'Prostitución' llena de preguntas y reflexiones el Festival de Teatro

Desde hace semanas no queda ni una sola entrada disponible para la cita en el Principal

07.10.2020 | 23:26
Un momento del montaje. Foto: Cedida

Vitoria – La cuadragésimo quinta edición del Festival Internacional de Teatro de Gasteiz se puso ayer en marcha con el estreno de Ojo de buey a cargo de la compañía alavesa Larrua, una inauguración que hoy da un nuevo paso, también con el escenario del Principal como punto de referencia para el público. Eso sí, quien no tenga ya su entrada en la mano va a tener que esperar a mejor ocasión porque los pases para ver hoy Prostitución volaron casi nada más ponerse a la venta. Cabe recordar que el montaje tenía previsto pasar por la capital alavesa el pasado mes de abril, aunque en esto, como en todo, el covid-19 impidió que la cita se llevase a cabo.

Definido como un espectáculo teatral-musical-documental, la obra cuenta con no pocos alicientes. Para empezar, los nombres que la hacen posible. Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste bajo la dirección de Andrés Lima. Pero más allá de lo conocido del reparto y de la dirección se encuentra una temática ante la que es imposible quedarse indiferente, aunque haya quien lo intente.

La pieza es producto de dos años de investigación en calles y clubes, material a partir del cual se da vida a 36 personajes, "todas prostitutas y chaperos aunque no hay personajes masculinos", como explicaba la propia Machi a principios de este año, justo antes del estreno en Madrid. "El espectáculo nace en la calle y va hacia el teatro. Son varios perfiles, testimonios de seres humanos que la ejercen. Ya el nombre de la obra deja las cosas claras. El único tema es la prostitución y eso la hace muy diferente, única".

"Lo importante es poner este tema encima de la mesa, plantear preguntas y remover al público en un debate crítico. Porque el montaje no intenta conciliar, pretende sacar voces en todos los sentidos, porque el teatro es un sitio de encuentro donde el público tiene que informarse de todo, removerse y sacar sus propias conclusiones", comentaba, por su parte, Lima, co-autor de la dramaturgia junto a Albert Boronat.