Alerta sanitaria

Los bares de Vitoria, entre el escepticismo y el desacuerdo con las nuevas medidas

Las medidas implantadas "son necesarias" para parte del sector, que cree estar "pagando el pato de los botellones" "injustas" e "incoherentes"

01.09.2021 | 00:22
Dos camareros atendían ayer a varios clientes en la barra de una cafetería en Gasteiz

Las medidas aprobadas por el LABI el pasado lunes entran hoy en vigor, con las principales modificaciones destinadas a los aforos en interiores. Los comercios y actividades podrán acoger al 60%, los estadios al 30% mientras que el de la hostelería se posiciona en un 50% en interiores, apoyado en el incremento de seis a ocho personas por mesa. Ante estos incrementos, DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA ha querido conocer de qué manera han recibido los hosteleros de Gasteiz los cambios en la normativa.

"Para mí, las medidas no son correctas", indica Iñaki García, de la cafetería Atxalde. El local situado en la calle Pío XII "no es un bar de chavales jóvenes" sino que lo visita "gente más mayor", por lo que, "con casi todo el mundo vacunado", las medidas deberían haber sido modificadas de otra manera, explica el dueño del establecimiento. "La gente no puede ni tomarse un zurito con un pintxo en la barra, que es a lo que estamos acostumbrados en Vitoria, se debería poder con las medidas de distancia", apunta, a lo que añade que "es injusto como se ha tratado a la hostelería" porque el sector está "pagando el pato de todos los botellones".

Las aglomeraciones que se han dado a lo largo del mes de agosto tanto en la capital alavesa como en varios puntos de Euskadi durante las no fiestashan supuesto un repunte de contagios a las semanas posteriores. Afortunadamente, en Álava la situación ha mejorado, pero García cree que desde las instituciones, a pesar de que "sabían lo que iba a haber, no lo han podido controlar". "Está claro que al cerrar la hostelería a la una, la gente a esa hora no se va a ir a casa", subraya, por lo que, si se hubiese permitido a los establecimientos hosteleros acoger a estos aventureros nocturnos, "igual se podría haber controlado un poco".

Desde la cervecería La Rubia aceptan las "necesarias" medidas, pero la sensación general no es muy diferente a la anotada por su compañero de profesión. "Siempre nos han metido restricciones a nosotros y nos han llegado a cansar", opina Aingeru Martínez, camarero del bar a la entrada del parque de La Florida, pero también recalca que la situación es distinta respecto a otros espacios. "En una tienda es diferente, entras y estás todo el rato con la mascarilla; aquí, según se sientan en la mesa, se la quitan. Nos machacan, sí, pero son medidas necesarias sobre todo en los bares, porque la gente, en un momento dado, se desvive", informa el hostelero.

En ese sentido, también ha apelado a la responsabilidad de cada ciudadano para mejorar la situación actual, a la cual no se hubiese llegado "si todos hubiésemos aceptado las medidas desde el principio". Aún así, no comparte las recientes decisiones tomadas por el LABI ya que "antes de reconocer que se han equivocado, están yendo con nosotros (el sector hostelero) hasta el final por terquedad". Respecto a las aglomeraciones nocturnas, también comparte el punto de vista del dueño de la cafetería Atxalde. "Nosotros hemos dicho desde el principio que aquí los tendríamos un poquito más controlados", concluye.

Por último, Carmen Mc Leod, socia de la cafetería Lovaina, se suma a las reacciones de sus compañeros de oficio respecto a las decisiones de la comisión técnica. "Veo incoherencias en las medidas, yo creo que se podrían haber flexibilizado un poco más y adaptarlas a la situación que estamos viviendo", comienza. Aún así, del mismo modo que Martínez, cree que el compromiso individual de cada ciudadano debería ser mayor, especialmente dentro de los locales hosteleros. "La gente casi no lleva la normativa dentro de los bares, hay que estar siempre un poco por detrás llamando la atención", a lo que añade que hay varios clientes que "preguntan por las medidas porque no las saben, le dan muy poca importancia" por lo que "dejan caer la responsabilidad de que los hosteleros las tenemos que saber sí o sí, el resto no se preocupa por informarse". Con todo ello, aboga por el "mayor control" que se ejerce desde los bares para evitar aglomeraciones, del modo que "en varias ocasiones, si se abriera la hostelería, se evitarían algunos casos".

"Se debería poder consumir en barra, con medidas de distancia, es a lo que estamos acostumbrados"

Iñaki García

Dueño de la cafetería Atxalde

"Son medidas necesarias pero siempre nos han metido restricciones y nos han llegado a cansar"

Aingeru Martínez

Camarero de la cervecería La Rubia

"Veo incoherencias en las medidas, creo que se podrían haber flexibilizado un poco más"

Carmen Mc Leod

Socia de la cafetería Lovaina


noticias de noticiasdealava