"Ahora sería más fácil quedarse quieto, pero eso no va conmigo"

El gasteiztarra Iñaki Palacios publica 'Baltik', disco que este sábado estrena en Montehermoso

12.02.2021 | 00:40
Iñaki Palacios & The Gael's, ayer en la Florida presentando el álbum. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – Tras el confinamiento, sin casi poder ensayar, Iñaki Palacios y los suyos volvieron a los directos, aunque fuera sin público y sirviéndose del ciclo de actuaciones en streaming que organizó Fundación Vital. Ya entonces, el creador gasteiztarra avisó de que algo nuevo estaba tomando forma e incluso se pudo escucha un pequeño adelanto. Fue el aperitivo de lo que ya es una realidad, de un Baltik (Baga-Biga) que ya está disponible y que incluso se va a presentar en directo este mismo sábado en el antiguo Depósito de Aguas.

La cita en Montehermoso se producirá a partir de las 18.00 horas, estando las entradas disponibles desde hace muy poco. No hay que dormirse en los laureles puesto que el aforo estará limitado a consecuencia de la pandemia. "No nos vamos a cansar a la hora de decir que la cultura es segura, aunque siempre hay personas con reticencias por la situación general; pero solo tienen que venir para ver con sus propios ojos que hay mucha gente haciendo muy bien su trabajo, aplicando y mejorando los protocolos y las medidas de seguridad e higiene".

Alicientes no van a faltar para el concierto puesto que además de desgranar los nueve temas que componen su tercer álbum, Iñaki Palacios & The Gael's contarán "con varios artistas invitados, danzas y muchas ganas de disfrutar" en un espacio ya de por sí atractivo como el antiguo Depósito de Aguas. "Es un lugar espectacular" subraya el músico y compositor, aunque también un local con una acústica particular en la que se está trabajando estas jornadas para que todo esté en perfecto estado de revista. No puede ser de otra manera para esta puesta de largo en Montehermoso.

Nueva apuestaKorapiloak, Three jokers y That boot is for me son algunos de los nueve cortes de un Baltik que se grabó el pasado mes de diciembre en los estudios Mecca de Oiartzun donde a los mandos técnicos estuvieron Mikel Ezeiza e Igor Ezeiza. Todas las canciones son del txistulari gasteiztarra a excepción de Step ahead, obra de Ali Levack. Además, para redondear la propuesta, Palacios ha contado con la colaboración de Alaitz Telletxea, Maixa Lizarribar, Amaia Oreja y Kris Solano de Amak, Goiatz Dutto (Moonshine Wagon), y Alan Dogherty (Aldoc).

Todo ello sin perder de vista a sus habituales acompañantes, que ahora se han bautizado como The Gael's. "Son los músicos con los que llevamos trabajando desde el primer disco, lo que pasa es que al introducir instrumentos nuevos sí queríamos hacer este guiño", además jugando con las iniciales de los apellidos de los intérpretes: Javi Garay (guitarra acústica, eléctrica y banjo tenor), Eneko Espino (bajo acústico y eléctrico), Errando López de Luzuriaga (trikitixa), Iñaki Alarcia (batería y bodhrán), y Xabi Martínez Ochagabia (violín).

Gracias a las aportaciones de unos y otros nace Baltik, que hace referencia a "una tormenta de aire frío y lluvia, que es lo que estamos viviendo desde marzo del año pasado y que esperemos que pase dentro de poco". En el disco, "el público va a escuchar pinceladas de Irlanda, de esas nuevas corrientes que se están dando por Europa, esa música post-tradicional. Se va a encontrar un álbum fresco, que nada tiene que ver con el anterior disco". En este sentido, el gasteiztarra apunta: "que la gente no espere un álbum de música folk tradicional porque no es el caso". Habrá quien piense que no es éste el mejor momento para publicar nada, pero Palacios no opina lo mismo. Ni mucho menos. "Está claro que lo fácil es pararse, quedarse quieto y esperar a que pase todo esto, a que la situación mejore, todo se normalice y se pueda volver a llenar salas. Vale, todo eso lo sé. Es más fácil quedarse quieto que hacer cosas, pero es algo que no va conmigo, qué le vamos a hacer".

Así que "este disco tiene que salir ahora, no tiene ningún sentido que esté en un cajón guardado para cuando la situación mejore. Cuando eso pase, el contexto será otro y saldrá otro disco o no, yo que sé", sonríe quien sabe que también "de las malas experiencias salen unas canciones muy bonitas y así está reflejado en Baltik. Hay un par de temas que son bastante melancólicos, que salen de la frustración de no poder ir a Irlanda, a visitar a la familia y a los amigos". Todo llegará. Por ahora, toca compartir las nuevas canciones con el público. El disco ya es una realidad. Y el sábado toca concierto.

"Que la gente no espere un álbum de música folk tradicional porque no es el caso"

"En el Depósito de Aguas habrá artistas invitados, danza y muchas ganas de disfrutar"

Iñaki Palacios

Músico y compositor