Primera baraja para conocer la vendimia

'Vendimiando en Bodegas Loli Casado' es un juego apto para todas las edades que sirve para llegar a comprender las dificultades a las que se tienen que enfrentar los agricultores hasta que las uvas llegan a la bodega

15.11.2020 | 02:16
Juego de cartas. Foto: P.J.P.

Con la idea de difundir una parte de la cultura del vino y, por otra, con el ánimo de ofrecer una alternativa de entretenimiento entre amigos o en la propia familia, Bodegas Loli Casado ha desarrollado, con la colaboración del hijo de los bodegueros, Loli y Jesús, Asier Astorga Casado, un juego de mesa en el que el viñedo y las circunstancias que rodean su cuidado son los protagonistas.

De esta manera, Vendimiando en Bodegas Loli Casado es el primer juego de mesa relacionado con el viñedo diseñado y desarrollado por una bodega familiar de Rioja Alavesa. Se trata de un juego de cartas de producción limitada a 500 copias con el que quieren acercar y difundir de una forma sencilla, pero real, los múltiples factores que acompañan al desarrollo de la viña hasta que llega la vendimia. En el juego aparecen los factores perjudiciales como granizo o las enfermedades pero también otros beneficiosos como la fauna que controla de forma natural las plagas, que ayudan a comprender mejor las dificultades que padecen cada año los viticultores hasta que las uvas entran sanas en las bodegas.

La baraja se presenta de una forma atractiva y comprensible para público de todas las edades, y así pueda ser jugado tanto en familia, como con amigos o incluso por los más pequeños de la casa. Las cartas presentan diseños divertidos y vistosos con los que jugar partidas rápidas y fomentar una sana rivalidad.

El juego consta de 54 cartas entre las que están representadas las tres variedades de uva utilizadas en la bodega: graciano, tempranillo y viura. Los jugadores irán acumulando estas cartas con las que, al final de la partida, podrán elaborar mostos de Bodegas Loli Casado: Jaun de Alzate, Polus Graciano, Polus Tempranillo, Polus Viura y Polus Rosado. Pero, además de las uvas, también están las cartas de eventos que representan diferentes factores que afectan al viñedo. Algunas de estas cartas muestran aspectos que pueden ser beneficiosos para la vid, mientras que otros pueden afectarle negativamente.

El juego A la hora de jugar a Vendimiando en Bodegas Loli Casado, hay que meterse en el papel del viticultor y prepararse para el duro trabajo y la incertidumbre en el viñedo. Cada viña es diferente y, por lo tanto, a la hora de preparar la mesa de juego, se colocan todas las cartas bocabajo como más guste para plantar una viña diferente en cada partida. Durante el turno de cada jugador, se levantará una carta. Si se trata de una carta de uva, se guarda hasta el final de la partida para elaborar mostos. Pero, si es una carta de evento negativo, hay que aplicar su efecto, que puede ser desde perder uno o dos turnos de levantar cartas e incluso retirar todas las que rodeen la levantada en el caso del mildiu, y después se mandará a la pila de descarte. Las cartas que representan factores beneficiosos para la vid ayudarán durante la partida, permitiendo levantar más cartas durante el turno o haciendo que los rivales pierdan las suyas.

Cuando no quede ninguna carta por levantar, cada jugador volverá a su bodega y combinará las uvas que haya vendimiado para preparar mostos, cada uno con su valor propio. El jugador que consiga una mayor puntuación con los mostos que haya podido elaborar, ganará la partida. Estos mostos fermentarán en depósitos de la bodega y, con el tiempo, se convertirán en vino.

Para facilitar el juego, Vendimiando en Bodegas Loli Casado cuenta con un reglamento que se acompaña en cada baraja y además, a través de las redes sociales, se pueden disfrutar de juegos ya realizados.