Decisión drástica para "preservar la salud de participantes y afición"

La Euroliga alega que "es imposible mantener la regularidad de las competiciones" para justificar la suspensión de los partidos hasta nueva orden debido al coronavirus

13.03.2020 | 01:06
Jordi Bertomeu, durante un discurso en la pasada Final a Cuatro de Vitoria. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – La Euroliga era la última gran competición de baloncesto que se resistía a claudicar ante la pandemia del coronavirus. Sin embargo, ayer no le quedó otro remedio que hincar la rodilla tras las noticias llegadas en la madrugada desde el otro lado del charco con el primer positivo de Rudy Gobert, al que siguió ya por la tarde el de Donovan Mitchell. Con esta determinación y las tomadas anteriormente por muchas ligas nacionales, las competiciones FIBA y la NBA, el baloncesto mundial queda suspendido de forma indefinida.

Ante lo imprevisible de la evolución de esta grave crisis sanitaria, nadie sabe a ciencia cierta si el torneo de clubes más importante a nivel continental se reanudará en algún momento. El tiempo corre en contra de dirigentes y jugadores, que ya deben afrontar de por sí un calendario comprimido. En el caso de que se prolongue este caos, no habrá fechas materiales para seguir con el desarrollo normal de la Euroliga, que justo queda paralizada cuando el Baskonia se encontraba en un dulce momento de resultados y se había reenganchado a la pelea por los puestos de Top 8.

"Es imposible mantener la regularidad de las competiciones y para preservar la salud y seguridad de los participantes y aficionados, Euroleague Basketball en acuerdo con los clubes toma la decisión de suspender temporalmente sus competiciones", comunicó la Euroliga. El negocio de Jordi Bertomeu también engloba a la Eurocopa y al Next Generation Tournament para jóvenes promesas, cita que siempre tiene lugar de forma paralela a la Final Four, prevista en mayo de este año en un Lanxess Arena de Colonia (Alemania) que también ha visto cerradas momentáneamente sus puertas a toda clase de eventos.

La Euroliga insistió en que la decisión ha sido tomada "tras valorar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y después de que dicha organización dijera que el coronavirus es ya una pandemia mundial". Por último, reconoció que "el riesgo incrementado que suponía seguir con las competiciones para sus participantes, así como las restricciones de viajes y movimientos dentro de Europa y las diferentes recomendaciones de las autoridades médicas han llevado a esta suspensión temporal".

Antes de que la Euroliga emitiese su veredicto final al filo de las 11.00 horas, el Anadolu Efes fue el primer equipo en tomar cartas en el asunto. Los rectores del indiscutible líder de la competición, que ayer se enfrentaba al Valencia Basket de Jaume Ponsarnau en Estambul, decidieron enviar a primera hora de la mañana a sus jugadores a sus respectivos domicilios sin esperar lo que pudiese surgir de la reunión celebrada en Barcelona.

La Liga ACB anunció el miércoles por la noche la suspensión de las dos próximas jornadas, pero en cambio hay otras ligas nacionales que no pararán por el coronavirus. Es el caso de Turquía, donde se jugarán partidos con normalidad hasta finales de abril sin público en las gradas. La VTB League, que engloba a equipos del Este de Europa, también acogió ayer un Kalev-Lokomotiv Kuban. Fuera del Viejo Continente, un país eminentemente de baloncesto como Argentina notificó que su liga no se detendrá, aunque los encuentros serán a puerta cerrada.

los datos

Ucrania. Su competición ha quedado suspendida siendo el Dnipro el campeón.

Turquía. No se suspende su liga, aunque los partidos se jugarán a puerta cerrada hasta finales de abril.

VTB League. Tampoco para. Ayer se disputó sin público en las gradas el Kalev-Lokomotiv.

Argentina. Su competición sigue en pie, si bien los encuentros serán a puerta cerrada.