Solo sigue la competición en Primera y Segunda, por ahora

LaLiga y la RFEF deciden hoy si suspenden todos los partidos de fútbol

12.03.2020 | 00:22
Rubiales y Tebas en un acto. Efe

madrid – La crisis por el coronavirus va modificando el panorama deportivo a pasos agigantados. Lo que hoy es una cosa, mañana mismo puede ser otra bien diferente. La Federación Española de Fútbol y la Federación Vasca decidieron ayer suspender por el plazo de dos semanas todos los partidos de las competiciones de fútbol de ámbito estatal no profesional y territorial. Es decir, desde Segunda B pasando por Tercera, Juvenil División de Honor, Nacional y Liga Vasca, el Cadete Liga Vasca, la Liga Vasca Femenina y la Tercera Division, así como la Liga Vasca de Fútbol Sala.

La Federación Española de Fútbol adopta esta decisión para "garantizar la homogeneidad de las competiciones, la integridad y el necesario equilibrio competitivo, dado que se ha constatado que existe imposibilidad real de disputar partidos de fútbol y desarrollar entrenamientos en determinadas ciudades y territorios". La Federación Vasca apoya la misma decisión atendiendo a las recomendaciones del Gobierno vasco y de la propia Federación Española de Fútbol.

reunión en madrid Cada vez son más las voces de los futbolistas profesionales que cuestionan la idoneidad de jugar a puerta cerrada y piden directamente la suspensión de las dos próximas jornadas. Hoy se reúnen en Madrid responsables de la Federación Española de Fútbol junto a miembros de LaLiga, de la Asociación de Futbolistas Españoles, de la Comisión Nacional de Fútbol Sala y de las asociaciones de jugadores y jugadoras de fútbol sala. En la reunión el tema que estará sobre la mesa es el de suspender todo el fútbol, algo que parece lógico y que ya ocurre en Italia.

aplazado el Mirandés-NumanciaEl vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, anunció ayer el aplazamiento del partido de LaLiga SamatrtBank entre el Mirandés y el Numancia, que se iba a jugar el próximo fin de semana a puerta cerrada como consecuencia de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Esta es una de las medidas tomadas en el Consejo de Gobierno extraordinario de ayer respecto a la ciudad burgalesa de Miranda de Ebro, el punto de la Comunidad donde más casos de infección por coronavirus se han registrado.

La idea, respecto al aplazamiento del partido en Miranda de Ebro, es no sólo evitar la aglomeración de personas en el interior del estadio, sino también evitar estampas como las vividas ayer en Valencia, donde grupos de aficionados se congregaron en los aledaños del estadio para animar a los equipos que disputaban un partido de Champions, explicó Igea. "Tenemos que tratar de evitar aglomeraciones fuera, no sirve de nada evitarla dentro si suceden cosas como las de Valencia, con aglomeraciones se hacen en la puerta del estadio".