Políticas sociales

Álava tendrá en 2022 un nuevo centro de día para personas con diagnóstico de discapacidad intelectual

El departamento de Políticas Sociales está decidiendo el emplazamiento y ya cuenta con un borrador del edificio y los servicios que prestará

18.06.2021 | 12:20
Emilio Sola.

El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, se comprometió ante los integrantes de la Comisión de Bienestar Social a tener en marcha a lo largo del año 2022 el nuevo centro de día para personas con diagnóstico de discapacidad intelectual preponderante.

Sola compareció ante dicha comisión a petición del Grupo Popular con el borrador del proyecto bajo el brazo y abierto para estudiar propuestas que ayuden a la potencial población usuaria y a sus familias.

De hecho, en primer lugar, anticipó que su departamento parte de la idea "de que este servicio integre otros recursos complementarios al propio centro de día, optimizando el espacio, podemos incorporar actividades como: escuela de familias, formación a personas cuidadoras y familias, actividades de promoción de la autonomía personal, oferta de actividades en periodos vacacionales".


Punto de partida

El punto de partida es que sea un centro con una capacidad para atender a 25 personas usuarias, cifra que, en su día, pidió el Grupo Popular y así se aprobó en un pleno de JJGG, destinado a personas con los siguientes perfiles: personas con deterioro físico/psíquico progresivo, para las que la organización del centro ocupacional ya no responde a sus necesidades; personas con necesidad de apoyos de alta intensidad y que precisan apoyos extensos o generalizados; personas que salen del sistema educativo, solicitan centro de día para discapacidad intelectual y que por falta de recurso son dirigidas a los centros ocupacionales como única alternativa; personas que presentan signos de envejecimiento y necesidades de atención en relación con este proceso vital antes de los 65 años y personas con discapacidad intelectual que presentan alteraciones conductuales leves.


Proyecto de centro

El borrador que se baraja como centro de día para estos colectivos es un edificio con una superficie útil de alrededor de 1.000-1.100 metros cuadrados construidos, repartidos en una planta baja y terreno exterior para la realización de actividades y taller de jardinería y horticultura. Como orientación, Emilio Sola mencionó que ese modelo se había inspirado en el Centro de Día Landaberde, que fue visitado por el Servicio de Arquitectura.

Además de tener una concepción de accesibilidad total, contará con salas polivalentes, multiusos, de actividad y descanso. En concreto, dos salas de estar y descanso para unas 20 personas; una sala de estimulación multisensorial con capacidad para 8 personas; cuatro salas de usos múltiples con capacidad para 10 personas; una de informática con 4 equipos con conexión a internet, altavoces, cañón, etc., para las personas usuarias; y salas de relajación o baja estimulación, actividades artísticas, para reuniones, recibir visitas, etc., un almacén, un gimnasio, aseos adaptados, cocina-comedor y despachos.

En cuanto a la organización del centro se planifica una distribución de las personas usuarias en 4 grupos, de 6/7 miembros cada uno. Esta distribución sería revisable en función de las necesidades de apoyo de las personas usuarias. Cada grupo tendría un tipo de organización autónomo y casi independiente, compartiendo exclusivamente tiempos libres (descanso, T.V.) y comida con el resto de las personas usuarias del Centro. El diseño debe tener en cuenta las características y necesidades de la población destinataria y a las personas con movilidad reducida, con pérdida de estabilidad, baja visión, desorientación, etc.

El equipo de personal que trabajaría en el centro de día estaría integrado por una persona responsable del centro, personal de atención directa tanto en el apoyo para la ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) con personal auxiliar, como en la atención para la realización de actividades, con profesionales monitores/as. Asimismo, el centro contará con personal especializado en fisioterapia, psicología y trabajo social.

Para la atención a los usuarios se ha elaborado una Planificación Centrada en la Persona. Según explicó Emilio Sola, la intervención ha de articularse mediante una planificación individualizada capaz de determinar qué apoyos necesita la persona para alcanzar las metas u objetivos que desea alcanzar y esto sólo es posible mediante una planificación que se articule en torno a la persona, a sus necesidades, a sus deseos y a sus preferencias, es decir, mediante una Planificación Centrada en la Persona bajado en tres ejes.

