La maldición sigue vigente

SEGUNDA b A PESAR DE LA SUPERIORIDAD DEL ALAVÉS b, un testarazo de laborda le deja sin puntuar

09.02.2020 | 06:24

Izarra1

Alavés B0

IZARRA Markel; Arroyo, Maestro, Luiyi de Lucas, Pablo Ruiz; Hinojosa, Cisneros; Toni (Gian Allala, min. 83), Yoel Sola (Valdo, min. 72), Javi Gómez (Mikel Yoldi, min. 81); Laborda.

DEPORTIVO ALAVÉS B Gonzi; Genís, Primi (Víctor López, min. 72), Erik, Javi López; Paulino, Perera (Lupu, min. 79), Pablo Álvarez; Borja Sáinz (Abdallahi, min. 81), Radulovic, JL Rodríguez.

Gol 1-0, Gorka Laborda (min. 62).

Árbitro González Hernández (Colegio castellano-leonés). Amonestó al local Javi Gómez; y a los visitantes Abdalllahi y Pablo Álvarez.

Incidencias Merkatondoa. Unos 600 espectadores en tarde fría.

ESTELLA - No hay manera. El filial del Alavés fue valiente en Merkatondoa, llegó más a puerta que los locales, pero perdonó ante un magistral Markel Areitio y vio cómo un testarazo de Gorka Laborda a la hora de juego le condenaba a otra salida saldada con tropiezo.

La primera mitad vio a un Miniglorias muy bravo y valeroso, plantando cara a uno de los equipos más complicados de superar en su feudo por las condiciones del campo de Merkatondoa. Alonso dio cancha al joven Borja en el extremo y Radulovic seguía como referencia en punta, con Paulino algo más atrás. El ariete catalán de origen balcánico tuvo la primera clara en un mano a mano que sacaba Markel Areitio. Corría el minuto 20 y ahí llegaron los mejores minutos del filial albiazul en el primer periodo, con una eficiente presión que permitía recuperaciones veloces y contragolpes con peligro. Pudo llegar el cero a uno en un disparo de Paulino demasiado escorado, y la siguiente oportunidad acabaría con el esférico en el fondo de las mallas de la meta estellesa, pero con edl colegiado invalidando la jugada por fuera de juego.

El Izarra no estaba nada cómodo sobre el verde, ya que el serio trabajo defensivo del filial impedía a los de Pablo Álvarez hacer su juego. Primi y Erik, con el apoyo de Genís, eran baluartes en el juego aéreo, la especialidad local para crear peligro, y con una guerra de guerrillas en la medular se llegaba al descanso con el cero a cero inicial.

Salida furiosa del conjunto de Iñaki Alonso en el segundo periodo. Los alaveses tocaban, llegaban y rozaban el uno a cero con la punta de los dedos. La primera oportunidad vio cómo Markel Areitio salvaba con el pie cuando un disparo escorado de JL Rodríguez buscaba las mallas.

Un minuto después, y de nuevo en una fase de acoso constante del Miniglorias, un disparo desde la frontal entre un bosque de piernas se marchaba fuera por muy poco. Se estaba mereciendo el Alavés B ponerse por delante en el marcador, pero el Izarra respondió buscando las bandas, donde Javi Gómez y Toni García comenzaron a lanzar peligrosos centros. Así, tras dos intentonas navarras, a la tercera Gorka Laborda conectaba un testarazo perfecto que abría la cuenta a la hora de encuentro. Y hablando coin sinceridad, no era justo.

Restaban treinta minutos, y aunque el Alavés B lo intentó de todas las maneras, las prisas fueron malas consejeras y la veteranía de la zaga estellesa fue el mejor argumento local. Tres puntos de oro del Izarra, otro disgusto vasco. - Área 11