Carrington, descarte del Baskonia

Primera decisión difícil de Ivanovic

El técnico montenegrino deja fuera de la Supercopa a Carrington y Fall viaja a Tenerife

11.09.2020 | 02:11
Dusko Ivanovic, el pasado miércoles en el encuentro contra San Pablo Burgos. Foto: Baskonia

Vitoria – El TD Systems disputará mañana a las 18.30 horas las semifinales del primer torneo oficial de la temporada, la Supercopa Endesa, ante el Barcelona. El equipo de Dusko Ivanovic, aunque bastante diferente al de la pasada temporada, intentará repetir la hazaña cosechada en la final de liga y volver a imponerse al todopoderoso conjunto blaugrana para obtener un billete para la final del domingo, donde esperará el Iberostar Tenerife o el Real Madrid, protagonistas de la otra semifinal. El técnico montenegrino ha enfocado la pretemporada a llegar al encuentro de mañana en las mejores condiciones posibles, pero todavía le quedaba una decisión importante que tomar: decidir qué jugador se quedaba fuera de la lista de inscritos para el torneo.

Según marca la normativa de la ACB para todas sus competiciones –Liga, Copa y Supercopa–, los equipos participantes tienen prohibido contar con más de ocho jugadores no formados localmente entre los doce componentes de la plantilla. En el caso del conjunto gasteiztarra, Ilimane Diop, Sander Raieste, Tadas Sedekerskis y Arturs Kurucs tienen su presencia garantizada, ya que los cuatro cuentan como canteranos baskonistas y computan para el cupo de formación. El dilema llega en las ocho plazas restantes, reservadas para el resto de jugadores con un máximo de dos extracomunitarios, ya que Ivanovic cuenta con nueve integrantes más en nómina y estaba obligado a dejar a uno en Vitoria-Gasteiz. Actualmente, el club gasteiztarra solo cuenta con dos extracomunitarios, Pierriá Henry y Alec Peters, ambos estadounidenses, por lo que no tiene que preocuparse por la posibilidad de superar el máximo de dos permitido. Los siete restantes son Vildoza, Fall, Giedraitis, Dragic, Polonara, Carrington y Jekiri, estos dos últimos con pasaporte Cotonou, por lo que no ocupan plaza de extranjero.

Entre todos ellos, Ivanovic ha decidido prescindir de Khadeen Carrington, aunque todo hacía pensar que el pívot Youssoupha Fall sería el elegido, ya que apenas ha podido participar en la pretemporada debido a una fascitis plantar de la que se estaba recuperando. De hecho, el pasado miércoles frente al San Pablo Burgos se vistió de corto y estuvo entrenando junto a sus compañeros, pero no disputó ningún minuto.

ESPALDAS BIEN CUBIERTAS La decisión de Ivanovic de dejar fuera a Carrington evidencia que el técnico no está contento con el rendimiento que ha ofrecido el exterior de Trinidad y Tobago hasta el momento. Su protagonismo en la rotación en los amistosos ha ido descendiendo progresivamente hasta el punto de solo disputar dos minutos el pasado miércoles, menos incluso que el canterano Kurucs. La buena noticia es que su puesto parece estar bien cubierto, ya que Raieste está rindiendo a un gran nivel en el puesto de escolta, brillando en tareas defensivas y aportando energía al equipo, aunque sus cifras anotadoras no sean extraordinarias. Dragic también lo está haciendo bien y contra el Burgos fue uno de los mejores y anotó quince puntos con gran acierto en el tiro.

La gran duda es saber cuál es el momento de forma en el que llega Youssoupha Fall. El pívot francés no cuenta con el rodaje de sus compañeros y parece precipitado ponerle a competir al máximo nivel de golpe. Eso sí, el puesto de pívot está bien cubierto con Diop y Jekiri. El nigeriano completó su mejor partido el miércoles con un doble doble de quince puntos y once rebotes y logró que no se notara la ausencia de Diop por acumulación de faltas. Quizá su expulsión ha provocado que Dusko convoque a Fall.

Esta misma situación se repetirá más veces a lo largo de la temporada, ya que en todas las competiciones el Baskonia está obligado a dejar a uno de sus integrantes fuera para completar la convocatoria de doce. Cuando haya un jugador lesionado o con molestias, la decisión será fácil, pero cuando estén todos sanos el entrenador deberá decidir qué posición debilitar. Vildoza, Henry, Giedraitis y Peters parecen intocables, por lo que, además de a Kurucs o Sedekerskis, las bajas podrían llegar a la posición de escolta con Dragic o Carrington, en el cuatro con Polonara o en el puesto de pívot con Fall o Jekiri. De momento, la primera decisión comprometida de la temporada ya está tomada.

Carrington ha ido perdiendo protagonismo en los amistosos hasta el punto que el pasado miércoles solo disputó dos minutos

La posición de escolta está bien cubierta con Sander Raieste, que está dejando buenas sensaciones en la pretemporada, y Dragic


Noticias relacionadas