Comedia y ternura con El Mono Habitado

Una nueva anunciación

La compañía gasteiztarra El Mono Habitado estrena mañana en un Principal con entradas disponibles la obra '¡Ave, osos!'

05.03.2020 | 01:59
Rolando San Martín, Javier Liñera, Begoña Treviño, Aitor Pérez y Raúl Camino, ayer en el Principal.

Vitoria – Una paloma aparece en la casa de José Mari y de Txema. Pero no es un animal cualquiera. En realidad, como dicen que sucedió hace 2.000 años, es el Espíritu Santo. Dios quiere traer un nuevo Mesías a la tierra, pero está un poco preocupado porque quiere que, en esta ocasión, su hijo nazca y se eduque en un tipo de familia diferente. Su objetivo es acercarse a las minorías. Por eso ha seleccionado a esta pareja gay, dos osos a los que esta nueva anunciación pilla por completo descolocados. Y a partir de ahí... Bueno, lo que sucede es algo que los espectadores van a tener que descubrir por su cuenta gracias a la nueva producción de la compañía gasteiztarra El Mono Habitado.

Eso sí, el público no va a tener que esperar mucho. Solo hasta mañana. ¡Ave, osos! se estrena en el Principal a partir de las 20.30 horas, una cita especial para la que todavía quedan entradas a la venta por 18 y 15 euros. De inmediato, el grupo iniciará así una gira que la próxima semana llegará a Donostia para tomar parte en dFeria para continuar después por más de una decena de tablas de distintos puntos de Euskadi. "Es nuestro primer espectáculo, por así decirlo, grande", apunta Raúl Camino, cofundador junto a Begoña Treviño, de una compañía que en esta ocasión ha reclutado para su reparto a Aitor Pérez y Javier Liñera, poniéndose todos ellos en manos de Rolando San Martín, encargado de la dirección.

El propio Camino es también el autor de un texto que empezó a fraguarse hace dos años, dentro de la línea de trabajo que El Mono Habitado está desarrollando también con la obra Benditas, un acercamiento, desde ese estilo propio del grupo, a diferentes cuestiones celestiales. Tanto él como Pérez dan vida a esta pareja de osos sorprendidos por el peculiar encargo que trae la paloma en cuestión. "También ésta es una historia de amor porque además los dos se encuentran en la misma patera emocional", más allá de las cuestiones sociales y religiosas que se abordan en una "comedia loca llena de ternura".

En el origen del proyecto se encuentra la necesidad de Camino de mirar "no a los nuevos tipos de familia porque no es algo que de repente haya aparecido, sino a los modelos que ahora están saliendo a la luz". Desde esa base se construye una historia en la que Liñera adopta el papel de representante de la Iglesia, de una institución que no termina de encajar que Dios haya decidido elegir a dos homosexuales para tal cometido. Una obra en la que Treviño es "vecina, madre, hermana... una mujer que se involucra por completo y que cumple el papel de antagonista del representante de la parte eclesial", como ella misma describe.

"Espero que la gente disfrute y que no suene ningún móvil", sonríe Camino, que asegura al público que se va a encontrar con una "obra bastante agradecida", una comedia en la que no falta el elemento trágico y que, con humor, pone sobre la mesa distintas cuestiones sobre los comportamientos y situaciones sociales que se producen hoy en día en torno a cuestiones como la natalidad, las llamadas minorías, la religión y las relaciones personales.

Todo ello bajo la dirección de San Martín, con quien la compañía contactó a través del también actor, director y dramaturgo vitoriano Iñaki Rikarte. "Solo con leer el texto ya vi que era una gran obra, una gran comedia" que ha ido tomando forma a través de "un proceso de trabajo muy intenso en el que hemos abordado de manera muy seria una creación tan divertida". En este sentido, afirma que durante el camino que ahora llega a su punto culminante "nos hemos permitido crear entre todos", sumando elementos al resultado final.

De todas formas, conocidas las bases del argumento son muchas las preguntas que se agolpan, cuestiones que el grupo prefiere no contestar hasta que el espectáculo se encuentre con el público y viceversa. Puede que el Mesías termine por llegar... o no.

Desde la comedia y la ternura, la obra se asoma "a los tipos de familia que ahora están saliendo a la luz"

El grupo, tras dos años de desarrollo del proyecto, arranca de inmediato la gira de un montaje que viajará por diferentes puntos de Euskadi