Despedida

Comienza la criba

El Baskonia anuncia las marchas de Matt Janning, Micheal Eric, AjdIn Penava y Lautaro López, que abren el capítulo de salidas tras no rendir al nivel esperado este año

08.07.2020 | 00:42
Janning maneja el balón mientras Eric avanza hacia canasta durante un encuentro de esta temporada frente al Real Madrid.

Vitoria – La reconstrucción de la plantilla baskonista para la temporada 2020-21 ha empezado. Una semana después del título de liga, comienzan a oficializarse las primeras de una previsiblemente larga lista de salidas que iremos conociendo con el paso de los días. Las bajas más significativas que anunció ayer el club son las del escolta estadounidense Matt Janning y el pívot nigeriano Micheal Eric, que deja la disciplina tras una campaña en la que ha tenido un rol importante en el equipo, pero su rendimiento ha estado a años luz del de su predecesor, Vincent Poirier.

Más sorprendente ha sido la baja de Matt Janning. El Baskonia contaba con una opción de equipo por el exterior con pasaporte georgiano, pero ha decidido prescindir de sus servicios para la próxima contienda, a pesar de que su acierto desde la línea de tres fue un factor clave en la consecución del cuarto campeonato liguero.

El rendimiento del escolta de 32 años ha ido decayendo desde su primera temporada en el Baskonia, la 2017-18, en la que su acierto y contribución anotadora le valieron la renovación. Desde entonces, Janning ha sido una pieza importante en el esquema baskonista, aunque lejos de su mejor versión.

Si en su primera campaña como baskonista promedió 10,7 puntos por partido con un acierto del 45,5% desde el triple, su anotación bajó a 8,5 puntos de media el curso pasado y 7,8 en el 2019-20, con un 38,6% desde el perímetro. Janning se ha convertido en un tirador inconsistente, capaz de entrar en calor y anotarlo todo en un partido y pasar los siguientes desaparecido. Aunque en la final cuajó una buena actuación, no fue un hombre determinante el resto del torneo.

Tras tres temporadas en Vitoria, el jugador quiso despedirse de la afición con un mensaje por redes sociales: "Solo puedo dar las gracias. He disfrutado mucho de estos tres años. ¡Muchas gracias por todo el apoyo, los grandes momentos y el chuletón! Deseo lo mejor para la ciudad y el club en el futuro. Ojalá nuestros caminos se vuelvan a cruzar". Su etapa como baskonista llega a su fin, aunque seguro que encontrará hueco en un equipo importante del continente para seguir compitiendo al máximo nivel.

CAMBIOS BAJO EL ARO Eric, por su parte, llegó a Vitoria el pasado verano como complemento al menos curtido Youssoupha Fall. Con 32 años recién cumplidos, el africano ha sido el pívot más regular del Baskonia esta temporada, aunque sus limitaciones han quedado en evidencia siempre que se ha enfrentado a interiores con mayor calidad, tanto a la hora de defender como a la de rebotear.

Esta temporada ha participado en un total de 56 partidos entre ACB y Euroliga, con 42 titularidades. Ha destacado más como un finalizador que como un reboteador. En la competición doméstica ha promediado 7 puntos y 3,6 rebotes por partido, mientras que en el torneo continental sus números son aún más pobres, con 5,7 puntos y 2,7 rebotes por partido. No es casualidad que el puesto de pívot haya sido el más señalado en el transcurso de la temporada. De hecho, fue un ala-pívot como Diop quien disputó los minutos más importantes de la fase final.

En cualquier caso, la aportación del nigeriano fue esencial para la consecución del título. Tuvo más protagonismo que Fall y contribuyó a que sus compañeros contaran con minutos de descanso. Eric ha cumplido con su función, pero el club ha decidido prescindir de él la próxima temporada. Un pívot de un perfil más alto ayudaría sin duda a equilibrar la plantilla y a sufrir menos cuando se enfrente a los mejores interiores del continente.

Penava y López también salen Eric no fue la única baja que oficializó ayer la entidad. Los jóvenes Ajdin Penava y Lautaro López tampoco vestirán la elástica azulgrana el próximo curso. El Belfius Mons-Hainut belga ya anunció el lunes por la noche la contratación de Penava, pero faltaba la confirmación por parte de los gasteiztarras. Con la marcha del bosnio, se da fin a una relación de dos temporadas, la mitad de las acordadas en su contrato inicial, que no han resultado fructíferas ni para el jugador ni para el club.

Nacido en Sarajevo, el ala-pívot de 2,05 metros de altura llegó a Vitoria-Gasteiz en el verano de 2018 a los 21 años, después de haber destacado en EEUU durante su etapa universitaria en Marshall. Fue un movimiento poco habitual para la entidad azulgrana, que no acostumbra a fichar jugadores directamente tras su paso por la universidad.

El jugador venía en progresión y en la campaña 2017-18 había promediado números cercanos al doble doble, con 15,6 puntos y 8,5 rebotes por partido. Con Shengelia, Voigtmann, Poirier y Diop como puntas de lanza del juego interior baskonista, Penava se perfiló como una apuesta de futuro, pero no ha conseguido convencer ni a Pedro Martínez, ni a Perasovic ni a Dusko Ivanovic.

En su primera temporada, Penava pisó la cancha esporádicamente para cubrir lesiones de sus compañeros, pero, por lo demás, su aportación al primer equipo fue prácticamente nula. Entre ACB y Euroliga sumó 28 minutos en siete encuentros, en los que solo anotó dos tiros libres.

Su escaso protagonismo provocó que lo alistaran en el filial a principios de 2019, donde jugó doce partidos en LEB Plata. Penava compaginó sus entrenamientos en el primer equipo con el filial hasta que el Baskonia decidió descender el equipo a la Liga EBA el pasado verano, movimiento que eliminó definitivamente del mapa al ala-pívot. Ahora tendrá la posibilidad de reivindicarse a los mandos de Vedran Bosnic, entrenador también de la selección bosnia.

El argentino Lautaro López, por su parte, tampoco ha conseguido hacerse un hueco en el primer equipo. El base de 21 años llegó a la organización en 2017 y ahora tendrá que buscar nuevos retos lejos de la capital alavesa.

Cambios en el cuerpo técnico

Berrocal y Svilar dejan el club

Nuevos aires. El entrenador asistente del Baskonia, Josep María Berrocal, y el preparador físico, Luka Svilar, no formarán parte del cuerpo técnico azulgrana la próxima campaña. Berrocal llegó el pasado verano para ayudar a Velimir Perasovic en su labor, mientras que Svilar, de origen croata, lleva ligado al club gasteiztarra desde la temporada 2016-17. A pesar de haber conseguido el entorchado, no formarán parte del equipo de Dusko Ivanovic. Este movimiento confirma el deseo del Baskonia de introducir cambios y revitalizar tanto la plantilla como el personal. La organización aún no ha dado a conocer a sus sustitutos.

Micheal Eric llegó como complemento para Fall, pero ninguno de los dos pívots ha conseguido hacer olvidar al francés Vincent Poirier

Matt Janning cuajó una gran primera temporada en Vitoria, pero desde entonces sus números han caído y se ha vuelto más irregular