kms/hora. A 42 segundos cruzó el español y nuevo líder de la montaña David de la Cruz (UAE Emirates) y a 56 el francés Julián Alaphilippe (Deceuninck Quick Step), sus inmediatos perseguidores.

El grupo principal, con tranquilidad, llegó a 3.02 minutos con Roglic magullado, acompañado del resto de rivales directos. A falta de una jornada mantuvo el maillot amarillo con 14 segundos sobre el francés Thibaut Pinot (Groupama FDJ), 24 sobre el francés y revelación Guillaume Martin Cofidis) y 26 respecto a Mikel Landa (Bahrain McLaren).

ESCAPADA NUMEROSA CON NOMBRES ILUSTRES

La etapa de los seis puertos con 4.700 metros de desnivel acumulado, partió sin Egan Bernal. Ineos se quedó sin líder aquejado de dolores en la espalda, según explicó en la salida su compañero galés Geraint Thomas. A dos semanas del Tour se abre el debate sobre su condición de favorito y confirma el duelo de septiembre con el Jumbo Visma, capaz de borrar del mapa a la escuadra británica.

Tras muchos escarceos y con la mecha prendida por el belga De Gendt, escapista oficial en cualquier carrera, se formó una fuga de 15 que incluía nombres importantes.

Allí estaban los españoles Luis León Sánchez, Marc Soler, De La Cruz, Alaphilippe, Kwiatkowski, Van Baarle. El mejor clasificado, el era Lennard Kamna, a 5'21 de Roglic.

De la Cruz salió decidido a conquistar puertos. Pasó en cabeza el Col de Plan Bois (1a, 6,3 kms al 9,5), en cuyo descenso se fueron a casa tras sufrir una caída el líder del Bora, Emanuel Buchmann, tercero de la general; su compañero austríaco Muhlberger y el holandés Steven Kruijswijk, uno de los soportes de Roglic.

Repitió De la Cruz en La Croix Fry (1a, 6,6 kms al 7,9), en el Col des Aravis (3a) y en el Col D'Héry sur Ugine (2a, 2,7 kms al 8,8), donde arrebató el jersey de la montaña a su compañero italiano Davide Formolo, el héroe de la víspera. Mientras, el pelotón marchaba a 3.30 con el Jumbo Visma de controlador, pero con susto por una caída sin consecuencias de Roglic.

CAÍDA DE ROGLIC Y LANDA MUEVE PIEZAS EN BISSAN

El accidente del líder, a quien remolcó Van Aert hasta el pelotón, disparó la diferencia a 5 minutos en el tránsito hacía el gigante de la jornada, la Montée de Bisanne (Categoría especial, 12,4 kms al 8,2 ), donde ya se produjeron movimientos. Por delante quedaron 8 hombres, incluido el catalán De La Cruz, de nuevo dominador de las cumbres.

Por detrás Mikel Landa puso a sus hombres a marcar un ritmo elevado que hizo de criba. Se quedaron descolgados Valverde y Mas, en caída libre. Dos intentos, de Sivakov (Ineos) y de Caruso (Bahrain), espabilaron de nuevo el mando del Jumbo, ahora con Dumoulin de gestor.

En la cima el grupo principal pasó con 8 unidades y un retraso de 1.25 minutos. Roglic con el brazo y parte del glúteo izquierdos en carne viva respiró aliviado en el alto al comprobar que Landa y sus muchachos aceptaban un pacto de no agresión.

JUMBO PROTEGE AL LÍDER, KAMNA DIRECTO A LA GLORIA

Tranquilidad entre los jerarcas en la aproximación a la Montée de L'Altiport (2a, 7,4 kms al 4,5), lo que permitió que algunos se unieran al grupo del maillot amarillo, incluso Valverde y Mas. La avanzadilla aumentó la renta a 2.30 minutos, que ya iba a ser decisiva. Jumbo acusó el percance de Roglic e impuso ritmo de paseo, sin necesidad alguna de alcanzar a Alaphilippe, Kwiatkowski y compañía.

Se movió por delante el francés Elissonde (Trek) a 7 kms del helipuerto de meta, le alcanzó De la Cruz, que también quería la etapa y remató Kamna, que iba sobrado y dispuesto a imponer su juventud ante rivales consagrados del pelotón.

El alemán reventó a De La Cruz e impidió que nadie se le acercara. En la recta tuvo tiempo de sobra para saborear una victoria inolvidable en un día aciago para su equipo, ya que también perdió al austríaco Muhlberger en la misma caída de Buchmann. Día histórico, a pesar de todo.

Este domingo quinta y última etapa con salida y llegada en Megève y un recorrido de 153,5 kilómetros. Finaliza la fiesta alpina con ocho dificultades, las principales las cotas de Domancy, el Col de Romme, la Colombière y la Cota de Cordon frente al Mont Blanc.