Una decisión difícil, pero “inevitable”

Organismos deportivos y atletas aprueban la medida adoptada ayer por el COI

25.03.2020 | 01:48

vitoria – Las reacciones por parte de atletas, comités olímpicos nacionales y organismos deportivos de todo el planeta fueron prácticamente unánimes. El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio era algo necesario atendiendo a la situación de pandemia que se vive en todo el planeta como consecuencia del coronavirus. Era imposible garantizar la seguridad de participantes y espectadores en caso de mantener las fechas previstas para este verano y la fase de preparación de los deportistas para afrontarlos con garantías había quedado interrumpida sine die. Por ello, casi todas las voces coinciden a la hora de considerar el aplazamiento como un mal necesario.

Desde el Consejo Superior de Deportes aseguraron que posponer los Juegos a 2021 era "la mejor decisión", además de considerar la medida "inevitable y lógica". "Nos apena, porque es reflejo de la gravedad de la emergencia sanitaria que vive el mundo, pero el COI ha hecho lo correcto. La situación, a nuestro juicio, hacía inviable que se pudieran disputar en igualdad de condiciones y con garantías de protección de la salud para los deportistas", señaló la presidenta del CSD, Irene Lozano, en un comunicado. En parecidos términos se manifestó Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, que desde un principio se había mostrado contrario a la intención original del COI de mantener los Juegos en las fechas previstas: "Es una buena decisión porque termina con la incertidumbre que sentía toda la familia olímpica; no se puede competir si no tienes las mismas condiciones para poder entrenar y nuestros deportistas no las tienen".

Por su parte, la FIFA mostró su apoyo al aplazamiento al apuntar mediante un comunicado que "la salud y el bienestar de todas las personas vinculadas a la actividad deportiva debe ser siempre la prioridad más alta, por lo que damos la bienvenida a la decisión del COI", mientras que el presidente de la Federación Internacional de Natación, el uruguayo Julio César Maglione, respaldó esta tesis al valorar que "estamos totalmente de acuerdo; hemos seguido las líneas del Comité Olímpico Internacional y seguiremos las líneas de nuestro líder, el presidente Thomas Bach". Incluso Discovery, la empresa que tiene los derechos de retransmisión a nivel europeo, respaldó la importancia de "garantizar el bienestar de los espectadores, los deportistas, trabajadores y la comunidad internacional".