Consecuencias de la pandemia

Los hosteleros alaveses exigen compensaciones por las restricciones

Reclaman la devolución de la retención por alquileres de 2020 y la suspensión de la de 2021

31.03.2021 | 13:21
Rueda de prensa de las asociaciones hosteleras en la plaza Virgen Blanca.

Las asociaciones y plataformas de hostelería SOS Ostalaritza, Hosteler@s de Vitoria y Álava, Asociación de Hostelería de Álava Aenkomer, Kutxiko Taskeroak y Ashovi han mostrado este miércoles su indignación con las nuevas restricciones por parte del ejecutivo de Urkullu y han presentado sus reivindicaciones a las instituciones.

Al Gobierno Vasco le han exigido indemnizaciones para los establecimientos que no puedan trabajar al 100% de su capacidad y horario y una complementación salarial a los trabajadores que se encuentren en un ERTE. Por otro lado, a la Diputación Foral de Álava le han pedido la devolución de la retención por alquileres correspondiente al 2020 y la suspensión de la del 2021 así como la reducción del IRPF.

Por último, a los ayuntamientos les han reclamado la devolución de las tasas de veladores y basuras del año pasado, la supresión de las de este año y la agilización de la instalación de toldos en aquellos locales que no los disponen todavía. Para conseguir estas medidas han convocado una manifestación el sábado día 10 de abril a las 19:00 horas en la plaza Bilbao en Gasteiz y en la plaza Moyua en Bilbao.


"No aguantamos más"

"Estamos al borde del precipicio, no aguantamos más los continuos ataques contra los hosteleros. Llevamos más de un año con cierres, limitaciones de aforo y de horario y no estamos trabajando para llevar un suelo digno a casa. Pues el Gobierno Vasco piensa que no es suficiente y ahora se inventa una tasa de incidencia de 400 por 100.000 para ahogarnos un poco más", ha explicado el portavoz de SOS Ostalaritza, Carlos Sobrón.

Ha asegurado también que más del 45% de los locales no tienen terraza y que otro 30% tienen menos de cuatro mesas. "Una vez más nos vemos afectados por la pésima gestión por parte de Urkullu y seguimos sin indemnizaciones económicas suficientes ni rápidas. Las limosnas que saben vender tan bien mediáticamente llegan tarde, nos llevan dando largas en las instituciones más de un año, excusas que a estas alturas no nos creemos y que no hacen más que aumentar nuestro hartazgo y desesperación".

,