'Antonia' hace protagonista a la memoria en el Ibáñez de Matauco

Todavía queda alguna entrada libre para recibir mañana la nueva producción de Ékoma Teatro

16.02.2021 | 23:56
Javier Liñera, Aitor Pérez Collado y Begoña Martín Treviño, ayer en la calle San Prudencio. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – A principios de mes tuvo lugar su estreno. Antonia se encuentra, por tanto, al inicio del camino, por lo menos de cara al público. Detrás queda el tiempo de creación, preparación y producción –pandemia incluida-, una senda que también pasó en 2020 por la capital alavesa, en concreto por Montehermoso. Ahora, en estos primeros pasos con los espectadores, el proyecto, ya completado, regresa a Gasteiz. La cita será mañana a las 19.00 horas en el Jesús Ibáñez de Matauco, donde quedan entradas disponibles, pero tampoco muchas.

Javier Liñera enseña de nuevo su faz de dramaturgo y director para, en esta producción de Ékoma Teatro, presentar dos tramas –una de ellas a través del formato audiovisual- que terminan confluyendo en un montaje que convierte a la memoria en protagonista proponiendo un viaje entre los recuerdos, entre el pasado y el presente, entre la realidad y la ficción.

Sobre las tablas, Begoña Martín Treviño y Aitor Pérez Collado. En la pantalla, Raúl Camino y Charo Charo Polentinos. Son los encargados de dar vida a un montaje que pone el foco en un escritor al que se le diagnostica una enfermedad rara cuya consecuencia es que el enfermo va a perder todos sus recuerdos. "¿Qué pasa si tu relato fundacional como persona desaparece?" se pregunta Liñera, que reconoce que este personaje tiene mucho de sí mismo. Junto a él se encuentra una doctora que intenta frenar ese mal desconocido, proponiendo juegos y ejercicios que ayuden a la memoria a no resquebrajarse. "Pero el escritor no quiere escribir, no quiere ver cómo se van deteriorando su escritura ni sus recuerdos", un pasado en el que están presente su abuela, Antonia, y el hermano de ella, Antonio.

La ficción se compone desde la realidad. Y de la misma forma que el personaje principal tiene mucho del autor, el resto también se construyen en base a personas reales. Es el caso de quien da nombre a la pieza, que toma como referencia a Antonia Olmedo Ramos, activista republicana que para sobrevivir tras el levantamiento tuvo que trabajar en una cárcel franquista. Su supuesto hermano tiene aires de otros dos hombres. Por un lado, de Santiago Olmedo Ramos, el tío de Antonia. Por otro, de Álvaro Retana, escritor y periodista que terminó siendo condenado a muerte por la dictadura, aunque al final no fue ejecutado, por su condición de homosexual y rojo.

"Lo que nos contamos, lo que nos cuentan, son los relatos que nos conforman como seres y también como pueblo. Son los relatos fundacionales los que hacen que sepamos de dónde venimos y quiénes somos. Y también son el punto de partida, el anclaje para saber hacia dónde ir", explica Liñera, que define la pieza como un "puzle que se va completando a la vista del público". Llegar hasta este momento del estreno y del arranque de gira no ha sido sencillo. La pandemia lo trastoca todo. "Ha habido días que nos daban 7.000 males por la incertidumbre", dice Pérez Collado, quien, de todas formas, tiene claro que "el mundo no se para y tienes que seguir trabajando". De ahí la apuesta de Ékoma para llevar a cabo una producción que cuenta con el respaldo del Arriaga y de la Red de Teatros de Vitoria.