Alerta sanitaria

La nueva campaña de inspección de mascarillas incidirá en las de rejilla

El proyecto, impulsado por Kontsumobide, se pondrá en marcha el miércoles

27.03.2021 | 00:50
Personas andando por la calle con mascarilla. Foto: Alex Larretxi

El consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Javier Hurtado, anunció ayer en el Pleno de Control del Parlamento Vasco una nueva campaña de inspección de mascarillas higiénicas que pondrá en marcha el Instituto Vasco de Consumo (Kontsumobide) el próximo miércoles día 30, tras la entrada en vigor de una nueva orden de etiquetado impulsada por el Ministerio de Consumo. En concreto, la entidad incidirá de manera especial en las mascarillas de rejilla y el control irá más allá de verificar un correcto etiquetado, tomando muestras que se enviarán al laboratorio para analizar la efectividad de la filtración bacteriana.

Kontsumobide ya ha realizado varias campañas adaptadas a las puntuales circunstancias respecto a la comercialización de mascarillas higiénicas y EPI, pero tras detectar irregularidades en los etiquetados ha optado por impulsar una nueva con carácter sancionador. La organización, de hecho, considera que el mercado ha tenido un plazo de tiempo suficiente para adaptarse a la normativa.

Estudio reciente Según un reciente estudio elaborado por Kontsumobide, el 69% de las mascarillas higiénicas y EPI muestran errores u omisiones en el etiquetado que en muchas ocasiones pueden corregirse. En el caso de las que se comercializan por Internet el porcentaje llega a ser incluso del 100%.

Así lo constató la entidad tras llevar a cabo una campaña de inspección en los primeros compases de esta segunda ola de la pandemia, entre julio y noviembre de pasado 2020. De ella quedaron exentas las mascarillas quirúrgicas, de cuyo control se encargan las autoridades sanitarias.

En total, se examinaron 53 establecimientos comerciales, 40 de venta de mascarillas higiénicas y otros trece de EPI y se hallaron deficiencias o incumplimientos en el contenido del etiquetado en 37 de ellos. En consecuencia, se inmovilizaron un total de 10.914 mascarillas, de las que 2.429 eran de tipo EPI y 8.485, higiénicas de nueve modelos distintos.

Y es que la inmovilización de las mascarillas con etiquetado deficiente fue una de las actuaciones derivadas de la campaña, que se completó con la solicitud de subsanación de los errores apreciados. En el material inmovilizado, los principales errores detectados eran la no especificación de los datos del fabricante, la inclusión de información que podía inducir a error o la ausencia de las instrucciones exigidas.

En el caso de las mascarillas que se comercializan online, Kontsumobide contó con la colaboración del Ministerio de Consumo, que asignó la plataforma multimarca a evaluar. Además, también se analizaron nueve webs ubicadas en la CAV, en las que se realizaron otras tantas actuaciones al hallarse distintas irregularidades en el etiquetado.

En las 16 actuaciones efectuadas en la plataforma, el resultado fue el mismo, detectándose déficits en todos los casos. Los errores identificados en las mascarillas de venta online no diferían en gran manera de los detectados en las tiendas, ya que las principales carencias son las referentes a la ausencia de información sobre la empresa responsable o la no inclusión de la advertencia que indica que el producto no es sanitario ni tampoco un equipo de protección.

Hurtado destacó ayer en la Cámara de Gasteiz que la nueva campaña que pondrá en marcha Kontsumobide desde esta próxima semana "incidirá en las mascarillas de rejilla" e insistió en que tendrá "carácter sancionador si se observan irregularidades".

El parlamentario del PSE, Txarli Prieto, preguntó en el Pleno del Parlamento sobre esta nueva campaña de inspección que se va a poner en marcha una vez que entre en vigor la nueva orden sobre etiquetado y características de las mascarillas higiénicas de Consumo.

"Numerosos incumplimientos" Hurtado incidió en que Kontsumobide, dentro de sus competencias, ha realizado varias campañas "adaptadas a las circunstancias de cada momento", desde el punto de vista de medidas sanitarias y también de evolución del mercado y del producto de mascarillas. Según recordó, estas campañas analizaron la situación del etiquetado en la comercialización de mascarillas higiénicas y EPI, ya que las quirúrgicas por ser producto sanitario, no entran en sus competencias. "Tras detectar numerosos incumplimientos en el etiquetado en la anterior campaña informativa de modelos de mascarillas, y que en su mayoría fueron subsanados, se ha ordenado esta nueva campaña que tendrá carácter sancionador", concluyó.

"Extremar las precauciones"

Cuidado con las compras 'online'

Advertencia. El consejero Javier Hurtado ya expresó su "preocupación" el pasado febrero por los frecuentes errores en el etiquetado de las mascarillas, que en el caso de las que se venden on line afectan al 100% de los productos, según Kontsumobide. "Consideramos que los derechos de las personas consumidoras están más expuestos en este tipo de soportes, ya que en muchos casos no se ofrecen datos de las empresas fabricantes, lo que dificulta la reclamación ante ellas", señaló Hurtado, que subrayó la necesidad de "extremar las precauciones" y estar "especialmente atentos" en estas compras online.

noticias de noticiasdealava