‘Eva contra Eva’ llena el Principal mirando a la vida y al teatro

Ana Belén encabeza el reparto de una obra que cierra los espectáculos para adultos del cartel invernal

26.03.2021 | 00:33
El reparto del montaje durante una escena. Foto: Javier Naval

Vitoria – Mientras la Red de Teatros tiene activada estos días la maquinaria de venta de abonos y entradas para lo que sucederá en sus escenarios de abril a junio, toca despedirse de la programación invernal. La situación no deja de ser extraña y complicada por la pandemia, pero las tablas de la capital alavesa siguen empeñadas en no volver a quedarse en silencio. Así hoy el Principal se encuentra con otro de esos espectáculos que agotaron todas las entradas posibles –cabe recordar que el máximo en espacios cerrados para espectáculos culturales es de 400 butacas- en un suspiro. Eva contra Eva llega con el primer éxito ya conseguido, que no es poco viendo el contexto.

Como viene sucediendo desde el pasado otoño, el encuentro con el público se producirá a partir de las 19.00 horas. La obra cerrará la programación escénica para adultos en el centenario edificio de la calle San Prudencio, un broche cuyo reparto lidera Ana Belén bajo la dirección de una Silvia Munt que hace justo 30 años ganó un Goya gracias a su magnífico papel en Alas de mariposa, del vitoriano Juanma Bajo Ulloa. Pasa el tiempo pero la calidad no. En sus manos, esta vez está un texto de Pau Miró, quien toma como referencia, de manera muy libre, el clásico Eva al desnudo, de Joseph L. Mankiewicz, para, haciendo teatro dentro del teatro, hablar de la vida.

"La vida, a veces, es como un juego de espejos, colocados aleatoriamente. ¿Somos realmente lo que los demás ven de nosotros? ¿Somos lo que nosotros creemos que somos? Y, cuando los años pasan, ¿cómo debemos asumir la condena irremediable de vernos como un producto con fecha de caducidad? Pau Miró pone en una partitura afinada y divertida todas estas preguntas" describe Munt para presentar un montaje que también lleva a las tablas a Mel Salvatierra, Javier Albalá, Manuel Morón y Ana Goya. Todos ellos "utilizan el teatro para hablar de la vida y la vida para hablar del teatro", y hacerlo ante unos espectadores con los que compartir reflexiones e interrogantes.