Nuevas farolas fotovoltaicas en la zona rural de Llodio

Durante los últimos días se han instalado nuevos puntos de luz en los entornos de los caseríos de Solloa, Lusubeilanda, Casille y Altamira

08.02.2021 | 00:39
Nuevas farolas fotovoltaicas en la zona rural de Llodio

Llodio – Entre los objetivos prioritarios del equipo de Gobierno de Llodio se encuentra la mejora y renovación de la iluminación pública existente, así como la instalación de nuevos puntos de luz. De este modo, durante los últimos días se ha procedido a la colocación de nuevas placas fotovoltaicas en varias zonas rurales del municipio.

El concejal de Servicios y Barrios, Joseba Amondo, ha informado de que "debido a la ausencia de alumbrado en varias zonas rurales de la localidad se ha decidido llevar a cabo la instalación de cuatro farolas exteriores con paneles fotovoltaicos en los entornos de los caseríos de Lusubeilanda, Casille, Altamira y Solloa". La iniciativa se adapta así al estudio realizado hace un año que indicaba que las áreas a tratar "requerían de un procedimiento y un suministro especializados", recuerda Amondo, que explica así los motivos que han llevado al Ayuntamiento a contratar un servicio "con capacidad técnica y tecnológica de acuerdo con las necesidades del entorno".

Fue en el año 2020 cuando se comenzó con este proyecto, que tiene como objetivo dotar a las zonas rurales de Llodio de una iluminación eficaz, al tiempo que responsable con el ecosistema natural. En concreto, se destinaron un total de 14.701,50 euros para colocar seis puntos de iluminación en lugares del municipio como Launtxugoikoa, Goienuri-Atxe y Motxotekale, "que han tenido una gran acogida vecinal", finaliza Amondo.

En Amurrio Por su parte, en el vecino Amurrio está concluyendo el suministro, instalación y mejora de las instalaciones del alumbrado público exterior en las calles del centro urbano mediante el uso de luminarias con tecnología LED. Las nuevas luminarias contabilizan un total de 2.000 unidades, aproximadamente, lo que supone la renovación de alrededor del 85% del alumbrado público de la localidad; además de una mejora de la luminosidad en las calles del municipio, así como un incremento en el ahorro energético y una reducción de las emisiones contaminantes para el medio ambiente.

El cambio de las luminarias se ha realizado en función del tipo de alumbrado actual de cada una de las zonas urbanas. Así pues se distinguen cuatro modelos diferentes: las viales, de las que se utilizan dos tipos distintos dependiendo de las necesidades de la vía a alumbrar; las ambientales, que están destinadas a aceras, zonas peatonales, parques y jardines; los proyectores para rotondas e iluminaciones puntuales; y, por último, las luminarias tipo villa que se integran en las zonas peatonales como las áreas de la Iglesia de Santa María y del Paseo Elexondo.

Estas tareas se han promovido por parte del Ayuntamiento amurrioarra con una inversión que ronda los 860.000 euros y que ha sido cofinanciada por la Unión Europea, con cargo al Programa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

De esta manera se da continuidad a la filosofía municipal de mejora de la eficiencia energética y reducción de la contaminación lumínica, buscando una mayor eficiencia en las instalaciones, consiguiendo el doble objetivo de mejora de la calidad de la iluminación y del cuidado del medio ambiente. Se trata de una de las acciones que redundan en el compromiso municipal en la lucha contra el cambio climático y la reducción de los gases de efecto invernadero; al tiempo que se refuerza la iluminación de zonas especialmente sensibles como pasos de cebra y lugares de escasa visibilidad, entre otras.