Protagonista en el Baskonia

Brotes verdes de Fall

El pívot senegalés cuajó uno de sus mejores partidos en el Baskonia y sostuvo al equipo ante la errática actuación de Jekiri

13.11.2020 | 01:24
Fall intenta frenar la internada de Hilliard, el otro gran protagonista del partido. Foto: Euroliga

Vitoria – Tonye Jekiri dejó claro desde el primer momento del encuentro de ayer que no iba a ser su día. El pívot nigeriano, hasta ahora la punta de lanza del juego interior baskonista, se jugó un tiro de media distancia con oposición en la primera oportunidad que tuvo de lanzar a canasta y se encontró con el aro, un adelanto de lo que sería el triste partido para él. El aro no fue el único hierro con el que se chocó el cinco. Milutinov fue una pesadilla para Jekiri, incapaz de contenerlo en los primeros instantes, en los que el CSKA logró una ventaja que solo perdió al final del duelo.

Dusko Ivanovic lo vio claro y decidió cortar la sangría introduciendo a Youssoupha Fall, que fue la mejor noticia para el TD Systems Baskonia en el día de ayer. El gigante con nacionalidad francesa se hizo notar en cuanto ingresó al parqué, intimidando a todo jugador con camiseta roja que se intentaba acercar a la pintura baskonista. De no ser por su aparición para equilibrar la balanza en el juego interior y los seis puntos que aportó en el primer cuarto, el Baskonia habría perdido mucho antes la comba del encuentro.

La actuación de Fall poco tuvo que ver con lo que se ha podido vislumbrar del pívot en lo que va de curso. El gigante baskonista había mejorado sus prestaciones en los últimos partidos, pero ayer se desató. Si en el último duelo del Baskonia en Euroliga contra el Asvel el senegalés no alcanzó los tres minutos de juego y solo anotó dos puntos, ayer su participación se disparó hasta los 27 minutos, en los que aportó 19 puntos, recogió ocho rebotes y consiguió una valoración de 27, la mejor de la noche solo por detrás del exbaskonista Hilliard, con 32.

La toma de decisiones fue mucho mejor de lo que acostumbra, estuvo siempre bien colocado para cargar el rebote y el CSKA no encontró la manera de detenerlo cuando sus compañeros lo surtieron con buenos balones bajo en aro rival. La única pega que se le pudo poner ayer a Fall fueron los seis balones que perdió. Estuvo acertado incluso en el tiro libre, desde donde se mostró casi infalible y encestó cinco de sus seis intentos. También supo controlarse mejor de lo que acostumbra con las faltas, aguantó todo el partido sin problemas y solo erró en un bloqueo en el que se pasó de frenada. En los minutos finales colaboró en el intento de remontada con puntos y colocó un taponazo a Clyburn que sirvió para igualar la contienda.

Si Fall estuvo condenado a ser el tercer pívot en el inicio del curso, ahora, además de haber conseguido hacerse un hueco en la rotación, podría convertirse en la primera opción de Dusko Ivanovic para la zona baskonista. Condiciones físicas le sobran. Si mantiene este nivel, poco podrá hacer un Jekiri irreconocible que ayer terminó con -3 de valoración en 7 minutos.