Contrato del cuatro

30 de junio, fecha límite para decidir sobre Peters

Si el Baskonia no realiza ningún movimiento este mes el norteamericano seguirá en Vitoria la próxima temporada, lo que podría chocar con el interés por Matt Costello

13.06.2021 | 01:05
Peters intenta anotar bajo el aro durante un partido de este curso contra el Gran Canaria. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Con la temporada ya terminada, el Baskonia se encuentra totalmente inmerso en la planificación de la plantilla de la próxima campaña, en la que, al igual que ha sucedido en los últimos veranos, se producirán muchos cambios. Para intentar volver a tener un equipo competitivo, la directiva deberá pensar en fichajes, pero también en qué jugadores de la actual plantilla con contrato para la próxima temporada continúan vistiendo la camiseta azulgrana. Una de las piezas sobre la que tendrá que decidir es Alec Peters, uno de los líderes anotadores del equipo este curso. Para ello, la fecha límite será el próximo 30 de junio y si no se produce ningún movimiento hasta entonces, el ala-pívot norteamericano cumplirá su segunda temporada en Vitoria.

Es habitual que algunos de los fichajes del Baskonia lleguen con contratos en los que se contempla una cláusula de corte a final de cada temporada. Tanto el jugador como el club pueden decidir romper unilateralmente su vinculación con la otra parte a cambio del pago de una indemnización. Este es el caso de Peters, que llegó a la entidad con un contrato de 1+1, es decir, de dos años con la posibilidad de rescindir al final del primero. Otros jugadores como Fall también se encuentran en la misma tesitura.

La fecha límite para ejecutar dicha cláusula es el próximo 30 de junio, por lo que tanto el jugador como el Baskonia deberán tomar una decisión al respecto antes de dicha fecha en caso de que no quieran cumplir las dos temporadas de contrato. Fuentes cercanas a Peters consultadas por este periódico confían en la continuidad del norteamericano, por lo que será el club el que tenga la última palabra respecto a su futuro.

INCOMPATIBILIDAD CON COSTELLO La decisión no será fácil para la entidad de Betoño, ya que existen varios factores que pueden jugar en contra de la continuidad del interior. Uno de ellos es el interés del Baskonia en contratar al pívot del Gran Canaria Matt Costello. El de Míchigan, que ha sido uno de los jugadores más destacados de la temporada en la ACB, pasaría a ocupar plaza de extracomunitario en caso de que la directiva se decidiera a contratarlo, por lo que su presencia, sumada a la de Peters, ocuparía las dos únicas fichas disponibles para jugadores extracomunitarios. Eso limitaría mucho el margen de maniobra del Baskonia, que agotaría sus bazas con dos perfiles similares, ambos capaces de jugar en el cuatro y en el cinco. Esto impediría, por ejemplo, contratar un exterior de origen norteamericano, obligando al club a centrarse en el mercado europeo y africano para suplir la baja de Vildoza y la posible marcha de Henry.

Otro de los inconvenientes es la elevada ficha de Peters, que, como suele ser habitual en estos contratos, crecerá respecto a la temporada anterior. Se trata de un jugador que sigue manteniendo un buen cartel en la Euroliga tras su paso por el CSKA de Moscú y el Anadolu Efes y su salario es fácilmente asumible para los grandes transatlánticos de la competición. Sin embargo, para un equipo con recursos más limitados como el Baskonia, su sueldo puede resultar excesivo para un rol tan concreto como es el de especialista en triples.

Con 10,4 puntos de media en la ACB y 11,5 en la Euroliga esta temporada, Peters ha demostrado que cuenta con capacidad anotadora de sobra y ha ayudado a abrir la cancha con porcentajes en el triple del 39,6% y el 44,7% respectivamente. Ha funcionado bien en quintetos pequeños junto a Polonara, pero ha dejado que desear en otras facetas del juego como el manejo del balón, el rebote o la defensa. En esta tesitura, el director deportivo Félix Fernández deberá decidir si asegurarse un tirador contrastado con experiencia en la entidad a cambio de sacrificar espacio salarial y una plaza de extracomunitario o ejecutar la cláusula de corte y encontrar un cuatro más económico con el objetivo de invertir más dinero en el puesto de base o de escolta. La llegada o no de Costello podría ser diferencial en la decisión final, que, en cualquier caso, deberá ser tomada antes del 30 de junio.

El entorno del jugador confía en que seguirá un año más en el Baskonia, por lo que la última palabra la tendrá el club azulgrana

noticias de noticiasdealava