La hora de los más pequeños

El Festival de Teatro abre este domingo su ciclo familiar con la compañía Marie de Jongh y su 'Ikimilikiliklik'

16.10.2020 | 01:20
Amets Ibarra y Ana Meabe, ayer en el Principal. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Fue a mediados de febrero. Atx Teatroa subió al escenario del Principal sin saber, en ese momento, que iba a ser protagonista del último encuentro del público familiar con las tablas de la calle San Prudencio. Poco después, el covid-19 lo paralizó todo. Desde entonces, el centenario edificio no ha acogido ninguna propuesta para los más pequeños, un paréntesis de ocho meses que, por fin, este domingo, va a cerrarse.

El cuadragésimo quinto Festival Internacional de Teatro de Vitoria abre este fin de semana su sección para los espectadores más jóvenes y sus familias, y lo hace de la mano de la compañía Marie de Jongh, grupo que tenía que haber actuado en la capital alavesa el 22 de marzo con su última producción, Ikimilikiliklik, Premio Feten 2020 al mejor espacio escénico. No pudo ser aquel domingo pero sí va a ser éste. La cita, en euskera, será a partir de las 18.00 horas, quedando todavía entradas a la venta por seis euros cada una. No hay que olvidar, por supuesto, que todo se hará siguiendo las medidas de seguridad e higiene que requiere la situación.

Un contexto que también ha influido en la obra creada y dirigida por Jokin Oregi puesto que el montaje se estrenó en enero y justo cuando estaba empezando una intensa gira de representaciones, vio detenida su marcha. "Fue un parón muy duro" reconoce la actriz Ana Meabe, aunque por lo menos la compañía aprovechó los meses de letargo para "enriquecer la propuesta; la verdad es que la pieza ha tomado más brillo". Así lo podrán comprobar quienes acudan este domingo a compartir la historia de la pequeña Ekhi, una niña que tiene miedo a las brujas aunque "termina convirtiéndose en una de ellas, por lo menos a los ojos de los demás".

A lo largo de unos 50 minutos –el montaje está recomendado para espectadores a partir de 8 años-, Meabe y Amets Ibarra son las encargadas de dar vida a la protagonista, tanto en su época de niña como ya adulta. Un juego al que también suma la aportación de la actriz y bailarina Maitane Sarralde. "Se trata de un cuento contemporáneo, que tiene elementos clásicos pero que también tiene una forma performativa", elementos que le sirven al grupo vasco –que por primera vez usa la palabra en sus producciones- para hablar de los miedos, que ya sean a unas cosas u otras, son comunes a todas las personas.

No parece tener miedo Ibarra a esta primera experiencia profesional que está viviendo con Marie de Jongh mientras se sigue formando en Dantzerti (Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Euskadi), una oportunidad de vivir "una experiencia nueva con la que me siento muy feliz", más allá de que la pandemia esté condicionando el camino. "Es una escuela paralela", un aprendizaje a cada ensayo y representación, igual que les sucede a los espectadores con los que se está volviendo a encontrar Ikimilikiliklik, niños y niñas que en el caso de Gasteiz regresan al Principal dentro del Festival Internacional de Teatro, que ha podido mantener este ciclo aunque no así el correspondiente al Proyecto Bebés.

Todavía quedan entradas a la venta en el Principal para el regreso del público de menor edad tras el parón producido en marzo

Los miedos centran la atención de este "cuento contemporáneo" que se estrenó a principios de este año