La temporada 7 de ‘The blacklist’ se despide el sábado en Movistar Series

Mezcla imágenes reales con partes de animación, imitando el estilo de las novelas gráficas

13.05.2020 | 01:56
James Spader interpreta a Raymond Reddington y Megan Boone es Liz, a punto de cerrar otra etapa. Foto: NBC

MADRID – Es una de las series con la que no han podido las plataformas ni el streaming. Estrenada en 2013 en la NBC, una de las network estadounidenses, acaba su séptima temporada com el episodio 19, titulado Los hermanos Kazanjian y estará disponible en Movistar Series desde el sábado 16 en versión original subtitulada, al día siguiente de su estreno en EE. UU. Debido a la pandemia global, este capítulo ha pasado a ser el nuevo final de temporada. Para que el cierre fuese lo más adecuado posible para los fans, los creadores de la serie de Sony Pictures Television decidieron añadir partes de animación, imitando el estilo de las novelas gráficas.

Es una colaboración entre la producción de Los Ángeles y el estudio de animación Proof Inc. en Londres, que incluyó convertir la casa familiar de James Spader (Raymond Reddington) en un estudio improvisado de grabación. Tanto él como Megan Boone (Liz) y otros miembros del reparto se vieron obligados a grabar diálogos desde sus casas para sonorizar las partes animadas, con los editores y animadores completando el trabajo de manera remota. "Aún no había interpretado a Raymond Reddington con mi hijo entrando de puntillas en la cocina para merendar algo. Pero uno hace lo que tiene que hacer. Apagas el calentador para que no haga ruido, intentas no encender el lavavajillas€", dice el protagonista. Spader, que también firma como productor ejecutivo de la serie, apoyó la propuesta desde el inicio. "Estaba intrigado. Parecía la manera más correcta no sólo de terminar el episodio, sino también la temporada".

La idea comenzó como una broma entre los productores ejecutivos de la serie, Jon Bokenkamp y John Eisendrath, después de que el rodaje de la temporada en Nueva York se cancelase como parte de las medidas de seguridad: "Empezamos hablando de darle la forma de programa clásico de radio donde pusiéramos la imagen de una chimenea crepitando o de una radio y que los actores lo locutasen. Eso derivó en una discusión sobre los cómics y la novela gráfica de la serie y... ¡bingo! Eisendrath mencionó lo del episodio híbrido". Según Bokenkamp, "el proceso comenzó con unas cuantas revisiones de guion para hacer que el episodio tuviese una mayor sensación de avance y nos fuese introduciendo en la próxima temporada". La animación ayudó a rellenar algunos huecos de la trama y contribuyó a enriquecer el resultado. "Una secuencia que tenía lugar entre Red y Liz sentados en una habitación, que era lo que podíamos permitirnos en localizaciones reales, de repente se convirtió en una secuencia de Red y Liz caminando por la Explanada Nacional de Washington con el Capitolio de fondo. De esta manera puedes hacer que parezca más cinemático, casi como una novela gráfica", añaden.

Esta temporada Raymond Reddington ha sido traicionado por Katarina, que le mantiene secuestrado. Esto supone dos cosas: que al FBI se le puede acabar el acceso ilimitado a la lista de mayores criminales del mundo y, al mismo tiempo, que la búsqueda de Reddington les lleve precisamente hasta una de las criminales más peligrosas.