Cerveza de Euskadi

Quinto año de experimentación con el lúpulo en Berantevilla

El proyecto, liderado por UAGA, cuenta con el apoyo del Gobierno Vasco y los cerveceros de Euskadi

21.03.2021 | 00:39
Un agricultor muestra ejemplares de lúpulo. Foto: DNA

Gasteiz – Tras cinco años de seguimiento, el proyecto de innovación Lupulus, liderado por UAGA para la activación de la cadena de valor de la cerveza de Euskadi, continúa con el ensayo de variedades de Berantevilla, mediante el compromiso de EGE (Asociación de productores de cerveza vascos), Neiker y UAGA, y la implicación del agricultor Ángel López de Torre para mantener el ensayo durante 10 años.

Según informa UAGA, se ha ensayado con 300 plantas de seis variedades de lúpulo distintas: Cascade, Perle, Nugget, Magnun, Spalt y Saaz en una parcela de 1.200 metros cuadrados situada en Berantevilla. Se han recogido tres cosechas, 2018, 2019 y 2020, sin haber alcanzado aún la plena producción del cultivo, ya que la última de ellas alcanzó solo el 40% de lo que puede producir a pleno rendimiento.

Neiker se encarga de evaluar el comportamiento de las distintas variedades y ha presentado los resultados de la campaña 2020 en un congreso de la Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas formando parte del grupo operativo Lúpulos de Calidad.

Este grupo, formado por 8 equipos de trabajo de 3 comunidades autónomas, presentó las novedades del proyecto Innovaciones en el cultivo de lúpulo en España para mejorar la sostenibilidad de las explotaciones agrícola a través de una jornada telemática en la que intervinieron todas las instituciones y entidades implicadas, entre ellas Neiker y cerveceros vascos.

Este proyecto, financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, está destinado a mejorar la competitividad de las explotaciones de lúpulo a través del manejo sostenible del cultivo. Los grupos centrados en la investigación, como la Universidad de León, el Campus Terra de la Universidad de Santiago de Compostela y los Institutos de Investigación; ITACYL (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León), Agacal (Agencia Gallega de Calidad Alimentaria) y Neiker (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario) explicaron los avances conseguidos en torno a los principales objetivos del proyecto.

Estos objetivos giran sobre temas como el control sostenible de plagas y enfermedades, la optimización de los sistemas de riego y fertilización, así como sobre la sostenibilidad medioambiental y económica de las explotaciones.

La campaña de 2020 ha sido una campaña complicada en lo climatológico y en lo sanitario, con pérdidas de producción y calidad. La variedad Cascade ha sido la más productiva, mientras que, en cuanto a calidad, Magnum ha obtenido el valor más alto de acidez alfa.

noticias de noticiasdealava