Liga ACB

Que pase el siguiente

El Baskonia recibe sin ningún tipo de confianzas al equipo de sito Alonso, que tiene al mejor 'artillero' de la ACB: Conner Frankamp

04.10.2020 | 00:55
Vildoza y Giedraitis se felicitan de forma efusiva tras el triunfo ante el Real Madrid. Foto: Iñigo Foronda

vitoria – Con la autoestima por las nubes tras su convincente estreno continental ante el Real Madrid, el TD Systems Baskonia retoma esta tarde el pulso a la ACB con uno de esos partidos donde el uno fijo en la quiniela se da casi por descontado antes del salto inicial. Es tal el pletórico estado de forma de la locomotora azulgrana que cuesta encontrar algún visitante capaz de detener su imparable velocidad de crucero en este arranque de temporada. Sin tiempo para saborear la pletórica exhibición ofensiva de Pierria Henry que se llevó por delante a un firme candidato al reinado continental, aterriza en Vitoria el UCAM Murcia de tres viejos conocidos: Sito Alonso, Rafa Luz y Rinalds Malmanis.

El Baskonia aspira a prolongar su estado de gracia y mantener su pleno de victorias. Nadie ha sido capaz hasta la fecha de provocar alguna grieta en el rocoso entramado del conjunto vitoriano, cuya dureza defensiva se le está indigestando a rivales de distinta enjundia. Queda mucho por delante y llegarán las peligrosas curvas, pero estos primeros partidos han servido al menos para constatar la solidez del proyecto azulgrana. Entre el muro de hormigón defensivo y las apariciones letales de algunos jugadores en ataque, Ivanovic ha edificado un bloque granítico que parece una fotocopia del que se consagró a finales de junio como un inapelable monarca liguero en Valencia.

La jornada debería resultar propicia para que los tres canteranos regresen al primer plano tras permanecer en un segundo plano ante el Real Madrid. El técnico montenegrino evitó el viernes experimentos con gaseosa y delegó su confianza en las piezas más curtidas de su plantilla, todavía huérfana del valioso concurso de Zoran Dragic.

El Murcia comparece herido en el Buesa Arena tras la hiriente derrota encajada hace una semana ante el Iberostar Tenerife. Los levantinos se las prometían muy felices con una ventaja de 24 puntos en el electrónico, pero un caótico cuarto final desembocó en una amarga derrota que dejó muy señalado a su entrenador. Los 43 puntos recibidos en esos diez minutos finales destaparon la debilidad mental de los pupilos adiestrados por Sito Alonso, incapaz de remontar el vuelo después de que Josean Querejeta desestimara en el verano de 2017 la posibilidad de que cumpliera su segunda campaña de contrato al frente del banquillo.

El oponente azulgrana, que lidera el apartado de rebotes, únicamente ha sumado una victoria en las tres primeras jornadas, aunque no debería ser minusvalorado por el Baskonia. En parte porque cuenta con el mejor artillero del torneo –el francotirador Conner Frankamp promedia más de 21 puntos– y también se nutre del oficio de dos veteranos del Vietnam como el polémico Sadiel Rojas y Augusto Lima.