Desacierto

Cortocircuito ofensivo

El Baskonia registra su peor marca anotadora de la temporada en un partido en el que estuvo falto de ideas e inspiración a la hora de trenzar jugadas en cancha rival

25.01.2021 | 00:19
Jekiri, al igual que el resto del equipo, se mostró muy previsible en ataque. Foto: Área 11

Vitoria – El TD Systems Baskonia vivió ayer una tarde para olvidar en todos los aspectos, especialmente en el plano ofensivo, en el que registró sus peores números de toda la temporada. El conjunto de Dusko Ivanovic, ya fuera fruto del cansancio o de un mal momento anímico y físico, estuvo irreconocible con la pelota. Se tomaron decisiones desacertadas, el juego fue muy previsible y los jugadores estuvieron muy lejos de su mejor nivel. Con ello, el equipo solo logró alcanzar 61 puntos ante un Valencia muy superior, que no necesitó completar un partido excelso en defensa para superar a un Baskonia cuyas prestaciones van en caída libre desde la victoria contra el CSKA de Moscú.

Hasta el momento, la peor noche anotadora de la temporada para el combinado gasteiztarra había sido el enfrentamiento de Euroliga contra el Maccabi Tel Aviv en el Buesa Arena, en la que los israelís se llevaron la victoria por un corto marcador de 63-67. Sin embargo, en aquella ocasión el resultado se debió más al mérito defensivo de ambos conjuntos que a la falta de claridad en ataque. En la ACB, competición en la que el Baskonia debe estar en la zona alta de la tabla, la anotación más baja de los de Dusko Ivanovic había sido de 75 puntos, contra el Herbalife Gran Canaria y el UCAM Murcia, 14 más que en el día de ayer.

Desde el comienzo del partido, se notó que al Baskonia le faltaba clarividencia en sus jugadas de ataque y la sensación de que el Valencia podía escaparse en cualquier momento era patente. La sorprendente falta de acierto exterior del conjunto taronja en los primeros compases, que falló los primeros once triples que intentó, ocultó las carencias del equipo visitante, que llegó a colocarse 14-23 al principio del segundo cuarto. Sin embargo, en cuanto San Emeterio convirtió el primer triple del Valencia, el mando del partido fue a parar al equipo que más estaba proponiendo y el Baskonia navegó a la deriva hasta el final.

DRAGIC, LO ÚNICO SALVABLE Zoran Dragic, con la ayuda de Polonara, fue el encargado de poner el poco picante que tuvo el ataque azulgrana ayer. El esloveno hizo daño con sus penetraciones a canasta, acudió a la línea de tiros libres y sumó 12 puntos antes de tener que retirarse en el tercer cuarto por un golpe en la cabeza después de que Prepelic se le cayera encima. Que Raieste con 7 puntos y Kurucs con 5 en los minutos de la basura estuvieran entre los máximos anotadores azulgranas no habla bien de la actuación del equipo.

Giedraitis y Henry, los faros anotadores del Baskonia durante gran parte de la temporada, apenas aparecieron y sumaron dos puntos cada uno, Fall acumuló faltas mucho más rápido que puntos, Vildoza registró un 1/5 en tiros de dos, Peters no metió un solo triple en sus cinco intentos... En definitiva, el Baskonia no estuvo fresco de piernas a la hora de correr ni de ideas a la hora de jugar en estático. Y eso preocupa.