Una intervención estimulativa o rehabilitadora para el desarrollo de las funciones cognitivas (psicoestimulación, entrenamiento en memoria, orientación a la realidad) y potenciación de habilidades (actividades y ejercicios sencillos de estimulación de capacidades para el desarrollo de actividades básicas de la vida diaria). Una segunda línea de actuación irá dirigida al ocio y actividades educativo-culturales, para el desarrollo de habilidades de autonomía. Y el tercer bloque de intervención será en torno a las funciones psicoafectivas, incluyendo, en su caso, ayudas para el manejo de trastornos del comportamiento.


Programa de acompañamiento

Estas medidas se complementarán con un programa de acompañamiento social y el transporte adaptado, cuando resulte necesario en razón de las dificultades de movilidad de las personas usuarias o de las dificultades de acceso al centro por transporte público.

El diputado de Políticas Sociales terminó su intervención comentando que el Servicio de Arquitectura, está estudiando varios emplazamientos, por lo que aún no es posible concretar más. Si está claro que se decidirá en breve, porque la intención de Sola es tener este año aprobado el proyecto y en 2022 "tenerlo en marcha", aunque sin definir la fecha exacta.

Mientras llega ese momento "se ha trabajado con entidades de discapacidad, que están elaborando la posibilidad de ofrecer actividades a personas que están en lista de espera, un total de 13 (10 para centro de día de autismo y 3 para etxebidea), de centros de día. Así, por ejemplo y mediante sendos convenios de colaboración entre el IFBS y las entidades ASPACE y AUTISMO ARABA, se están realizando actuaciones de atención diurna que pretenden paliar la carga de estas familias hasta poderles ofrecer un servicio de Centro de Día".

Los grupos junteros manifestaron su apoyo a esta iniciativa, aunque la portavoz del PP, Marta Alaña insistió en que harán falta más plazas de atención. Emilio Sola agradeció el apoyo y señaló que estará atento a las propuestas que se le hagan en esa materia. Aprovecho para recordar que su departamento está trabajando en la actualidad en el Estatuto de Centros, que se acaba de aprobar, la creación de un centro residencial de 15 plazas, la normativa para el desarrollo de la vida independiente, la formación d ellos profesionales o la ampliación del centro de día de atención del espectro autista.


Desesperación en una residencia

Tras su comparecencia y las intervenciones posteriores comparecieron online los representantes del Comité de Huelga de Residencia Caser-Alto del Prado, a petición de los grupos junteros EH Bildu y Elkarrekin Araba-Podemos/Ezker Anitza/Equo, para explicar la situación en la que se encuentran.

Tres fueron las personas que fueron desgranando la difícil situación en la que han vivido la pandemia, algunos de ellos enclaustrados en un pasillo con los residentes positivos. Contaron las dificultades que padecen por la falta de personal, con unas ratios imposibles como una persona para hacer las habitaciones de 23 residentes, la limpieza y acondicionamiento del comedor y otras tareas, a las que llegan difícilmente. Los que cuidan de los residentes andan atendiendo uno para quince personas "con una dedicación de tiempo al que es casi imposible llegar", o la limpieza durante los fines de semana, que se reduce a una sola persona para limpiar, desinfectar y atender la lavandería.

Esas situaciones junto a los salarios, las sustituciones y otros temas laborales, les llevaron a solicitar esta comparecencia para explicar su situación y contar que las inspecciones no sirven para nada. "Sabemos que habrá inspección al día siguiente cuando llega más personal a la residencia y se hace una limpieza a fondo de toda la instalación", comentaba una de las intervinientes en la comparecencia, que también lamentaba que en esos momentos no se habla con los trabajadores

Por esa razón "se está desaprovechando la oportunidad de escuchar a la gente que está en primera línea para poder ofrecer un mejor servicio a los usuarios, porquer los inspectores ni nos miran".

noticias de noticiasdealava