El 'brexit' incrementa en un 20% las importaciones a través del PIF de Foronda

Desde el 1 de enero los productos de consumo humano procedentes del Reino Unido pasan por aduanas europeas como la de Foronda 

07.02.2021 | 00:21
El aeropuerto de Foronda ha visto incrementado en los últimos años su tráfico de pasajeros, pero basa su potencial desde hace décadas en la carga. El PIF, recuperado en 2018, contribuye a su posicionamiento como cuarto aeropuerto de carga del Estado.Foto: Josu Chavarri

Vitoria – La salida del Reino Unido de la UE, con todo el trauma que ha supuesto para el proyecto europeo y las consecuencias económicas que va a acarrear en ambas orillas del Canal de la Mancha, tiene también sus contrapartidas positivas, concretamente para el territorio alavés. El Puesto de Inspección Fronterizo de Foronda (PIF), que ejerce las funciones de aduana europea para productos perecederos, ha experimentado un importante incremento en su actividad desde que el pasado 1 de enero finalizó el periodo transitorio y el Reino Unido quedó a todos los efectos fuera de la Unión Europea.

Según ha podido saber DIARIO NOTICIAS DE ÁLAVA, durante la primera quincena de enero el 20% de las inspecciones que realiza Sanidad Exterior del Gobierno de España en Foronda en materia de productos de Farmacia importados procedía del Reino Unido, porcentaje muy similar al correspondiente a productos veterinarios, el otro ámbito en el que el aeropuerto de Vitoria ejerce de aduana.

El aeródromo recibe cinco vuelos directos semanales procedentes del aeropuerto de East Midlands, y desde el arranque de 2021 Sanidad Exterior inspecciona todos los productos de Consumo Humano procedentes de estos aviones, ahora que el Reino Unido está fuera de la Unión Europea. Se trata de productos sanitarios, cosméticos, medicamentos y alimentos, que llegan a Gasteiz tanto como importaciones comerciales como en forma de envíos particulares.

En el caso de los paquetes fiscalizados a través del servicio de inspección de Farmacia se han producido algunos rechazos en estos primeros quince días del año, debido a la falta de registros y trámites administrativos, necesarios en la nueva situación. Desde la Delegación del Gobierno explican que las empresas están todavía adaptándose a la nueva situación, y se confía en que "en poco tiempo se habrá normalizado".

En lo relativo a la inspección veterinaria, a Foronda llegan desde el Reino Unido pequeños envíos de particulares, y sobre todo muestras comerciales para estudios de empresas (bebidas alcohólicas, cereales y galletas, complementos alimenticios y aromas). Desde la Delegación afirman que en este caso no ha habido ninguna incidencia, ningún rechazo, ni problemas en los flujos, y se añade además que la incidencia sobre el PIF de la salida del Reino Unido de la UE "ha sido la esperada y no ha generado problemas".

Por otro lado, si bien el control de mercancías que llegan por vía aérea ha crecido un 20% este año, en el caso de las importaciones por carretera o ferrocarril la situación no ha variado, por el momento, con respecto al año pasado.

Espacios como el de Foronda son la única puerta de entrada a la UE de este tipo de productos importado desde terceros países, y con la salida del Reino Unido el Punto de Inspección Fronteriza del aeródromo vitoriano ha encontrado un balón de oxígeno tras una época difícil. Permaneció inactivo entre 2013 y 2019, tras haber constituido una referencia en el tráfico internacional de productos de origen animal y animales vivos refrigerados (mariscos) desde 1996.

Hasta su reapertura, hace casi tres años se aprovechó para construir un acceso higiénico para personal no inspector, un acceso separado dotado de material higiénico de un solo uso o lavamanos de accionamiento no manual, y se instaló un registrador automático de temperatura en las cámaras con alarma de temperatura.

En mayo de 2018 se reabrió el PIF con el aval de la Comisión Europea, pero la decisión llegó tarde porque ya se había frustrado el acuerdo que Decoexsa, DHL y la Cámara de Comercio alavesa trabajaban con exportadores de pescado marroquí para introducir sus productos en la UE por Vitoria.

Aunque Foronda quedaba habilitado por Bruselas para la importación de productos de origen animal (no vivos) para el consumo humano, embalados, con y sin requisitos de temperatura, la reapertura no trajo consigo más vuelos. Acechaba al aeropuerto el fantasma de una nueva clausura, posibilidad que la Comisión Europea zanjó garantizado la continuidad del PIF en noviembre de 2019. Tres meses después llegó la pandemia.

En la actualidad, según la respuesta escrita de la diputada de Desarrollo Económico, Innovación y Reto Demográfico, Pilar García de Salazar; a una pregunta de la juntera del PP Ana Morales sobre el PIF, en la actualidad cuatro empresas hacen uso del puesto de Foronda, una de las ocho aduanas aeroportuarias europeas que hay en el Estado.

exportaciones en Foronda

20%

Durante la primera quincena de enero el 20% de las inspecciones que realizó Sanidad Exterior del Gobierno de España en Foronda tanto en materia de productos de Farmacia como de productos veterinarios procedía del Reino Unido. La incidencia sobre el PIF del brexit, señalan desde el Ejecutivo de La Moncloa, "ha sido la esperada y no ha generado problemas".

Brexit

31 de enero de 2020. El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte dejó de ser Estado miembro de la UE y pasó a tener la consideración de tercer país el 31 de enero de 2020, tras la ratificación del Acuerdo sobre la Retirada del Reino Unido de la Unión Europea y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica. El Acuerdo de Retirada entró en vigor al día siguiente.

31 de diciembre de 2020. El Acuerdo de Retirada preveía un periodo transitorio desde su entrada en vigor hasta el 31 de diciembre de 2020, durante el cual el Derecho de la Unión ha seguido aplicándose en y al Reino Unido, con determinadas excepciones. Su finalidad principal era ofrecer un plazo para la preparación de los ciudadanos, de los actores económicos y de las administraciones a la nueva situación, así como proporcionar un marco de estabilidad para la negociación de un acuerdo sobre la relación futura entre la Unión Europea y el Reino Unido.